Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los chocolates Barry Callebaut serán "made in Spain"

Barry Callebaut es líder mundial en productos de cacao y chocolate de primera calidad.

(Keystone)

El gigante helvético del cacao confirmó la compra de Chocovic, empresa del grupo Nederland, que le permitirá consolidarse en el mercado con mayor potencial dentro de la Unión Europea.

Los españoles comen sólo un tercio del chocolate que consumen los suizos y la tendencia va al alza. Los nichos que más interesan a Barry Callebaut en España son el chocolate negro y la repostería.

Los europeos son los campeones indiscutibles del consumo de chocolate. Suiza se encuentra a la cabeza con poco más de 11,5 kilogramos por habitante al año, seguida por Gran Bretaña (10 kg), Alemania (8,1 kg) y Francia (6,8 kg).

Y lejos, muy lejos de los países ante citados, se ubican Italia (2,6 kg) y España (3,5 kilogramos), según cifras de la Asociación Española de Fabricantes de Chocolate y Derivados.

Un perfil de consumo que convierte al mercado ibérico en uno de los más codiciados de la Europa industrializada y la razón por la que Chocovic pasará a manos helvéticas a partir del 2010.

Barry Callebaut, la compradora

El grupo helvético Barry Callebaut –número uno mundial en la producción de cacao y derivados- confirmó este mes (06.11) que llegó a un acuerdo con el grupo español Nederland para hacerse de Chocovic, una de las tres compañías que opera actualmente este consorcio.

Al formalizar el anuncio, Juergen B. Steinemman, Director General de Barry Callebaut, afirmó que el grupo suizo "busca fortalecer sus actividades básicas con clientes industriales y artesanales, y la adquisición de Chocovic se convierte en una oportunidad perfecta para ampliar el negocio gourmet".

Consultado por swissinfo sobre los detalles de la negociación, Barry Callebaut informó que el monto de la operación no será revelado aún a los mercados, pero confirmó que quedaron fuera de la operación las empresas Moner Cocoa S.A. y Nederland S.A., ambas pertenecientes propiedad también de Grupo Nederland y especializadas en producción y procesamiento de cacao.

Barry Callebaut agregó que se concentrarán en Chocovic porque les interesa la trayectoria de 130 años que tiene en el mercado español y la eficacia y nivel de tecnología con la que opera su planta catalana de Gurb.

Otro valor agregad que encuentran en Chocovic, explicaron, es hacerse del Aula Chocovic o academia de chocolate en la que se imparten clases a profesionales interesados en este producto.

España, como estrategia

Esta es la segunda vez que la suiza Barry Callebaut busca extender sus operaciones en España en 2009.

Durante la primavera manifestó su interés por comprar a la también española Natra, grupo alimentario cuya división de chocolates sería adquirida por el grupo helvético, una operación que no llegó a término porque Natra consideró durante el verano que debía revaluar su negocio.

Los mercados financieros castigaron el desistimiento del grupo español con una caída de sus acciones superior al 9% en una sola jornada.

Esta vez, la negociación tiene lugar con la familia de empresarios Rius, propietaria de uno de los principales emporios chocolateros de España.

Chocovic tiene una capacidad de producción actual de 30.000 toneladas, cita el grupo suizo, y buena presencia en el mercado italiano y francés, lo que resulta otro valor agregado.

De acuerdo con la Asociación Española de Fabricantes de Chocolate y Derivados, España tiene un gran potencial para el mercado de chocolate porque hasta ahora su consumo está asociado sobre todo con factores estacionales, que pueden modificarse con una buena campaña de promoción.

Es decir, los españoles consumen menos chocolate durante los meses de buen clima, a diferencia de sus vecinos europeos que mantiene patrones de consumo relativamente estables todo el año.

Y el mercado a atacar es el de los hogares. Un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid reveló que en 2009, el mercado del chocolate tiene un valor de 1.250 millones de francos suizos.

El 90% del consumo es realizado por las familias y el 10% restante corresponde a hostelería y la restauración.

Nuevamente, según la Universidad Complutense, los españoles prefieren: cacao soluble (41%), chocolate en tableta (26%), crema de cacao para untar (10%), turrón de chocolate (6%) y el resto (17%) corresponde a bombones y otras golosinas elaboradas con el cacao como ingrediente secundario.

Alto contenido cacao

Por su parte, para Grupo Nederland la venta de Chocovic forma parte de una estrategia de redefinición de prioridades.

Los Rius son propietarios también de Cacao Sampaka, un consorcio que incluye 11 establecimientos de comercialización de chocolate (operados como franquicias) y quieren dedicarse cada vez más a la transformación del cacao y la producción de granos.

Sobre el acuerdo alcanzado, Chocovic afirma que "está convencida de que el posicionamiento de su empresa fue decisivo en el interés de Barry Callebaut", y confirma que las dos empresas que conserva –Moner Cocoa y Nederland. S.A.- se dedicarán a tiempo completo al cacao de origen, apostando por la selección de granos en la plantación misma para controlar la calidad y abrir nuevos espacios para el comercio sostenible.

El grupo suizo, en tanto, se hace de una empresa cuyas coberturas (para repostería) tienen una alta demanda en el mercado español y cuyos chocolates con alto contenido de cacao (superior al 60% de la tableta) y poca azúcar, están consiguiendo una clientela fiel y en expansión.

Cabe recordar que aunque el acuerdo esté cerrado por parte de los dos participantes, son las comisiones de competencia de ambos países las que deben evaluar y validar el acuerdo, que entraría en vigor en los albores del 2010.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Contexto

Barry Callebaut es el grupo productor de cacao y chocolate más grande del mundo, producto de la fusión entre la empresa belga Callebaut y la francesa, Cacao Barry. Actualmente está basada en Zúrich y cotiza en el mercado de valores (SIX Swiss Exchange).

Chocovic fue fundada en Vic (Barcelona) en 1872 como empresa familiar que llevaba por nombre Chocolates Arumi. En 1977, el grupo Nederland adquirió la empresa y le cambió el nombre por Chocovic, industrializó procesos y la especializó en la proveeduría de chocolate para pastelería y bombonería artesana.

El cacao, utilizado por los olmecas mesoamericanos y los mayas para honrar a sus dioses en las ofrendas; y bebida de los altos jerarcas aztecas, llegó a Europa tras la conquista española. Sin embargo, ha sido Suiza quien le ha concedido el estatus de producto elaborado y protagonista de repostería y presentaciones diversas.

Fin del recuadro

Datos clave

En el siglo XXI, los tres principales países productores de cacao son Costa de Marfil, Ghana y Camerún.

Suiza consume 80 millones de kilos de chocolate al año. España, alrededor de 140 millones de kilos, a pesar de que su población es 6 veces mayor.

La española Chocovic tiene una plantilla de 120 empleados que Barry Callebaut ofreció conservar intacta. Sus dos marcas más conocidas son Chocovic y Novacrem

Barry Callebaut opera en 25 países, tiene 40 plantas de producción y 7.000 trabajadores.

Fin del recuadro

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes