Estadísticas Aumenta violencia contra policías en Suiza

Los oficiales de policía deploran que los magistrados no tomen en serio el creciente clima de agresión a su respecto.

Los oficiales de policía deploran que los magistrados no tomen en serio el creciente clima de agresión a su respecto.

(Keystone)

Durante la última década se han incrementado las agresiones contra las fuerzas del orden. En el más reciente incidente, la semana pasada, un agente fue herido de bala por un hombre al que trataba de detener en una región rural del este del país.

 “Los atacantes son cada vez más irrespetuosos y brutales”, dijo Johanna Bundi Ryser, presidenta de la Asociación de Oficiales de Policía.

Sus declaraciones forman parte de los informes y testimonios que dos periódicos dominicales publicaron el pasado fin de semana, incluidas las más recientes estadísticas, sobre el tema.  

El ‘SonntagsZeitung’ se refirió a una serie de incidentes violentos en el marco de manifestaciones, de acciones de 'hooligans' en el futbol, del arresto de conductores por exceso de velocidad y de juerguistas nocturnos, así como de   peleas intrafamiliares.

El siguiente gráfico, elaborado a partir de esas estadísticas (marzo de 2016), muestra el aumento de los casos de violencia de 774 en 2000 a 2 080 en 2015, con un máximo en 2012, cuando se registraron 2 957 incidentes.

(swissinfo.ch)

Sin embargo, Markus Mohler, excomandante de la policía en el cantón de Basilea, advirtió contra una interpretación engañosa.

En una entrevista, publicada en las ediciones del lunes (09.01) de los periódicos ‘Tages-Anzeiger’ y ‘Der Bund’, Mohler criticó que los datos carezcan de información detallada.

“No muestran si se trata de casos de amenaza de violencia o de violencia física real, ni si las víctimas eran necesariamente miembros de la policía”, precisó. “Después de todo, hay una gran diferencia entre alguien que insulta y quien   apuñala, amenaza o dispara”.

Mohler, también profesor de Derecho Público en las universidades de Basilea y San Gall, pidió a los jueces que apliquen la ley.

Las personas que insultan o amenazan masivamente a los funcionarios estatales, ya sean policías o trabajadores sociales, deben comparecer ante la justicia, para lo que los autores sientan el efecto del castigo, según Mohler.

“No necesitamos un cambio en la ley, sino una aplicación estricta”, subrayó.

Reto Martinelli, portavoz de la Asociación de Oficiales de Policía manifestó su beneplácito con las iniciativas de los parlamentarios a escala nacional para presionar al Gobierno a tomar en serio el asunto.

“Finalmente, se hace algo al respecto”, comentó. 

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

swissinfo.ch/ug

×