Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Colombia suprime la mediación helvética

Mientras Bogotá ratificó su decisión de dar prioridad a "los contactos directos con los grupos ilegales", es decir, de excluir los esfuerzos de mediación externa, la CNN confirmó este jueves que en el rescate de Ingrid Betancourt y otros 14 rehenes intervino un pago a elementos de las FARC.

Por su parte, las autoridades suizas "tomaron nota" de la voluntad colombiana y reiteraron su confianza en el profesor Jean-Pierre Gontard, emisario suizo al que el gobierno de Álvaro Uribe ha tratado de poner en tela de juicio.

"Hay muchas cosas que no están claras sobre todo este asunto, incluido el rescate, lo que sí está claro es que hay una fuerte tensión entre Suiza y Colombia y que Colombia quería sacarse de encima a los países mediadores", señaló Bruno Rütsche.

El especialista del Grupo de Trabajo Suiza-Colombia, organización helvética con más de 20 años de presencia en el país sudamericano, asentó que Bogotá apuesta ahora a la rendición de las FARC, pero advirtió que, aunque debilitada y desacreditada, la primera fuerza insurgente del país aún tiene aliento.

"Como fuerza militar, las FARC pueden subsistir muchos años más y habrá necesidad de una negociación, eso es absolutamente claro", subrayó nuestro interlocutor. Empero, "si hoy realmente Alfonso Cano (dirigente del grupo rebelde) quiere entablar el diálogo, las FARC no tendrán el nivel que tenían en 1998, durante las negociaciones con (Andrés) Pastrana (1998-2002)", puntualizó.

Comunicación de las FARC

"Persistimos en nuestros esfuerzos para alcanzar la paz democrática por la vía civilizada del diálogo", indicó el nuevo dirigente de la guerrilla en un documento interno que data del mes de junio y que habría sido entregado a los mediadores suizo, Jean-Pierre Gontard, y francés, Noël Saez, el pasado 28 de junio, de acuerdo con el alto comisario colombiano para la paz, Luis Restrepo.

Este último evocó la existencia de ese texto el lunes 8 de julio, el mismo día en que anunció que en adelante, Bogotá se las arreglaría sin los intermediarios extranjeros. En un comunicado con fecha 10 de julio, la Embajada de Colombia ante Suiza ratificó esa postura:

"(...) el gobierno colombiano agradeció la labor de facilitación que venía adelantando Suiza e informó a su gobierno que continuará sus esfuerzos por lograr la paz en nuestro país priorizando los contactos directos con los grupos ilegales".

Acusaciones infundadas

El portavoz del Ministerio suizo de Exteriores, Georg Farago, indicó a la agencia helvética de noticias ATS que su país "respeta la decisión del gobierno colombiano" y ratificó el apoyo de esa institución en el profesor Gontard, al que Bogotá acusa de haber transportado dinero para el rescate en 2001 de dos funcionarios de Novartis en manos de las FARC.

Las autoridades colombianas basan sus acusaciones en mensajes electrónicos que habrían encontrado en la computadora de Raúl Reyes, número dos de las FARC, ultimado por el ejército colombiano a principios de año. Empero, tales mensajes se habrían producido tras la liberación y, según la radio suiza RSR, el dinero del rescate (500 mil dólares) habría sido entregado a las FARC, en Panamá, por un funcionario de Novartis y no por el mediador suizo.

La fuerte andanada contra el emisario suizo vino de dos frentes, recuerda Rütsche, de un medio de prensa suizo que mezcló hechos reales con calumnias y el otro, de Colombia. "Creo que hay muchas cosas atrás que no están claras", insistió el representante del Grupo Suiza Colombia.

CNN confirma pago de rescate

Y entre esas muchas cosas, el propio rescate. La versión divulgada por la RSR en el sentido de que el rescate de Ingrid Betancourt y los otros 14 rehenes había sido posible merced al pago de una recompensa a elementos de las FARC despertó ámpula en Bogotá.

''Por ahí hay unos amargados que están tratando de sacrificar esa operación porque es que esos amargados conocen a Colombia de lejos. Por allá en un frío europeo ¡qué van a saber del ingenio colombiano!'', dijo el presidente Uribe, mientras que su ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos, aseguró que ese operativo "no tiene posibilidades de ser desprestigiado, porque produjo los resultados que todos hemos visto".

Empero, la información de la radio emisora suiza fue confirmada este jueves por la cadena estadounidense de televisión CNN. El dinero habría sido entregado a mensajeros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para convencerlos de transmitir órdenes falsas a los guerrilleros en tierra y lograr la entrega de los rehenes "pretendiendo que las órdenes procedían de los altos mandos de las FARC", destacó CNN.

La información fue atribuida "a una fuente cercana a la inteligencia militar colombiana".

Una liberación providencial... para Uribe

Y en este amplio espectro de sucesos que han rodeado la liberación de los 15 rehenes de las FARC cabe destacar también la noticia de que la popularidad de Álvaro Uribe se disparó hasta el cielo (91%) tras el operativo, cuando sólo unos días antes del mismo la Corte Suprema de Justicia había cuestionado la legitimidad de su reelección, basada en una modificación constitucional ensombrecida por el delito de cohecho.

Y ello, amén de las acusaciones que pesan sobre 31 parlamentarios detenidos por vinculación con los paramilitares y de 51 casos que son investigados por el mismo cargo.

"El rescate le vino a Uribe en el mejor momento", concluyó Rütsche.

swissinfo, Marcela Águila Rubín

SUIZA-COLOMBIA

Colombia es uno de los países prioritarios para la política Suiza en materia de paz y de derechos humanos, con un presupuesto anual de alrededor de dos millones de francos y otros cuatro millones de francos para ayuda humanitaria de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

Desde 2002, junto con España y Francia, Suiza ha trabajado en la facilitación de un mecanismo para el diálogo entre los guerrilleros de las FARC y el gobierno colombiano. Los tres países buscan un acuerdo humanitario para la liberación de los rehenes.

Desde finales de 2005, Suiza, Noruega y España han participado en las negociaciones de paz entre el gobierno colombiano y la otra fuerza guerrillera importante del país, el Ejército Nacional de Liberación.

Junto con el Centro Internacional de Justicia Transicional en Nueva York, Suiza apoya los esfuerzos del Estado colombiano y de organizaciones civiles para lograr el reconocimiento de los crímenes y garantizar justicia para las víctimas.

Con un grupo de organizaciones helvéticas no gubernamentales, Berna apoya el programa suizo para la paz en Colombia (SUIPPCOL) desde finales de 2001. El objetivo es reforzar las iniciativas de la sociedad civil para la paz.



Enlaces

×