Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Infancia robada Los rostros de los "niños sirvientes" en Suiza

Eran retirados de sus familias y puestos al servicio de otras. Cientos de miles de niños, ya sea nacidos fuera del matrimonio, huérfanos o muy pobres, eran enviados a instituciones sociales que los colocaban en familias de cuidado. Para muchos de ellos, las consecuencias fueron traumáticas.

Se trata de un capítulo oscuro de la historia helvética que se presenta en una exposición y un libro.

"Apenas se retiró la patria potestad y el terror comenzó". Esta cita de Edith Lüthi-Hess resume el drama de ella y de muchos otros niños que eran entragados a terceros como sirvientes, al perder a sus familias.

Y la frase se encuentra al inicio del libro sobre la exposición del fotógrafo de Keystone Peter Klaunzer en el Polit-Forum Käfigturm de BernaEnlace externo.

Klaunzer entrevistó y retrató a veinticinco personas. Solo pocas de ellas tienen algún recuerdo agradable de esa experiencia en manos de desconocidos. La violencia y los abusos sexuales estuvieron en la orden del día de muchos de estos pequeños.

En el siglo XX se empleaba esta práctica de desplazar a los niños que quedaban huérfanos o cuando el dinero no alcanzaba para alimentarlos dentro del seno familiar. Solo en 1981, cuando Suiza ratificó el convenio europeo de derechos humanos, se puso punto final a este trato.

La exposición se realizó en colaboración con la Asociación 'red de niños desplazados' y se presenta hasta el 17 de marzo de 2017.