Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cambio climático El Banco Nacional Suizo debe revisar sus inversiones

Humo que sale del tubo de escape de un coche en marcha

El banco central de Suiza debe duplicar sus inversiones en activos verdes y canalizar menos fondos a los proyectos relacionados con combustibles contaminantes, afirma un nuevo estudio.

(Keystone)

Para alcanzar los objetivos de la Conferencia de París en materia climática, el Banco Nacional Suizo (BNS) deberá reducir sensiblemente las inversiones que tiene en combustibles fósiles, asegura la Alliance Climatique Suisse, asociación que emite también otras recomendaciones para el banco central.

Hoy, el 60% de las inversiones que posee el BNS en acciones están relacionadas con empresas emisoras de alrededor de 48,5 millones de toneladas de CO2 por año. Este dato supera incluso las emisiones totales de CO2 de Suiza como país (48,3 millones de toneladas), afirma Alliance Climatique SuisseEnlace externo. El banco central está influyendo pues, advierte, en que “la temperatura global se incremente de 4 a 6 grados”.

La asociación, que representa a más de 70 organizaciones medioambientalistas suizas, publicó el martes 24 de abril un estudioEnlace externo (en alemán), preparado por una de sus entidades asociadas, la francesa Artisans de la Transition Enlace externo, en el que se extienden una serie de recomendaciones Enlace externoal BNS.

El estudio evidencia que las emisiones anuales de dióxido de carbono (CO2) que producen las inversiones de capital del BNS son equivalentes a la totalidad de las emisiones de Suiza como nación. Por lo tanto, la política de inversión del banco central “está apoyando una modelo de desarrollo que conduce a incrementos de la temperatura global de 4 a 6 grados centígrados”.

Christian Lüthi, director de Climate Alliance SwitzerlandEnlace externo, asegura que estos hallazgos confirman que las políticas del BNS “van claramente en contra” del cumplimiento de las metas climáticas de la Conferencia de París 2015, ratificadas por Suiza, que se proponen que el calentamiento global aumente 2 grados centígrados.

 “El estudio evidencia que la política de inversión del banco central está minando los esfuerzos de Suiza por proteger el ambiente y por mejorar la situación de los países más pobres”, afirma Markus Keller, vicepresidente de Fossil-free.chEnlace externo, entidad que editó la versión alemana del estudio elaborado por Artisans de la TransitionEnlace externo.

Duplicar las inversiones verdes

Los combustibles fósiles, como el petróleo, el gas y el carbón, emiten gases de efecto invernadero. El BNS debe cambiar su política de inversión y dejar de financiar la explotación de nuevas reservas de este tipo de materias primas, exige Alliance Climatique en un comunicadoEnlace externo.

El estudio ejemplifica que el BNS no invierte lo suficiente en energías renovables. Solo el 11% del valor de las acciones vinculadas con la producción eléctrica pertenecen a proyectos renovables, frente al 73% que fomentan las energías fósiles. Para apoyar el cumplimiento de la Conferencia de París sería necesario duplicar -como mínimo- la participación que tiene en empresas y proyectos verdes, refiere el estudio.

Sensibilidad financiera y medioambiental

Alliance Climatique Suisse extiende una serie de recomendacionesEnlace externo para que el BNS haga compatible el compromiso helvético de respetar el medioambiente con su misión de asegurar la estabilidad financiera. Estos planteamientos son producto del trabajo conjunto de expertos económicos, financieros, medioambientales y en cambio climático, de diversas universidades suizas.

Otra de las recomendaciones exhorta al BNS a realizar un “examen de estrés climático” a todas las entidades del sector financiero suizo (seguros, bancos, cajas de pensión). Este tipo de examen, poco explorado aún en el mundo, supone estimar el impacto que tienen sobre los balances de las entidades financieras la evolución o el retroceso que experimentan temas como la contaminación ambiental, los riesgos naturales, las inundaciones, los deshielos o la erosión de los suelos.

Asimismo, la asociación insiste en que el banco central “excluya de sus inversiones a las empresas que causan daños medioambientales sistémicos”.

“No alcanzaremos los objetivos de la Conferencia de París si el BNS no reduce las emisiones de carbono a las que está vinculado”, dice Christian Lüthi. Y añade que la inestabilidad climática es solo la mitad de la amenaza. “Mientras más tiempo tome al BNS tomar medidas efectivas (con respecto a su política de inversión “verde”), más riesgos habrá de que el sistema financiero experimente una crisis súbita”.


Traducción del inglés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes