Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Las universidades expanden su investigación global


Por Sophie Douez


Students at work at the new ETH facilities in Singapore ()

Students at work at the new ETH facilities in Singapore

Suiza multiplica su colaboración internacional en materia de investigación de alto nivel. Dos de sus escuelas politécnicas han establecidos sedes en el extranjero para innovar y asegurar su capacidad competitiva.

Atraídos por los incentivos económicos de otros gobiernos o la oportunidad de interactuar con prestigiados centros de investigación de países como Estados Unidos, China o Japón, los suizos aportan siempre lo mejor de su experiencia.

A principios de este mes, Alain Berset, ministro suizo del Interior, inauguró en Singapur la Escuela Politécnica Federaldel Centro para la Sostenibilidad Medioambiental Global.

El proyecto de investigación surgió en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), que actualmente cuenta con un equipo de 119 investigadores basados en ese país asiático.

La presencia del EPFZ de Singapur data de poco más de un año, cuando el proyecto se inició con un equipo de apenas cinco personas. Su creación coincidió con la iniciativa de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) de establecer su propio centro de investigación en los Emiratos Árabes Unidos (2009).

Franco Vigliotti, decano de la EPFL de Oriente Medio en el emirato de Ras al Jaima, explica a swissinfo.ch que los Emiratos Árabes Unidos fueron elegidos como sede debido a su ubicación estratégica entre Asia, Europa y África.

Entre el 13 y 15% de los estudiantes de la EPFL provienen justamente de Oriente Medio, India y países del norte de África, precisa.

“La EPFL es una escuela del más alto nivel en Europa, razón por la que la tendencia de estos países y otros a buscar este politécnico continuará.  Ante el creciente número de interesados en estudiar allí, no podemos cruzarnos de brazos. Era importante generar alternativas más cercanas a estos países”, señala Vigliotti.

Además, apunta, los Emiratos Árabes Unidos han trabajado intensamente en atraer figuras de renombre en la investigación internacional. A tal grado que hoy el 25% de los centros de estudios de alto nivel en el mundo tienen una nueva sede en este sitio.

“Realmente se ha registrado un esfuerzo veloz por transformar a los Emiratos en una sede regional para la educación de alto nivel”.

Internacionalización

La internacionalización ha sido uno de los principales rasgos de la investigación científica durante las últimas dos décadas que se ha visto acelerada especialmente por la evolución de las comunicaciones.

Mauro Moruzzi, jefe de Asuntos Internacionales en la Secretaría de Estado para la Educación y la Investigación (SER), asegura que el 35% de los artículos de investigación que se publican en el presente resultan de algún acuerdo de colaboración internacional, muy por encima del 25% de hace 15 años.

“En Suiza, los equipos de investigación de la EPFZ suelen ser muy internacionales, un fenómeno que se repite en todas las universidades suizas. Actualmente, cerca de la mitad de la facultad es de origen extranjero, y aproximadamente dos tercios de los estudiantes de doctorados y postdoctorados no son suizos”.

Gerhard Schmitt, director del Centro EPFZ de Singapur, afirma que la decisión de establecerse en este país surgió a raíz de la colaboración que había entre este Politécnico e investigadores de países como Singapur, Japón, India, China o Australia.

“Ya teníamos una sólida cooperación con Singapur en la preparación de documentos de investigación y en materia de intercambio de estudiantes. Sabíamos que poseen estupendas universidades y que sus equipos de trabajo son realmente nuestros pares, ya que gozan de un nivel muy parecido. Una paridad que es fundamental para hacer atractivos los proyectos para nuestros profesores”.

Colaboración

Esta paridad que ha operado como as bajo la manga en el proceso de expansión en el extranjero de algunas instituciones.

“Está claro que es mucho más fácil trabajar con gente con la que compartes el mismo edificio”, anota Schmitt y explica que es una de las razones por las que prestigiados centros como el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) o la Universidad de California en Berkeley -con las que la EPFZ ya tenía lazos estrechos - también se han establecido en el Centro para la Investigación y la Empresa Tecnológica (CREATE por sus siglas en inglés).

“La urbanización es un tema prioritario para nosotros. Y el MIT también está profundamente interesado en aspectos particulares de ésta, como la movilidad. Luego hay áreas como la eficiencia en la construcción, uno de los pilares del proyecto llamado Ciudades del Futuro, que es de un gran interés para Berkeley. De esta forma, nos encontramos frente a un gran grupo urbano que se reúne a trabajar a partir de intereses comunes”, citó.

La decisión de establecerse en otros países, más que el simple deseo de trabajar con los colegas extranjeros, representa  para Suiza la oportunidad de expandir sus esfuerzos de investigación más allá de lo logrado en casa.

“No queremos hacer fuera de Suiza la investigación que es posible realizar en la EPFZ. No hay razón para ello. Hemos decidido que la enseñanza debe mantenerse en Suiza; todo lo que pueda realizarse con excelencia en casa, seguirá haciéndose aquí”, indica Schmitt. Es el motivo por el que la EPFZ de Singapur no ofrece licenciaturas o postgrados.

“No obstante, hay áreas en las que, por razones climáticas o geográficas, o debido a posiciones políticas o geopolíticas, contamos con el acervo académico necesario para hacer algo, pero no podemos aplicarlo directamente en Suiza o Europa”, explica el porqué de la expansión.

Abriendo caminos

Vigliotti coincide con esta visión y añade que operar desde los Emiratos Árabes Unidos es sinónimo de abrir “un nuevo mercado a la investigación”. Una alternativa que ha permitido a la EPFL explorar, o complementar, áreas que de otra forma no habría desarrollado en Suiza.

“Un ejemplo concreto, hemos podido probar células solares que diseñamos en Suiza para condiciones extremas. Ahora nos permitirá evaluar si es posible exportar esos paneles solares a regiones como ésta y seremos capaces de responder a preguntas como si serán capaces de sobrevivir y cómo se comportarían”, anota.

Vigliotti sostiene que Suiza “debe abrirse al mundo” si no quiere perder su liderazgo en materia de investigación e innovación, características clave de la prosperidad de su economía.

“Suiza es un país pequeño y si miramos las cifras nos damos cuenta de que el número de estudiantes y profesores por reclutar en casa es relativamente pequeño”.

Según Schmitt, la presencia del EPFZ en Singapur a través de CREATE representa una ruptura con las viejas estructuras universitarias.

“Estamos empleando investigadores y haciendo posible la interacción a partir de formas diversas. Nos enfocamos en temas, no en disciplinas, y dedicamos toda la atención a los resultados de una investigación, la diseminación y la interacción con los mejores del mundo”, expresa entusiasmado.

“Realmente estamos frente a un nuevo modelo y nos despierta mucha curiosidad ver hasta dónde nos conducirá”.

EPFZ-Singapur

El Laboratorio de las Ciudades del Futuro (FCL) es un centro de investigación multidisciplinaria enfocado en la sostenibilidad de las ciudades desde una perspectiva global.

Se trata del primer programa de investigación del Centro de Sostenibilidad Medioambiental Global (SEC) de la Escuela Politécnica Federal de Singapur, que nació de una iniciativa de gestada en su homóloga de Zúrich (EPFZ).

En la actualidad es sede de más de 100 investigadores del más alto nivel, así como de profesores que trabajan de forma colegiada en diversos temas vinculados a las ciudades del futuro y los retos de la sostenibilidad.

E FCL está centrado en investigar temas como la forma en la que las ciudades tendrán que ser diseñadas, manejadas, mantenidas y habitadas para soportar los retos de sostenibilidad que exige el entorno global.

El FCL aborda los riesgos y el potencial de las ciudades contemporáneas por venir, y sus implicaciones, pero siempre desde una perspectiva multidisciplinaria.

EPFL-Oriente Medio

La Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) en Oriente Medio, con sede en Ras Al Jaima (Emiratos Árabes Unidos) reúne a científicos de máximo nivel en la investigación de dominios como la energía y la sostenibilidad.

Ofrece también investigación a nivel de master y doctorado en temas como transporte urbano, energía eólica, agua y educación ejecutiva en disciplinas semejantes.


(Traducción: Andrea Ornelas), swissinfo.ch



Enlaces

×