Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ataque al semanario Charlie Hebdo Francia en choque tras atentado

A las afueras del semanario Charlie Hebdo, tras el ataque que se produjo alrededor de las 11.30 de este miércoles. 

(AFP)

Doce personas murieron, entre ellos 4 conocidos caricaturistas, en el atentado que al filo el medio día sufrió  la sede de la publicación satírica Charlie Hebdo. El presidente francés François Hollande calificó al hecho de ataque terrorista. El mundo mira hoy hacia París y las reacciones se multiplican: La presidenta suiza, Simonetta Sommaruga, condenó también con firmeza el atentado. 

Hombres armados y encapuchados dieron muerte a tiros a 12 personas en las oficinas del semanario Charlie Hebdo. Según testimonios citados por la policía parisina, los agresores gritaron “hemos vengado al profeta”, antes de huir del lugar.

Sin confirmaciones de la relación con el atentado de hoy, Charlie Hebdo había publicado este miércoles en primera plana una caricatura sobre la aparición de la nueva novela del controvertido escritor Michel Houellebecq 'Sumisión'. Este autor francés presenta una obra de ficción en la que describe a una Francia islamizada en 2022, tras la elección de un presidente musulmán. En la caricatura de la más reciente edición de la revista se hace decir a un Houellebecq caricaturizado: "Las predicciones del mago Houellebeck: en 2015 pierdo mis dientes... En 2022, hago el Ramadá".

Alerta máxima

El primer ministro francés Manuel Valls decidió establecer el plan Vigipirate a nivel “alerta atentado” en la región de la Isla de Francia, tras el atentado y el presidente francés, François Hollande, se dirigió de inmediato al lugar del ataque.

"Este es un ataque terrorista, no hay duda respecto a eso", dijo Hollande ante los micrófonos de los periodistas allí reunidos. “Estamos en un momento extremadamente difícil”, aseguró y afirmó que los delincuentes serán perseguidos y castigados.

Entre los fallecidos se encuentran cuatro conocidas figuras de la publicación. Se trata Charb, Cabu, Wolinski y Tignous. Charb, es decir, Stéphane Charbonnier, era el editor de la revista. Otras 20 personas están heridas, y unas cinco de ellas están heridas de gravedad.

Un oficial describió la escena dentro de las oficinas del semanario como una “masacre”.

"Dos hombres con capuchas negras entraron al edificio con Kalashnikovs (fusiles de asalto)", dijo Benoit Bringer a la televisión local. "Unos pocos minutos después escuchamos muchos disparos", añadió.

Un video realizado por personas que se protegen del tiroteo muestra como dos enmascarados con armas Kalaschnikow atacan a la redacción de Charlie Hebdo, situada en la zona doce de París.

Francia ya se encontraba en alerta por los llamados que hicieron el año pasado militantes islamistas a atacar a ciudadanos e intereses galos, en represalia por las ofensivas de militares francesas contra bastiones extremistas en Oriente Medio y África.

Y cabe recordar que en noviembre del 2011, un ataque con una bomba incendiaria destrozó las oficinas de Charlie Hebdo - un semanario que siempre ha generado controversia por sus sátiras sobre líderes religiosos y políticos - tras la publicación de unas viñetas con la imagen del Profeta Mahoma en su portada. El último tuit en la cuenta de Charlie Hebdo se había burlado de Abu Bakr al-Baghdadi, líder del grupo insurgente Estado Islámico, cuyos miembros han tomado control sobre vastas zonas de Siria e Irak.

"Barbarie"

En el mundo las reacciones al más alto nivel ya se han producido, desde Moscú hasta Berlín, Bruselas, Londres y Washington. 

"La Casa Blanca se solidariza con los familiares de aquellos que han muerto o han resultado heridos en este ataque", expresó el portavoz del presidente estadounidense Barack Obama.

El presidente de la Comisión europea Jean-Claude Juncker condenó de "intolerable, una barbarie", el acto cometido en París. 

También en Berna, la presidenta suiza Simonetta Sommaruga condenó con firmeza el ataque en  Twitter: "Suiza condena firmemente el atentado cometido en París y presenta sus condolencias a Francia".

Poco después, el portal del Gobierno de Suiza expresó en un comunicadoEnlace externo su reprobación al atentado de París: "En nombre de la población suiza presentamos a los familiares de las víctimas del ataque a la redacción de la revista Charlie Hebdo nuestro profundo pesar". 

En el documento en línea se inscribe que la presidenta Simonetta Sommaruga condena en nombre de todo el Consejo Federal el atentado contra los derechos humanos y la libertad de opinión y de prensa. "Este ataque muestra que estos derechos fundamentales y la libertad en las democracias occidentales no es evidente y que debe ser defendido con todos los medios. 

Día negro para la libertad de expresión

Representantes de los medios suizos también expresaron su indignación, al hacer mención de un "día negro" para la libertad de prensa. El Sindicato Suizo Mass media (SSM) llamó a una marcha de protesta este mismo miércoles a las 18:30 en la Plaza Federal, en Berna.

El director de la revista, Stéphane Charbonnier, en 2012.

(Reuters)

Por su parte, en Francia, las comunidades musulmanas lamentan, indignadas, este acto. El Consejo Francés de la Fe Musulmana habló de un acto “barbareo” contra la democracia y la libertad de prensa”. 

Reacciones a la sátira de Charlie Hebdo

En todo caso, la revista es bien conocida por tocar las fronteras de lo políticamente correcto, al señalar a políticos, grupos religiosos y de extrema derecha en sus caricaturas y provocar de este modo las críticas. Por ejemplo, en septiembre de 2012, las protestas de la comunidad musulmana no se hicieron esperar cuando uno de los dibujos de 'Charlie' mostró al profeta desnudo en posición de rezar con una gran estrella amarilla en el trasero.  El editor de Charlie Hebdo indicaba entonces que "los extremistas religiosos no están esperando a 'Charlie' para actuar con violencia, ni tampoco la necesitan como pretexto". 

La lógica del diente por diente 

Según Jacques Baud, especialista suizo del terrorismo, esta masacre inédita -al menos en Francia- contra una redacción "está en la lógica del islamismo radical que espera responder a un ataque con otro ataque. Incluso si hace casi 10 años ya de la publicación de las caricaturas de Mahoma en Charlie Hebdo, los terroristas han dado su respuesta sangrienta a aquello que estiman como un ataque al profeta". 

Baud espera que Francia no caiga en la trampa tendida por los terroristas. "No es necesario, por ejemplo, que a nombre de la libertad de prensa, se publiquen de nuevo esas famosas caricaturas".

"Este ataque es justo una consecuencia de la lógica frontal, binaria que se instaló tras el 11 de septiembre: si no está con nosotros, está contra nosotros". señaló el experto a Frédéric Burnand de swissinfo.ch, al analizar las razones del ataque de hoy en París. Pero, en su opinión, los gobiernos no tienen otra estrategia que la militar o policiaca. "En lugar de golpear duro a la manera del karateca, sería más pertinente inspirarse del aikido, que utiliza la fuerza del adversario para debilitarlo".

swissinfo.ch

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes