Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Investigan en Suiza cuenta ‘opaca’ de Juan Carlos I

Juan Carlos I pasa revista al ejército suizo en Bern

Juan Carlos I, entonces rey de España, pasa revista al ejército suizo en Berna durante una visita a Suiza en mayo de 2011.

(Keystone)

Una cuenta suiza que tendría como beneficiario al octogenario rey emérito de España, Juan Carlos I, fue revelada esta semana por la prensa suiza. Un fiscal ginebrino investiga el origen de los fondos, reviviendo el debate de si la banca suiza está empleando con firmeza las medidas de debida diligencia necesarias para conocer a sus clientes y la licitud de sus fondos.

¿El rey emérito español Juan Carlos I tiene una cuenta suiza no declarada?

Fin del recuadro

Se presume que es beneficiario de una y Suiza colabora activamente en la tarea de esclarecer esta información. El diario helvético La Tribune de GeneveEnlace externo reveló esta semana que el fiscal ginebrino Yves Bertossa comenzó a investigar en 2018 una donación por alrededor de 65 millones de dólares realizada por la fundación Lucum, domiciliada en Panamá, a Corinna Larsen a través del banco suizo Mirabaud.

Esta donación, que tuvo lugar en 2012, genera controversia porque el otrora rey de España sería el beneficiario único de la cuenta de la fundación y la empresaria de origen danés habría estado vinculada sentimentalmente al monarca en el pasado.

¿Cuál es el problema de estos fondos? ¿Tiene prohibido el exmonarca recibir o realizar donaciones?

Fin del recuadro

Los bancos suizos están obligados a emplear estrictas medidas de debida diligencia para asegurar que las transacciones de sus clientes acaudalados tengan siempre un origen lícito. Además, existen protocolos de reconocimiento adicionales cuando se trata de Personas Políticamente Expuestas (PEPS en inglés).

En este caso, la ruta del dinero despierta la inquietud del fiscal Bertossa porque no surge de una cuenta bancaria española declarada por Juan Carlos I sino de la cuenta de una fundación panameña cuyo patrimonio original, estimado en 100 millones de dólares, provino de una donación hecha (2008) por el hoy fallecido monarca saudí Abdala bin Abdulazis.

Un hecho que se produce en un banco suizo y en una coyuntura en la que España y Europa iniciaban una profunda crisis.

¿Por qué el rey de España habría recibido una multimillonaria donación de Arabia Saudita?

Fin del recuadro

El fiscal helvético se ha dado a la tarea de investigar si estos recursos guardan relación, según la revelado por la TDG, con que un grupo de empresas españolas que recibió la adjudicación para construir el tren de alta velocidad (AVE) de Medina a La Meca, en Arabia Saudita. Se presume que podrían haber sido favorecidos por la intermediación y los buenos oficios del ex monarca, según lo publicado por la TDG.

Esta suposición se desprende de revelaciones hechas por Corinna Larsen consignadas en grabaciones subrepticiasEnlace externo (realizadas por el excomisario español José Manuel Villarejo) en las que refiere que el entonces monarca habría recibido una compensación por intermediar a favor de los empresarios españoles en el AVE y que el monarca solía gestionar fondos a través de testaferros con cuentas en el extranjero.

¿Por qué Corinna Larssen recibió una cuantiosa donación del entonces Rey de España?

Fin del recuadro

Los abogados de Corinna Larsen afirman que los fondos son lícitos y niegan que tengan relación alguna con el negocio del AVE, según el diario español El País, medio que también sigue de cerca este expediente.

Robin Rathmell, abogado de Larsen, consultado por el citado medio español, afirma que su clienta recibió “un regalo no solicitadoEnlace externo del Rey emérito que fue descrita como una donación para ella y para su hijo, con quienes se había encariñado”.

Y según los legistas, los bancos suizos sí cumplieron con la debida diligencia correspondiente.

¿Cuál es el rol del fiscal suizo Yves Bertrossa en este caso?

Fin del recuadro

El fiscal ginebrino Yves Bertrossa, reputado en Suiza por su autonomía y por el rigor de sus investigaciones, comenzó a indagar hace dos años con objeto de desentrañar si hombres cercanos al exmonarca español, como los expertos en finanzas Álvaro de Orleans, Dante Canónica y Arturo Fasana, habrían sido testaferros del monarca, como se desprendería de las grabaciones publicadas por la prensa española en 2018 y 2019, retomadas por la TDG esta semana.

Yves Bertossa busca aclarar si existió un potencial blanqueo de capitales, razón por la que se mantiene en estrecho contacto con las autoridades españolas y, como parte de sus pesquisas, viajó a Madrid para entrevistarse con Corinna Larsen, Fasana, Canonica y algunos funcionarios del banco Mirabaud. El trabajo del fiscal sigue en curso.

¿Qué es una persona políticamente expuestas (PEP en inglés)?

Las Personas Políticamente ExpuestasEnlace externo (PEP) son las que desempeñan (o lo hicieron en el pasado) responsabilidades públicas de alto nivel en algún país extranjero. Esta categoría también incluye a los familiares y colaboradores cercanos de estos clientes potenciales de la banca suiza.

Suiza adoptó en 2014 una legislación que considera a los directivos de las organizaciones internacionales del deporte como PEP, categoría a la que se suman también jefes de estado, presidentes, ministros y miembros de la realeza, entre otros.

¿Cuáles son las medidas de debida diligencia deben poner en marcha los bancos con sus clientes?

Fin del recuadro

Los bancos suizos deben cumplir una serie de principios al iniciar, o dar continuidad, a la relación que tienen con sus clientes para reducir el riesgo de lavado de dineroEnlace externo. Esencialmente, se comprometen a:

1)      Verificar la identidad del cliente a través de documentos e información confiable.

2)     Identificar al beneficiario final de una cuenta o transacción a gran escala y tomar medidas para verificar su identidad.

3)     Solicitar información adicional cuando haya dudas.

4)     Identificar que las transacciones sean consistentes con la actividad y perfil de un cliente a lo largo del tiempo.

5)     Si una entidad financiera no puede cumplir con estos requisitos, entonces deberá abstenerse de abrir una cuenta o materializar una transacción y tiene la obligación de dar a conocer sus sospechas -sobre clientes y/o operaciones- a las autoridades financieras suizas.

La banca helvética considera que ha avanzado sensiblemente, sobre todo desde la caída del secreto bancario, pero aún arrastra las secuelas de operaciones opacas consentidas en las últimas dos décadas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes