Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Lufthansa, nueva dueña de Swiss

Christoph Franz de Swiss y Wolfgang Mayrhuber de Lufthansa tras el anuncio.

(Keystone)

El Consejo Federal y el resto de los accionistas mayoritarios de la aerolínea helvética aceptaron "por ser lo mejor para Suiza en el largo plazo".

El precio de compra podría alcanzar los 480 millones de francos suizos, todo dependerá de la evolución financiera de Swiss en el futuro.

La suerte fue echada: Lufthansa será la nueva propietaria de Swiss.

Los principales accionistas de la aerolínea helvética, encabezados por el Consejo Federal (20,4% del capital); el UBS (10,4%); el cantón de Zúrich (10,2%); el Credit Suisse (10%); y Amag (6,8%), dieron "luz verde" a la oferta que les hizo la compañía alemana.

El precio final de la operación no se ha fijado, pues dependerá de la evolución de Swiss en el futuro, pero podría alcanzar hasta 480 millones de francos suizos.

Lo fundamental para Suiza: la aerolínea conserva su nombre y Zúrich se mantiene como el hub, o aeropuerto sede para las conexiones.

Tras el anuncio, las presidencias de Swiss y Lufthansa, a cargo de Pieter Bouw y Wolfgang Mayrhuber, respectivamente, se dijeron satisfechas.

Y el gobierno, en voz del ministro de finanzas, Hans Rudolf-Merz, sólo se limitó a expresar que "la integración será lo mejor para los intereses políticos y económicos de Suiza en el largo plazo".

Un largo camino

La venta de Swiss exigirá un sofisticado engranaje de operaciones financieras que comienza a operar este miércoles (23.03).

Primero, Lufthansa tomará el control de 11% del capital a través de una holding, o una empresa que está por constituirse y que llevará el nombre de Air Trust.

¿Por qué? Dicha compañía garantiza que Swiss no se vuelva una empresa alemana de la noche a la mañana y que Zúrich se conserve como su centro de operaciones.

Después, cuando la venta obtenga el visto bueno de las autoridades encargadas de evitar los monopolios –especialmente en la Unión Europea- la aerolínea germana estará lista para adquirir el 49% de Swiss.

Y sólo tendrá el 100% de las acciones cuando algunos acuerdos de transporte aéreo vigentes sean modificados para guardar congruencia con el nuevo estatus de Swiss.

¿Cuánto vale Swiss?

En el mercado accionario, el valor de Swiss supera los 500 millones de francos suizos y el gobierno le inyectó más de 1.500 millones de francos desde su creación, el 1° de abril del 2002.

Sin embargo, Lufthansa pagará como máximo 480 millones de francos.

En mayo hará una oferta de recompra a los accionistas que adquirieron títulos de Swiss en el mercado de valores (y cuyos nombres y apellidos se desconocen porque pasan constantemente de una mano a otra). Les ofrecerá alrededor de 70 millones de francos.

A los mayoritarios, les otorgará un "bono" que será redimido (pagado) en 2008, y que cuyo monto final dependerá de la evolución financiera que tenga Swiss cuando pase a manos de Lufthansa.

En el mejor de los casos, la aerolínea alemana pagará 390 millones de francos, y si no, reducirá el monto en función de los resultados. El gobierno suizo podría incluso no recibir nada si la compañía aérea obtiene malos resultados de aquí a tres años.

Normalmente, las nuevas sinergias entre las dos compañías permitirán ahorros fijos superiores a los 160 millones de francos anuales y un futuro menos gris para la empresa aún de factura suiza.

Las negociaciones

Las palabras del ministro de Finanzas, Franz Rudolf-Merz la tarde del martes (22.03) en un encuentro con los medios de comunicación en el que comenzaron a disiparse las dudas, fueron contundentes: "Una integración entre Swiss y Lufthansa será lo mejor para los intereses políticos y económicos de la Confederación Helvética en el largo plazo".

Su posición reflejaba también la de los ministros de Economía, Joseph Deiss, y de Transportes, Moritz Leuenberger.

Era la posición que se esperaba luego de la reunión que por la mañana sostuvo el Consejo Federal con directivos de Swiss y Lufthansa.

Las Cámaras Federales habían despejado terreno un día antes (21.03), cuando Bruno Zuppiger, Presidente de la Delegación de Finanzas de las Cámaras Federales, dejó claro que el Consejo Federal tendría la última palabra.

Enemigos y trabajadores

El pasado fin de semana, el futuro de Swiss regó ríos de tinta en los medios de comunicación helvéticos.

Accionistas minoritarios como Marius Grossenbacher y Juerg Brand, se manifestaron abiertamente en rechazo de la venta de aerolínea.

En una carta abierta en el Tagesanzeiger pidieron al resto del accionariado reunir un mínimo de 10.000 francos suizos para fundar una nueva compañía –S.R. Invest Holding AG-, destinada a impedir la compra de Lufthansa.

Un inconforme más fue Claus Niederer, ex presidente del grupo turístico suizo Hotelplan, quien incluso se autopostuló para asumir la dirección de Swiss, según expresó al Blick.

Niederer fue el fundador de la aerolínea charter Belair y su argumento central es que la oferta económica de Lufthansa no corresponde al valor real de la compañía aérea helvética.

En cuanto a los trabajadores, son el tema más sensible del acuerdo. Actualmente, la planta laboral consta de poco más de 6.000 elementos, la mitad de lo que tenía en 2002.

Este lunes (21.03) Swiss informó que llegó a un acuerdo con el grueso de los sindicatos para una nueva convención colectiva de trabajo (CCT) destinada al personal de tierra.

El acuerdo entra en vigor el 1° de abril y, aunque los detalles se desconocen porque los sindicatos deben ratificarlos, garantizan a los trabajadores que se van "generosas jubilaciones". Los que se quedan se comprometen, en contrapartida, a no promover huelgas.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Swiss inició operaciones con 12.500 empleados y hoy tiene poco más de 6.000.

El Consejo Federal detenta 20,4% de los títulos de la empresa, seguido por el UBS y el Credit Suisse, que poseen cada uno poco más de 10% de las acciones.

Lufthansa podría pagar hasta 480 millones de francos por Swiss, todo depende de la evolución financiera futura de la empresa.

Los accionistas minoritarios, dueños de 15% de los títulos, recibirán alrededor de 70 millones de francos.

Fin del recuadro

Contexto

Swiss fue fundada el 1° de abril del 2002, tras la desaparición de Swissair y Crossair.

Pese a los esfuerzos por sanear sus finanzas, que incluyeron desde los recortes de personal hasta la contratación de nuevos créditos, reportó números rojos en 2002, 2003 y 2004, lo que obligó a la aerolínea a reconsiderar el futuro.

La alemana Lufthansa ofreció comprar Swiss, mantener su nombre y conservar a Zúrich como sede de sus conexiones.

El Consejo Federal, el UBS y el Credit Suisse, entre otros accionistas principales, evaluaron la oferta y la aceptaron este martes (22.03).

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes