Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Barómetro: el medio ambiente en primer plano




El accidente nuclear de Fukushima ha dejado su huella, al menos temporalmente, en las preferencias políticas en Suiza. (Keystone)

El accidente nuclear de Fukushima ha dejado su huella, al menos temporalmente, en las preferencias políticas en Suiza.

(Keystone)

Hacia arriba los Verdes Liberales, el Partido Burgués Democrático y la Unión Democrática del Centro. Hacia abajo liberales radicales, democristianos y socialistas.

Estos son los datos más destacados que se desprenden del último sondeo realizado por el ente público suizo SRG SSR, que mide las consecuencias políticas del accidente nuclear en Fukushima.

Las encuestas electorales revelan generalmente tendencias que pueden confirmarse el día de la votación pero que, a menudo, se ven condicionadas por factores excepcionales, que influyen en el estado de ánimo temporal de la opinión pública.
 
Así, en el primer barómetro electoral de la SRG SSR, efectuado en octubre pasado por el Instituto gfs.bern, había pesado en particular el efecto de la elección para el gobierno de la socialista Simonetta Sommaruga y del liberal radical Johann Schneider-Ammann. El Partido Socialista (PS) y el Partido Liberal Radical (PLR) consiguieron una ligera ventaja.

 
En enero, cuando se hizo la segunda encuesta, fue en cambio la Unión Democrática del Centro (UDC) la que sacó provecho del éxito obtenido pocas semanas antes en la votación federal sobre la expulsión del país de los delincuentes extranjeros. Ahora, como era de esperar, son principalmente los dos partidos ecologistas los que recogen los réditos políticos del acontecimiento número uno de estos últimos meses, la catástrofe nuclear de Fukushima, en Japón.
 

Según el último barómetro electoral, realizado entre el 4 y el 16 de abril, el medio ambiente regresó al primer plano de las preocupaciones de los suizos. Para el 29% de los encuestados los cambios climáticos y las catástrofes ambientales son los problemas más urgentes que los políticos suizos tienen que resolver actualmente. Les siguen las cuestiones relacionadas con la migración, prioritarias para el 19% de los sondeados, y el desempleo (8%).

Verdes liberales y PBD favoritos

En cuanto a los partidos, la UDC se mantiene firmemente en el primer puesto con el 29,9% de las preferencias, un cifra nunca alcanzada por ninguna formación desde 1919. La formación de derechas, que sube un 1% en comparación con las elecciones federales de 2007, logra con éxito absorber incluso la división interna, que propició hace tres años el nacimiento del Partido Burgués Democrático (PBD).

En la izquierda, el Partido Ecologista Suizo (PES) se beneficia del debate sobre la energía atómica para llegar al 10,9% (+1,3% respecto a 2007). Los socialistas, en cambio, no han sido capaces de aprovechar su postura antinuclear: el PS baja al 17,7%, lo que supone una pérdida del 1,8% en comparación con la últimas elecciones federales.

En el centro se confirmó la progresión de dos partidos emergentes, en detrimento de las dos grandes fuerzas históricas. Los Verdes Liberales llegan al 5,7% (+4,3%), mientras que el PBD consigue el 3,5% de las intenciones de voto. Baja el PLR, hasta el 15,2% (-2,5%), así como el Partido Demócrata Cristiano (PDC), que no supera el 12,7% (-1,8%). A los democristianos y liberales radicales no parece que les haya ayudado su repentino cambio de posición sobre la energía nuclear, adoptado tras la catástrofe de Fukushima.

Soluciones pragmáticas

El accidente nuclear en Japón ha desplazado la atención pública del debate sobre los extranjeros y las cuestiones medioambientales, pero sigue siendo difícil predecir si las consecuencias políticas durarán hasta las próximas elecciones, programadas para dentro de seis meses.
 
“El efecto Fukushima se ha dejado sentir parcialmente en los resultados de las últimas elecciones cantonales y en las intenciones de voto de cara a los próximos comicios federales. Pero creo que no debe sobrevalorarse y que será superado por otros temas antes del 23 de octubre”, señala Claude Longchamp, responsable del Instituto gfs.bern.
 
Según el politólogo, se podría predecir un efecto duradero si el desastre nuclear hubiese  suscitado una fuerte movilización electoral e incluso, un voto de protesta -como fue el caso recientemente en Alemania, en las elecciones regionales de Baden-Württemberg. Sin embargo, esta movilización no se ha producido en las elecciones cantonales celebradas después del 11 de marzo y ni siquiera queda reflejada en la encuesta para las próximas elecciones federales.
 
“El electorado suizo parece preferir soluciones pragmáticas en lugar de las dogmáticas en materia de política energética”, estima Longchamp. Según el sondeo, el 65% de los encuestados se mostraron en la actualidad favorables o más bien favorables a una renuncia de las centrales nucleares, aunque el 92% optaría por una sustitución gradual de la energía atómica por las energía renovables.

Tendencia confirmada

Efecto Fukushima o no, el último barómetro electoral confirma la tendencia emergente de las elecciones cantonales celebradas en los últimos cuatro años. Entre los ganadores encontramos de hecho a la UDC, que ha reforzado su propio electorado en casi todos los comicios regionales.
 
También avanza a buen ritmo el PES en los cantones en los que se ha presentado, además de los Verdes Liberales y el PBD. En cambio, han perdido votos el PS, el PLR y el PDC. Los tres partidos que determinaron mayoritariamente la política suiza en el siglo pasado, solo a seis meses para invertir revertir esta tendencia y detener su descenso.

Quinta suiza excluida

El tecer barómetro electoral de la SRG SSR se llevó a cabo entre el 4 y 16 de abril por el Instituto gfs.bern. Se preguntó a 2.011 personas

en todas las regiones lingüísticas del país.

En cambio no se sondeó a los

suizos residentes en el extranjero, de los que

135.000 están inscritos en los registros electorales.

El Ministerio suizo de Exteriores decidió no poner a disposición de las entidades de investigación política las direcciones de los nacionales en el extranjero, para garantizar la protección de sus datos personales.

Según Claude Longchamp, es una limitación importante para la preparación y exactitud del barómetro electoral, desde que las preferencias políticas de los ciudadanos expatriados no se corresponden de manera uniforme con las de los ciudadanos suizos que viven en el territorio nacional.


(Adaptación: Iván Turmo), swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×