Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Suiza y el dinero de los dictadores


“Nuestra política de restitución no tiene un origen altruista”


Por Samuel Jaberg, swissinfo.ch, Berne


 Otros idiomas: 4  Idiomas: 4
El exdictador haitiano, Jean-Claude Duvalier, fallecido en 2014, había ocultado gran parte de su fortuna en bancos suizos. El dinero que confiscó el Gobierno suizo se destinará a programas de ayuda al desarrollo. (Keystone)

El exdictador haitiano, Jean-Claude Duvalier, fallecido en 2014, había ocultado gran parte de su fortuna en bancos suizos. El dinero que confiscó el Gobierno suizo se destinará a programas de ayuda al desarrollo.

(Keystone)

En 20 años, Suiza ha devuelto cerca de 1 800 millones de dólares a los países en desarrollo saqueados por sus gobernantes. En la mayoría de los casos con éxito, afirma Pascale Baeriswyl, responsable de esta misión altamente estratégica para la reputación de Suiza y su plaza financiera.

Representantes de gobiernos extranjeros, expertos del Banco Mundial y ONG suizas saludan la estrategia de bloquear y restituir los fondos de potentados extranjeros que Suiza ha aplicado en los últimos años. Una estrategia que pronto quedará oficializada, gracias a una ley que han aprobado las dos cámaras del Parlamento helvético.

No se han resuelto la totalidad de los problemas, especialmente en el ámbito de la recepción y conservación de fondos de origen cuestionable en los bancos, pero el dispositivo para devolver fondos mal habidos da buenos resultados en general. Es más, la embajadora Pascale Baeriswyl, subdirectora de Derecho Internacional Público del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores, estima que está disuadiendo a muchos que hasta hace poco consideraban que Suiza era un refugio para activos ilícitos.

Cronología: Las fortunas de los déspotas en cajas fuertes suizas

swissinfo.ch: Suiza es considerada pionera en bloquear y restituir activos de potentados. ¿Cómo llegamos hasta este punto?

Pascale Baeriswyl: Nuestra política de restitución no tuvo un origen altruista. Durante los años 80, Suiza fue acusada de aceptar dinero de los dictadores. Y en 1986, cuando cayó el presidente filipino Ferdinand Marcos, la Confederación Helvética se vio confrontada al primer caso de envergadura de ‘fondos de potentados’. Después de ello, quedó clara la importancia de poner en marcha una estrategia capaz de respetar los valores del país y a la vez velar por los intereses de la plaza financiera suiza. El resultado ha sido el dispositivo más progresista del mundo en materia de bloqueo y restitución de fondos.

Principales fondos restituidos por Suiza

  • 2002 Montesinos (Perú), 92 millones de dólares
  • 2003 Marcos (Filipinas), 684 millones de dólares
  • 2005 Abacha (Nigeria), 700 millones de dólares
  • 2007 Kazajistán, 115 millones de dólares
  • 2008 Salinas (México) 74 millones de dólares
  • 2012 Kazajistán, 48 millones de dólares
  • 2012 Angola, 43 millones de dólares
  • 2015 Duvalier (Haití, aún en curso) 5,7 millones de dólares

Fuente: Ministerio suizo de Exteriores

swissinfo.ch: ¿Suiza busca convertirse en un modelo internacional en este tema?

P.B.: No. Nuestro objetivo no es convertirnos en los ‘primeros de la clase’. Pero estamos convencidos de que queremos una plaza financiera limpia y competitiva, y por ello requerimos un excelente dispositivo y también el compromiso de otras plazas financieras en este ámbito. Desde la Primavera Árabe, hay otros países muy activos en la materia. Estados Unidos, por ejemplo, ha devuelto más dinero que Suiza durante los últimos años. Las mentalidades evolucionan. Observemos lo que sucede en la FIFA, o la campaña anticorrupción que encabezaron las autoridades chinas: la corrupción es cada vez menos aceptada. Los esfuerzos emprendidos por Suiza rendirán frutos aun cuando otras plazas financieras tarden en imitarnos.

swissinfo.ch: Suiza se jacta de haber reembolsado activos de potentados por 1 800 millones de dólares a diversos países en las últimas dos décadas. ¿Estamos seguros que este dinero regresó realmente a manos de la gente que fue despojada por sus dirigentes?

P.B. Jamás existe una garantía total de ello. Pero la voluntad política es clara y firme por nuestra parte, queremos que los fondos regresen a la gente que fue vulnerada. Este tipo de casos se caracterizan por contextos frágiles y complejos que exigen que cada restitución reciba un tratamiento particular, y siempre es imprescindible una estrecha colaboración entre Suiza y el gobierno en cuestión. Pero la mayoría de las evaluaciones realizadas por entidades independientes confirman que los resultados son exitosos.

swissinfo.ch: En 2005, la restitución de cientos de millones de dólares a Nigeria resultó un fiasco, según la versión de las ONG. Declaración de Berna afirma que la mitad de los fondos se destinaron a proyectos de desarrollo inexistentes o de carácter dudoso. ¿Qué lección obtuvo Suiza de este fracaso?

P.B.: El dinero se canalizó al presupuesto del gobierno de Nigeria y tenía como meta proyectos que no eran ficticios. No hay pruebas hasta ahora de que los fondos hayan sido mal utilizados. El problema es que tampoco se ha podido rastrear la utilización de cada franco otorgado. La supervisión del Banco Mundial inició cuando el dinero ya se había utilizado. Y la responsabilidad de su uso recae en el gobierno nigeriano, que ha sido fuertemente criticado por la sociedad civil. En lo que nos concierne, desde entonces intentamos que nuestras contrapartes sean conscientes de que es fundamental que existe una entidad independiente que supervise de principio a fin el proceso de restitución. 

swissinfo.ch: Los gobiernos extranjeros critican frecuentemente a Suiza porque se arroga el derecho moral de imponer condiciones y de exigir que los fondos restituidos se destinen a proyectos de desarrollo social, cuando su plaza financiera fue la primera que sacó provecho durante muchos años de estos activos ilícitos. ¿Qué les responde?

"Es injustificable no escuchar a los gobiernos legítimamente elegidos e imponerles condiciones"

P.B.: Es injustificable no escuchar a los gobiernos legítimamente elegidos e imponerles condiciones. El proceso de recuperación es largo y laborioso, y solo puede considerarse exitoso si los dos gobiernos trabajan coordinadamente. Con los años ha quedado claro que debe existir diálogo constante cuando se devuelven activos. Hablamos de haberes que fueron robados a la población de distintos países. Suiza intenta siempre involucrar a la sociedad civil en los procesos de restitución a través de las ONG, que tienen mucho que decir, especialmente cuando han contribuido al cambio de un régimen, como sucedió durante la Primavera Árabe.

swissinfo.ch: ¿Sabemos a qué programas se destinarán los casi 6 millones de francos que Suiza confiscó al exdictador haitiano Jean-Claude Duvalier?

P.B.: La devolución se realizará a través de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE). Estamos evaluando algunos proyectos de infraestructura y de derechos humanos. Pero la situación política en Haití es inestable y no ha sido posible hablar con las autoridades sobre estos proyectos.

swissinfo.ch: Hace más de 25 años que los haitianos esperan este dinero. ¿Puede pedírseles acaso más paciencia?

P.B.: Es nuestra responsabilidad garantizar que estos fondos se utilicen sabiamente y esto entraña un gran desafío en un contexto de fragilidad política. Fueron necesarios 25 años de litigio y la adopción de una ley específica para confiscar estos fondos. Por lo tanto, la pregunta es: ¿Tiene sentido precipitarse para devolver estos fondos si corren el riesgo de caer en nuevos circuitos de corrupción? No olvidemos que Suiza es el único país que devolverá a los haitianos dinero saqueado por Jean-Claude Duvalier. Y aunque el monto no sea muy alto, tiene un gran valor simbólico para la población de este país.

"Suiza es el único país que devolverá a los haitianos el dinero saqueado por Jean-Claude Duvalier"

swissinfo.ch: ¿No es más sencillo que los bancos dejen de recibir fondos ilícitos que poner en marcha costosos procedimientos de bloqueo y restitución de activos?

P.B.: El valor de la plaza financiera suiza oscila entre el 7 y el 10% del PIB. Por lo tanto, es fundamental conservar su atractivo. La excelencia de sus servicios bancarios y la estabilidad del sistema político nacional explican el atractivo que tiene Suiza para las personas políticamente expuestas (PEP). Y asumo que la mayoría de los fondos de los PEP son lícitos.

Por otra parte, las medidas para prevenir el lavado de dinero y los dispositivos para bloquear y restituir fondos están teniendo un efecto disuasorio. En 2014, cuando el gobierno suizo bloqueó fondos del derrocado presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, algunos observadores esperaban encontrar en la banca suiza mucho más que 70 millones de francos, y no fue así.

Kazajistán, un ejemplo virtuoso 

Entre 2008 y 2014, Suiza restituyó al pueblo kazajo 115 millones de dólares derivados de actos de corrupción que habían cometido las más altas esferas del poder de este país. El gran desafío consistía en asegurar que la gente se beneficiara de estos fondos en un país en el que el gobierno que era sujeto de cuestionamiento seguía en el poder.

Para lograrlo, los recursos fueron gestionados de forma totalmente independiente de cualquier institución oficial. Para ello se creó la fundación privada Bota.

“Es un buen ejemplo de una restitución exitosa”, asegura el suizo Pietro Veglio, director ejecutivo del Banco Mundial y miembro de Bota. Los programas sociales han sido gestionados con una gran eficiencia por dos reputadas ONG internacionales, que a su vez se han apoyado en ONG locales para lograr que estos programas beneficien a más de 20 000 personas, como lo confirman varias evaluaciones independientes.

Mark Herkenrath, director de Alliance Sud, coincide en el balance positivo en el caso de Kazajistán y el impacto positivo que tiene involucrar a la sociedad civil. “Es muy importante integrar a las organizaciones civiles en los procesos de restitución de activos, porque su posición se fortalece con ello y porque, frecuentemente, se sientan por primera vez en la misma mesa de los gobiernos a tomar decisiones”.

swissinfo.ch

Escándalo Petrobras : bloqueo de cuentas en Suiza

El Ministerio Público de la Confederación (MPC) ha ordenado el bloqueo de cuentas bancarias del presidente del Congreso brasileño, Eduardo Cunha, uno de los sospechosos en el escándalo de corrupción en torno a la empresa Petrobras. “La fiscalía suiza ha remitido a Brasil las actas de la investigación contra el presidente de la cámara de diputados por los presuntos delitos de blanqueo de dinero y corrupción pasiva”, según un comunicado del MPC del 30 de septiembre.

“Las investigaciones en Suiza comenzaron en abril de 2014 y se procedió a la congelación de los fondos”, subraya el MPC. En marzo pasado, la fiscalía suiza declaró que en Suiza se habían congelado 400 millones de dólares.

Eduardo Cunha, enemigo declarado de la presidenta Dilma Rousseff, está bajo sospecha de haber recibido cinco millones de dólares de Petrobras por un contrato para la construcción de navíos, entre 2006 y 2012.

Fuente: AFP


Traducción del francés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch

×