Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

COSUDE decide prolongar actividades en Cuba

El alto nivel educativo de la población y la existencia y continuidad de políticas estatales de desarrollo coadyuvan al éxito de la agencia suiza.

En contra: centralización y burocracia y el reto de mostrar una estrategia de cooperación diferente a la del bloque socialista.

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) determinó implementar en Cuba un programa a largo plazo cuyo objetivo es acompañar a la sociedad local en su proceso de desarrollo. La decisión se tomó luego de una fase piloto de tres años (2000-2003) y al término de una positiva evaluación externa.

La estrategia de COSUDE en Cuba obedece una lógica diferente a aquella aplicada en América Latina toda vez que la situación social cubana escapa a la extrema desigualdad socio-económica y a la pobreza de gran parte de la población que caracterizan al resto de los países de la región.

Cuba es un país muy atípico para desarrollar un programa de cooperación en el sentido de que tiene un nivel de desarrollo humano bastante bueno, asegura el director de COSUDE en ese país, Olivier Berthoud y, en referencia a las estrategias de la agencia suiza en el campo cubano, destaca:

“Después de haber trabajado muchos años en áreas rurales de América Latina, es muy sorprendente constatar que, efectivamente, el nivel educativo es muy alto en el campo cubano y ese factor ha sido muy favorable”.

Resultados notables

El otro factor que, en opinión de Berthoud, incide en la exitosa labor de COSUDE tiene que ver con la permanencia de las políticas estatales.

“Primero, que hay políticas estatales en relación con el desarrollo, lo que no es el caso en todos los países de la región y, por otra parte, existe una continuidad muy grande en esas políticas que hace que en el largo plazo los esfuerzos de desarrollo han tenido resultados notables”.

Pero en Cuba, como en todas partes, no todo es miel sobre hojuelas. Añade el directivo de COSUDE que “esa permanencia o esa constancia tiene otra cara que es quizá la burocracia, la lentitud en la toma de decisiones y otros aspectos que hacen difícil la cooperación”.

Inquirido sobre los retos que la cooperación de COSUDE enfrenta en Cuba, nuestro entrevistado señala que quizá el principal es el de dar hacerse aceptar como una contraparte posible y confiable por los interlocutores cubanos.

Una cooperación participativa

Explica que la cooperación tal como se concibe en los países occidentales, es muy poco conocida y de muy poca amplitud en Cuba merced a que la isla conoció una cooperación de los antiguos países socialistas muy masiva, muy importante, pero con características muy diferentes a las de occidente.

Sobre esas diferencias explica Berthoud que los grandes proyectos o el modelo de desarrollo que resultó de la cooperación de los países del Este europeo promovía soluciones únicas a problemas muy complejos que requerían quizás más matices en el tipo de solución aportada.

El tipo de enfoque de la cooperación de COSUDE busca resolver problemas económicos o sociales a un nivel local y con actores que trabajen en el tema.

“Se trata de trabajar con instituciones que a su vez estén buscando soluciones adaptadas a un contexto local y creo que es un cambio de mentalidad en Cuba, y en relación con la cooperación, relativamente importante”.

Acercar a la isla

Otro de los propósitos de la estrategia de COSUDE en Cuba es apoyar las investigaciones y el intercambio de experiencias, así como el acceso a la información y al conocimiento a escala nacional e internacional.

Es un elemento muy importante del programa, subraya el responsable de COSUDE para referirse al aislamiento de Cuba como resultado de su situación de isla, por el embargo y en virtud de su sistema político único en la región, “que no facilita un proceso de desarrollo a largo plazo pacífico, con equidad y participativo”.

Dentro de ese marco, el equipo de Berthoud busca facilitar la salida de cubanos para participar en seminarios, conocer otra experiencia y que personas de otros países de la región, pero sobre todo de Suiza, vengan a Cuba a compartir su experiencia, su manera de ser.

“No se trata simplemente que la gente haga turismo ni se trata de importar o exporta soluciones sino de que el intercambio permita encontrar soluciones con diferentes aportaciones”.

El precio de los grandes logros

En relación con la situación general de Cuba, Olivier Berthoud destaca que los niveles alcanzados en los servicios básicos, educación y salud enfrentan problemas de sostenibilidad y viabilidad, de falta de una base económica suficientemente sólida. Para darles continuidad, el gobierno ha tenido que mantener, por ejemplo, muy bajos los sueldos en los sectores sociales.

“El gran reto es buscar soluciones a los dos niveles. Quizás ajustes en el sistema social, ajustes en el sistema económico que permitan, a mediano plazo, mantener estos logros fantásticos que se ha alcanzado en el campo social pero darle más sostenibilidad en la vida económica del país y la creación de riquezas en el país”.

Para Berthoud, el de la vivienda es quizá el problema social más grave del país considerando que las necesidades elementales de educación y salud están relativamente cubiertas.

“Aunque ha habido esfuerzos tremendos por parte del gobierno -en los últimos cuarenta años se han construido cientos de miles de viviendas nuevas-, el problema persiste por el crecimiento, pero sobre todo por el envejecimiento de la población”.

Refiere que la eficiencia del sistema de salud cubano ha generado para la población una esperanza de vida de 76 años, más o menos en las normas suizas, pero sin la estructura económica de Suiza que, sin embargo, enfrenta graves problemas en la materia, como los de las jubilaciones.

El impacto de esa situación en materia de casas-habitación se traduce en que como no hay viviendas suficientes, en las existentes conviven no sólo dos o tres generaciones, sino hasta cuatro.

Un granito de arena



Entre sus actividades en Cuba, COSUDE trabaja con una institución de la Universidad de Villa Clara que ha desarrollado una serie de investigaciones y de materiales de construcción que se pueden fabricar de manera más barata, con más mano de obra a pequeña escala.

Es una temática que en otros países de América Latina está fuera de la preocupación de COSUDE porque se trata de un programa social secundario (después de aquellos de agua potable, salud y educación).

“En este país es el problema social más grave y que afecta mucho a la emigración de los jóvenes que buscan salir del país, como el resto de América Latina, para buscar una vida diferente en el exterior”, concluye Berthoud.

swissinfo, Marcela Águila Rubín, La Habana

Datos clave

La Cooperación Suiza acompaña a la sociedad cubana en un proceso de desarrollo pacífico, participativo y con equidad.

Apoya iniciativas de actores locales que permiten fomentar sus capacidades y encontrar soluciones concretas para el mejoramiento de sus condiciones de vida.

Facilita encuentros, intercambios y acceso a nuevos conocimientos, con el fin de contribuir a superar el aislamiento del país.

Su principal desafío emerge de la creciente necesidad de apoyar un marco favorable para un desarrollo económico con mayor eficiencia y para la ampliación de las iniciativas y organizaciones locales de desarrollo.

El financiamiento del programa suizo ascenderá en principio a 3’900’000 de francos en el 2004; 4’100’000 (2005); 4’300’000 (2006).

Las contribuciones de Suiza a Cuba han sido de: 1’140’000 francos en el 2000; 880’000 (2001); 2’180’000 (2002) y de un estimado de 3’900’000 en el 2003.

Contexto

En Cuba, COSUDE apoya programas de desarrollo sostenible en las áreas de: postocosecha, fitomejoramiento participativo de semillas y reducción de consumo elétrico.

Desarrollo local: desarrollo comunitario, vivienda, ética de responsabilidad social y ecológica, descentralización técnica y administrativa, cobertura de servicios sociales y fomento al desarrollo económico a nivel local y ampliación red de datos en materia de salud.

Area cultural: Escuela Internacional de Televisión y Cine de San Antonio de los Baños.

Ayuda humanitaria: Financiamiento al Programa Mundial de Alimentos; cofinanciamiento de MediCuba; ayuda de emergencia luego de los huracanes del 2001 y 2002.



Enlaces

×