Alcohol entre los inmigrantes

Alcoholismo y depresión. (Foto Christian Helmle)

(swissinfo.ch)

La falta de integración es un factor de adicción al alcoholismo de muchos extranjeros en Suiza.

FISP, una Oficina de prevención, en Zúrich, informa y asesora a los inmigrantes extranjeros.

Fuera de otras drogas y más allá del consumo de alcohol en el medio escolar, el alcoholismo entre los inmigrantes extranjeros en Suiza es un tema que preocupa a las agencias de prevención y a los sectores suizos de la salud.

“Entre todos los grupos representados entre los inmigrantes extranjeros en Suiza, sobre todo españoles, portugueses, latinoamericanos y tamiles, el alcohol es la adicción con mayor efecto, alcance y consecuencias”, explica Joseph Oggier, director de la Oficina de Prevención de Adicciones y Promoción de la Salud (FISP) en Zúrich.

Efectos diferentes

En la región de Zúrich viven cerca de 260.000 inmigrantes de las más diversas culturas y nacionalidades. La FISP asesora, coordina y desarrolla proyectos preventivos.

“Sin embargo, el efecto del alcohol no es siempre el mismo. En el Islam el alcohol no está bien visto, mientras en las culturas cristianas está bien fundamentado. La influencia del alcohol tiene que ver con el ámbito social en que se mueven los inmigrantes”, agrega Oggier.

Entre los inmigrantes extranjeros el alcohol es una adicción más grave que la de otras drogas. Tiene una función social, hay muchos lugares para consumirlo, es más barato y de más fácil acceso. Tiene, además, otros efectos graves como la violencia doméstica y de género o los efectos en los accidentes de tráfico.

Testimonio

Joseph Oggier cita el testimonio de un joven inmigrante que, después de haber consumido varias drogas duras, aseguraba que de lo único que no podía liberarse era del alcohol.

“La falta de perspectivas y de integración de los inmigrantes en la sociedad suiza es un factor de adicción. La situación de ilegalidad de algunos inmigrantes africanos es un ejemplo. El aislamiento, la falta de contactos es un factor de adicción más frecuente entre los inmigrantes que entre los suizos”, precisa el director de la FISP.

En términos de trabajo preventivo Oggier señala que es importante que los inmigrantes extranjeros entren en contacto con las organizaciones especializadas. El director de la FISP concluye: “estas organizaciones deben acercarse a ellos, informarlos en sus idiomas. Hay que acercarse a ellos de forma activa y escucharlos para apoyarlos”.

Swissinfo, Jaime Ortega

×