Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Paradojas de Baselworld


Aún hay relojes suizos fabricados con ‘oro sucio’


Por Paula Dupraz-Dobias


Los negocios con oro ilegal peruano vuelven a estar en el punto de mira. ()

Los negocios con oro ilegal peruano vuelven a estar en el punto de mira.

Las refinerías siguen importando oro peruano de cuestionable origen, revela un informe cuya publicación coincide con la celebración en Basilea de la principal feria relojera del mundo. Los representantes del sector dicen que no siempre es fácil hallar proveedores de ‘oro limpio’.

Un exhaustivo estudio realizado por la filial suiza de la Asociación para la Defensa de los Pueblos Amenazados (STP en inglés) afirma que varias refinerías internacionales aún importan metales preciosos de productores que contaminan el medioambiente y violan los derechos humanos.

“El oro que ha sido procesado para fabricar muchos de los productos que se exhiben (en la feria) podría tener un origen sucio”, señala.

La ONG se refiere a Baselworld, feria que abrió sus puertas el jueves pasado para dar cita a más de 1.400 expositores, entre ellos los representantes de las marcas relojeras más reputadas del mundo.

Las autoridades peruanas estiman que el oro producido a través de fuentes ilegales constituye hoy un mercado de 1.800 millones de dólares (1.600 millones de francos suizos). Y según la STP, al menos la mitad de las exportaciones de oro peruano se dirigen a Suiza.

Minería ilegal en Perú

La minería ilegal en Perú es responsable de la deforestación de más de 50.000 hectáreas y de elevados niveles de contaminación por mercurio, según el Carnegie Institute.

La ONG especializada en temas laborales, Verité, denunció recientemente que menores de edad trabajaban en las minas y que existía tráfico de personas en esta actividad.

El año pasado, la Asociación para la Defensa de los Pueblos Amenazados condenó la decisión de algunas mineras suizas de llegar a acuerdos de seguridad con las fuerzas policiales peruanas, ya que derivaron en acciones violentas contra comunidades que protestaban contra la actividad minera en sus localidades.

La importancia helvética

Actualmente, Suiza es sede de cuatro de las nueve principales refinerías internacionales de oro, así como punto de tránsito de aproximadamente el 70% del comercio mundial de este metal.

Perú, en tanto, es uno de los principales proveedores mundiales de oro, pero su minería es criticada por provocar desforestación, contaminación y violaciones laborales.

Suiza se dice preocupada. De hecho, ha puesto en marcha proyectos destinados a paliar estos problemas, como la Iniciativa Oro Responsable que promueve las exportaciones del metal precioso hacia el mercado helvético.

Los hallazgos de la STP se basan en datos de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAR) de Perú y en el registro de envíos individuales de oro efectuados por vía aérea desde Lima entre 2012 y 2014.

Metalor y MKS/PAMP

El estudio afirma que aunque varias refinerías suizas, como Metalor y MKS/PAMP, han dejado de comprar oro de dudosa procedencia, el problema no está resuelto.

La prensa peruana sigue denunciando prácticas ilegales, especialmente en el caso de empresas de origen estadounidense (como Atomic Golden, NTR Metals y Kaloti Metals), que aún compran oro a exportadores peruanos de dudosa probidad.

Y la refinería Valcambi, con sede en el Tesino, señala el informe, importa actualmente la mayor parte del oro que utiliza de la mina de Yanacocha, donde cinco personas perdieron la vida en las protestas contra un proyecto de expansión en este yacimiento.

Asimismo, en 2012, el periódico El Comercio acusó a PAMP y Metalor de importar oro de la región amazónica de Madre de Dios, en el sureste peruano.

Los exportadores peruanos E&M, UMT y AS Perú, entre otros, han sido señalados por una de las principales familias productoras de oro como responsables de prácticas de minería ilegal.

“Creemos que hay compañías de dudosa reputación que exportan oro sucio en nombre de los productores que ya no pueden vender oro a las refinerías suizas, pero sin relevarlo”, explica a swissinfo.ch Christoph Wiedmer, director de la STP.

Pese a que muchas refinerías están actuando con buena voluntad, “no están reforzando los procesos de debida diligencia”. Y es que para el titular de la STP, los responsables de las refinerías tienen “la última palabra a la hora de aceptar o no ‘oro sucio’”.

Iniciativa Oro Responsable

Esta iniciativa ofrece a los mineros artesanales de oro la oportunidad de realizar una actividad más transparente y respetuosa del medioambiente, así como el acceso directo a los mercados.

Se trata de un esfuerzo conjunto de los sectores público y privado: Cuenta con la participación de la Swiss Better Gold Association (SBGA), que representa a las principales refinerías y joyerías suizas, de Max Havelaar Suiza, organización dedicada al comercio justo, y de la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

El compromiso que despliega Suiza a través de la iniciativa se debe al papel clave que tiene el país en el comercio internacional del oro.

Respuesta de las compañías

Metalor respondió al informe a través de un comunicado en el que expresa que jamás ha aceptado, al menos de forma deliberada, a ningún proveedor de oro cuestionable y reitera “su máximo apoyo al desarrollo de estándares promovidos por las partes interesadas para asegurar una oferta de minerales responsables”.

Jay Schnyder, vicepresidente de mercadotécnica y refinería de PAMP, declara a swissinfo.ch que su compañía se preocupa constantemente por el origen del oro que utiliza, razón por la que dejó de importarlo de Perú, excepto el que proviene de algunas “minas internacionalmente reconocidas”.

El sitio web de PAMP añade que la firma “supervisa rigurosamente a todos sus proveedores más allá del mero propósito industrial, para asegurarse de que cada uno cumpla los estrictos criterios de ética en los negocios”.

Schnyder saluda los esfuerzos del Gobierno peruano para legalizar las miles de minas que hoy trabajan ilícitamente en la actualidad, siempre y cuando satisfagan los criterios mínimos de operación que les fueron impuestos. Sin embargo, expresa su inquietud sobre el breve plazo que el Gobierno ha concedido a los mineros para “formalizarse”.

Recientemente, el Ministerio del Medioambiente anunció que serán “solo unos cuantos miles”, dentro de un universo de entre 10.000 y 70.000 mineros, los que conseguirán la autorización para operar oficialmente.

Según Thomas Hentschel, director de la Iniciativa Oro Responsable, “las refinerías reconocieron que había un problema y comenzaron a cambiar sus hábitos”.

Sin embargo, el informe de la STP demuestra que las refinerías suizas siguieron comprando oro sucio al menos hasta noviembre de 2013, mes en el que se lanzó la  citada iniciativa en Lima.

El tiempo apremia

De acuerdo con la publicación de la industria relojera IW Magazine, para las cajas y brazaletes se requieren unas 30 toneladas anuales de oro y el 90% de los 500.000 relojes de oro que se producen anualmente en el mundo se fabrican en Suiza.

Rolex, marca presente en Baselworld- es el líder mundial indiscutible en la producción de relojes de oro, con 200.000 piezas al año.

Según el diario ginebrino Le Temps , Rolex es el principal cliente de Metalor. Pero firma relojera declinó hablar con swissinfo.ch sobre sus proveedores.

Entre el resto de las marcas, no todas las empresas se muestran preocupadas respecto al oro que utilizan.

“En nuestro caso, no nos interesa especialmente el origen del oro. Y pienso que la mayoría de los otros fabricantes le darán la misma respuesta”, dice a swissinfo.ch Esteban Salmon, representante de la División de Mercadotécnica de la compañía relojera De la Cour.

La pequeña compañía de nicho compra el oro a Metalor, explica Salmon y precisa que adquirir metales responsables también es una cuestión de costos y de la política de negocios interna, temas en los que cada firma se maneja a su manera.

Wiedmer, director de la STP, difiere. En su opinión, el tiempo apremia y “ha llegado el momento de que cada fabricante relojero tome una posición clara con respecto al tipo de oro que utiliza y la exprese públicamente”.

Pero para Hentschel, de la Iniciativa Oro Responsable, transformar la visión y concienciar a los consumidores de joyas sobre el problema del origen de los metales preciosos es algo que “no sucederá de un día para el otro, sino que será un proceso”.


Traducción del inglés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×