Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El compromiso suizo con Paraguay

Roger Gross, cónsul de Suiza en Asunción, Paraguay.

(swissinfo.ch)

Más de 1.300 ciudadanos suizos viven en Paraguay, la mayoría de ellos producto de las oleadas inmigratorias de mediados del siglo XIX y principios del XX.

El aporte helvético al país sudamericano comprende desde dos presidentes de origen suizo, Eduardo Schaerer y José Patricio Guggiari, hasta hombres de ciencia como Juan Rodolfo Rengger, Marcel Longchamp y Moisés Bertoni, entre otros.

Las relaciones diplomáticas entre Paraguay y la Confederación Helvética se iniciaron el 27 de junio de 1892, y en los últimos años están atravesando una etapa de mayor dinamismo gracias a la relación comercial del sector privado, donde los suizos tienen una balanza comercial positiva.

Sumado a ello, el impulso que desde hace unos años está teniendo la Sociedad Suiza de Beneficencia (SSB), fundada en 1892, ha reavivado el interés de suizos y descendientes por estrechar los lazos con la tierra de sus ancestros, y ha sumado a flamantes socios que aportan nuevas ideas y proyectos.

Aunque ninguno de los dos países tiene asignado Embajador, sí existen las respectivas representaciones diplomáticas en Berna y Asunción, donde se trabaja activamente para promover el comercio, la cultura, los convenios de cooperación y los acuerdos bilaterales.

Mientras la Embajada paraguaya en Berna está en manos del diplomático y ministro Raúl Florentín Antola, en Asunción, el Encargado de Negocios Carlos Orga, está al frente de la representación helvética desde septiembre de 2004.

swissinfo visitó Paraguay, donde, luego de investigar la historia de la inmigración alpina al país sudamericano, se reunió con el cónsul helvético Roger Gross, y pudo conocer más profundamente la realidad de la comunidad suiza que allí vive.

La llegada de los suizos a tierras guaraníes

La guerra de la Triple Alianza (1865-1870) que libró Paraguay contra Argentina, Brasil y Uruguay, tuvo resultados devastadores: la población del país fue reducida a su tercera parte, la economía quedó en ruinas y la actividad agrícola se paralizó; además, el territorio perdido superaba los 142.500 kilómetros cuadrados.

La historia de Paraguay después de la guerra se caracterizó por el enorme esfuerzo para llevar a cabo la reconstrucción del país, y desde el gobierno se fomentó la inmigración y se establecieron programas para subvencionar las colonias agrícolas.

Entre 1850 y 1914 cerca de 400.000 suizos emigraron, una parte importante de ellos eligieron como destino Latinoamérica, donde fundaron colonias suizas a las que dieron los nombres de sus lugares de origen.

La llegada de inmigrantes helvéticos a Paraguay fue mayormente proveniente de los 'gringos' que llegaban originalmente al Río de La Plata, y se iban desplazando hacia el norte de la Argentina, particularmente a Misiones –provincia fronteriza con Brasil y Paraguay-, desde donde cruzaban a las tierras guaraníes.

El cónsul Roger Gross, explicó que de los 1.377 ciudadanos suizos registrados, la gran mayoría se afinca en la ciudad capital (700) y alrededores (103), siendo los departamentos de Itapúa (241) y del Alto Paraná (128), los que albergan a las otras colonias más importantes.

Los departamentos de Cordillera, Boquerón, Guairá, Caazapá y San Pedro albergan un promedio de cincuenta ciudadanos cada uno.

Los suizos-paraguayos: una realidad a veces difícil

La realidad de la comunidad suizo-paraguaya y sus descendientes es acorde a la situación del país, asegura Gross:

"Hay que diferenciar la situación. El 70% de los suizos aquí son dobles nacionales, entonces a la mayoría le va igual que a los paraguayos: algunos no tienen trabajo, otros tienen salarios muy bajos... O sea, están más o menos sobreviviendo como los paraguayos".

"También hay algunos suizos que llegaron más recientemente, como a los 50 o 60 años de edad, y que tienen una pensión de la Confederación, que cobran en francos suizos y que como gastan en guaraníes les va un poco mejor".

"Y otros compatriotas, que tienen pequeñas o medianas empresas (Pymes), que les permiten vivir bien, pero que no son para hacerse millonarios. La situación económica en Paraguay es sumamente difícil, inclusive para los suizos", sentencia el Cónsul.

Descendientes sin ciudadanía. ¿Hora de recuperarla?

Los suizos que llegaron a Paraguay en las olas inmigratorias pasadas, adoptaron al país y sus costumbres, y formaron grandes familias cuyos descendientes –hoy, segunda y tercera generación de suizos- conservan el afecto por el país de sus abuelos, pero han perdido ciertos lazos, como el idioma originario: la mayoría sólo habla el español, y algunos también el guaraní.

La mayoría de los descendientes suizos han perdido la posibilidad de conservar la ciudadanía por varios motivos: algunos por ser hijos de madre suiza (no se reconocía entonces la nacionalidad si no era vía paterna); otros porque les costaba mucho acceder geográficamente a realizar el trámite; y otros, quizás, porque no accedían a la información necesaria.

"Por ejemplo, en la Embajada no tenemos ningún Schaerer registrado. Sin embargo, hay alrededor de 350 familiares –que tienen algún bisabuelo o tío abuelo suizo- que no tienen la ciudadanía. Aquí hay muchos apellidos helvéticos: Bertoni, Jaeggli, Hassler...", explica Gross, mientras trata de estimar la cantidad de descendientes que debe haber en Paraguay, y prosigue:

"Algo parecido ocurre con los casos similares a los de los Guggiari, que tienen ascendencia suiza, pero que no son suizos. Ahí yo estimaría que deben ser alrededor de 5.000 personas".

"Ahora se ha tocado el tema de los descendientes a raíz de que en enero de 2006 hay algunos artículos de la Ley sobre Nacionalidades que cambiaron, y en base a eso, bajo algunas condiciones, hay algunas personas que pueden solicitar la ciudadanía hasta el nivel de abuelo o abuela. Entonces ahora hay muchas personas que tienen esa posibilidad de hacer la solicitud, aunque depende de la aprobación de Suiza".

"Como esto se publicó, mucha gente empezó a averiguar. Atendimos alrededor de cuarenta consultas y hemos recibido y mandado, hasta ahora, una decena de solicitudes, pero no hemos tenido todavía respuestas", concluye el diplomático.

swissinfo, Norma Domínguez, desde Asunción, Paraguay

Continúa en Más sobre el tema

Contexto

- Suiza y Paraguay tienen realidades diferentes: el reciente "Índice de Competitividad Global" anunciado en Davos, ubica a la Confederación en primer lugar y al país sudamericano en el puesto 106 (sobre 125 países medidos).

- El PIB per cápita de los suizos es de unos 43.000 dólares y el de los paraguayos ronda los 4.600.

- Suiza tiene una superficie de 41.300 km2 y Paraguay de 406.752 km2. Ninguno de los dos países tiene salida al mar.

- Los últimos datos censales oficiales indican que la población de Suiza es de 7,5 millones de habitantes y la de Paraguay de 6,4 millones.

- En Suiza hay cuatro idiomas oficiales: Alemán, Francés, Italiano y Romanche o retorromano; en Paraguay los idiomas oficiales son el español y el guaraní.

Fin del recuadro

Datos clave

1377 ciudadanos suizos están registrados en Paraguay. La gran mayoría se afinca en la ciudad capital (700) y alrededores (103). El resto está en los departamentos de Itapúa, Alto Paraná, Cordillera, Boquerón, Guairá, Caazapá, San Pedro, Caaguazú, Canindeyú, Concepción, Misiones, Paraguarí y Presidente Hayes.

La Embajada de Suiza en Asunción promueve desde 2005 la muestra empresarial 'Suiza está presente en el Paraguay', donde participan, además de Nestlé y Victorinox, pequeñas y medianas empresas, de dueños suizos o suizo-paraguayos.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes