Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Cambio climático


"El futuro del clima, en manos del mundo"




 (Reuters)
(Reuters)

El mejor modo de administrar el cambio climático es establecer un objetivo, indica Thomas Stocker, reconocido físico climático bernés. En su opinión, el ser humano debe adaptarse a esta transformación, mientras sea posible.

Para Thomas Stocker, jefe del Grupo de Trabajo I dedicado a establecer las bases científicas del quinto informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la lucha para atenuar este fenómeno mundial no está perdida.

swissinfo.ch: En su función, usted es prácticamente responsable de prever la esperanza de vida de nuestro planeta. ¿No es una carga enorme?

Thomas Stocker: No estoy solo, sino que dirijo un grupo de trabajo, junto con colegas chinos y la oficina en Berna. El arduo trabajo intelectual para este informe lo cargan los hombros de 259 científicos.
 
En Berna coordinados, discutimos, organizamos el proceso y contribuimos a depurar las formulaciones del texto, de tal modo que se evite al mínimo la jerga científica, para que nuestras declaraciones sean también comprensibles para los políticos que toman las decisiones.

swissinfo.ch: ¿Entonces, ninguna noche en vela?

T.S.: No, pero si algo no marcha bien, yo soy quien deberá explicarlo. Hemos aunado esfuerzos en estos cuatro años para evitar errores y hacer un proceso lo más transparente posible. Pero se debe decir claramente que no pueden descartarse errores, pues se trata de un trabajo realizado por seres humanos.

swissinfo.ch: ¿Cómo se pueden hacer previsiones, cuando hay muchas incógnitas en juego? Por ejemplo, el desarrollo económico en países como China…

T.S.: Habla de inseguridades relacionadas con el desarrollo económico. La ciencia define escenarios del desarrollo tecnológico o escenarios en los que interviene la política para reducir las emisiones.

Hay una segunda categoría de inseguridades, que tienen que ver con la comprensión de la física de la Tierra. ¿Cómo simulamos las precipitaciones o la absorción del calor en el océano? Esto provoca incertitudes, pero es tarea de las Ciencias Naturales cuantificarlas y reducirlas.

swissinfo.ch: ¿Y qué no puede predecir la investigación científica?

T.S.: Acontecimientos sorpresivos. Pese a una intensa investigación, es muy difícil hacer proyecciones. Por ejemplo: Hay una parte del Antártico, bajo el nivel del mar, que puede desestabilizarse a causa del calentamiento marino y el ascenso del nivel del mar. Es un proceso físico que comprendemos, pero que no podemos predecir con precisión en un punto del tiempo determinado.
 
Otro ejemplo es la selva tropical. ¿Qué pasa cuando las zonas de precipitaciones se desplazaran a causa del calentamiento? También aquí las previsiones son extremadamente difíciles, porque no hemos vivido algo similar aún.

swissinfo.ch: ¿En qué ámbitos la investigación ha logrado grandes avances, y dónde hay vacíos?

T.S.: Hay diversos grandes avances, como en la observación mundial con la medición satelital, o en cómo Groenlandia y el Antártico se derriten. Estos datos no estaban a disposición hace 7 años. Estas mediciones nos permiten ahora tener una imagen consistente del incremento del nivel del mar. Sabemos que este fenómeno se produce por el derretimiento de los glaciares, el calentamiento de las aguas oceánicas y su expansión, y por las condiciones antes mencionadas en Groenlandia y el Antártico.
 
Otro avance es la mejora de los modelos, que ahora tienen una fina resolución. Sin embargo, no estamos tan avanzados en desarrollar para cada región proyecciones sobre los cambios de temperatura, las precipitaciones, y los eventos extremos.

swissinfo.ch: La mayoría de la gente solo quiere saber lo que espera ante la situación climática…

T.S.: En pocas palabras diría: Tenemos la elección. Está en manos de la población mundial cómo será el clima en 50 años o en un siglo, cuánto se calentarán ciertas regiones, cuán seco o húmedo será el clima y cuánto aumentarán los eventos extremos y el nivel del mar. Nuestra elección está en decidir la emisión de gases de efecto invernadero.

swissinfo.ch: Las catástrofes naturales parecen haberse intensificado en los últimos años. ¿Una coincidencia o tiene que ver con el cambio climático?

T.S.: Difícil cuestión. El IPCC publicó un informe especial en noviembre de 2011. En ese ámbito complejo de la ciencia podemos ya hacer declaraciones fiables sobre los eventos extremos que tienen que ver con la temperatura (olas de calor) y con las fuertes precipitaciones (inundaciones).
 
Otra cosa ocurre con los ciclones, que también tienen gran relevancia económica. Aún no es posible para la ciencia hacer predicciones fiables sobre la intensidad de los ciclones y su frecuencia.

Thomas Stocker

Thomas Stocker estudió Física Medioambiental y concluyó su doctorado en 1987 en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ).
 
Ha realizado estancias como investigador en la University College (Londres), la McGill University (Montreal) y en la Columbia University (Nueva York).
 
Desde 1993 es profesor en el Instituto de Física de la Universidad de Berna, donde dirige el Departamento de Clima y Física Medioambiental.
 
Tras 10 años en el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de la ONU, en 2008, fue nombrado jefe del Grupo de Trabajo I, que dirige en colaboración con el científico chino Dahe Qin.
 
Stocker, de 54 años, recibió por sus trabajos el Premio Latsis en Suiza, el  Dr. Honoris Causa de la Universidad de Versailles y la medalla Hans Oeschger de la Unión Europea de Geociencias.

swissinfo.ch: ¿Se puede gestionar el cambio climático?

T.S.: La mejor gestión está en establecer un objetivo y decir cuánto cambio climático podemos permitirnos. El acuerdo para mantener en menos de 2 grados centígrados el calentamiento mundial ha sido un gran paso, al menos, en el papel.
 
La gran pregunta, evidentemente, es: ¿Qué significa este objetivo? ¿Cuáles medidas deben establecerse a escala global para alcanzarlo? Si no hacemos nada para reducir las emisiones de combustibles fósiles, veremos que esos objetivos se derretirán como nieve bajo el sol estival. Indiscutible es el hecho de que deben reducirse mucho las emisiones de CO2, si queremos tener una oportunidad para alcanzar las metas establecidas.
 
La adaptación al cambio climático debe, en todo caso, producirse, pues mucha gente ya está afectada, no solo en las costas, sino en las regiones de montaña, como en Suiza, donde enfrentamos un fuerte calentamiento y el permafrost.

swissinfo.ch: Habla de la adaptación y no de la lucha contra el cambio climático. ¿Esto significa que la batalla está perdida?

T.S.: La lucha no está perdida, pero con cada año que no logramos reducir las emisiones, nos alejamos de los objetivos establecidos, de tal modo que puedan desaparecer definitivamente. La adaptación es necesaria, pues el cambio climático se produce aquí y ahora. La cuestión es cuánto podremos adaptarnos. En ciertas regiones ya no es posible, pues las fuentes para la subsistencia allí han desaparecido, el incremento del nivel del mar ya amenaza las tierras o no hay agua para gestionar el ecosistema. En el Mediterráneo ya hay regiones afectadas por una gran desecación.

Informe del Grupo de Trabajo I

258 científicos y 600 autores suplementarios participan en el informe del Grupo de Trabajo I del IPCC.
 
Más de 10.000 estudios ya publicados apoyan el informe.
 
La primera parte del documento será presentado el 27 de septiembre en Estocolmo, la segunda y tercera parte, más la síntesis, en 2014.

258 científicos y 600 autores suplementarios participan en el informe del Grupo de Trabajo I del IPCC.
 
Más de 10.000 estudios ya publicados apoyan el informe.
 
La primera parte del documento será presentado el 27 de septiembre en Estocolmo, la segunda y tercera parte, más la síntesis, en 2014.

swissinfo.ch: La Tierra no ha registrado calentamiento en la última década. ¿Esto merma la credibilidad de su trabajo?

T.S.: No. Aquí hay que repetir lo dicho por la investigación climática desde hace años: el clima no es lo que hoy o mañana observa la meteorología. Una predicción sobre la situación del clima requiere mediciones exactas durante un largo periodo, 30 años o varios siglos. Se deben establecer estadísticas.
 
Hacer conjeturas diciendo que el cambio climático terminó a partir de lo ocurrido en los últimos diez años conduce a errores. Esto no es científicamente sostenible.


Traducido del alemán: Patricia Islas, swissinfo.ch



Enlaces

×