Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Medidas para atajar los efectos del cambio climático

Agosto 2005: Schlüpfheim en el cantón Lucerna: en Suiza podrían multiplicarse los desprendimientos de tierra.

(Keystone)

El fenómeno hará aumentar entre 2 y 3 grados las temperaturas en Suiza de aquí al año 2050. Las olas de calor y los periodos de sequías serán más frecuentes.

Es lo que prevé un informe encargado por el Gobierno helvético. Según los expertos, se podrán superar los efectos del cambio, aunque todavía no se pueden calcular los costes.

En el año 2050 Suiza registrará temperaturas entre 2 y 3 grados superiores a las actuales. Las precipitaciones serán escasas en verano y abundantes en invierno. Los periodos de sequía se multiplicarán y habrá menos olas de frío.

Son algunas de las previsiones de un estudio, que presentó este miércoles (14.03.) en Berna el Órgano Consultivo en materia de cambio climático (OcCC) de los Ministerios suizos del Interior y del Medio Ambiente.

A juicio de los expertos, estos efectos sólo se podrán atajar si se adoptan medidas suficientes y contundentes para limitar el avance y la intensidad del cambio climático.

Efectos importantes y palpables

El informe del OcCC enumera los conocimientos actuales sobre los efectos a medio plazo del cambio climático en Suiza y ofrece un cuadro completo de los efectos plausibles que tendrá el fenómeno sobre el medio ambiente, la economía y la sociedad.

Según los autores, los efectos serán importantes y múltiples en el territorio helvético. Los cambios interesan, sobre todo, a la región alpina. La regresión de los glaciares y el derretimiento del permafrost aumentarán el riesgo de desprendimientos de rocas deslizamientos de tierra.

El cambio del índice de precipitaciones conllevará un aumento de los sucesos extremos. En invierno y primavera se intensificarán las lluvias, con las consiguientes crecidas, sobre todo en el altiplano, la región prealpina y el Jura, mientras que el altiplano y la vertiente sur de los Alpes sufrirán canículas y sequías en verano.

En otoño, invierno y primavera las temperaturas serán al menos 2 grados superiores a las actuales; en verano hará más calor: +3 grados.

Consecuencias económicas y sociales

Los periodos de sequía restringirán las reservas de agua en los meses estivales y otoñales, y repercutirán en la agricultura y en la producción eléctrica, precisa el informe. Según los investigadores, habrá que optimizar la gestión del agua y prever medidas en vista de las crecidas invernales que serán más frecuentes.

Las olas de calor también tendrán consecuencias directas sobre la salud de la población: la tasa de mortalidad aumentará y no se descarta que se propaguen enfermedades tropicales en el país. Las empresas tendrán que hacer frente a prestaciones laborales reducidas debido a las condiciones climáticas.

A mediados de siglo, el turismo alpino se verá especialmente bajo presión, por una parte por la retirada de los glaciares, por otra, debido a los problemas que los trastornos atmosféricos podrían ocasionar a las vías de comunicación. El sector tendrá que compensar las pérdidas durante la temporada estival.

Medidas urgentes

El estudio revela asimismo que las consecuencias del cambio climático se harán sentir en Suiza incluso si en los próximos decenios se reducen las emisiones de gases con efecto invernadero, porque estas medidas sólo tendrán efecto a largo plazo. Los investigadores subrayan, no obstante, la importancia de adoptar acciones inmediatas para limitar parcialmente los efectos negativos.

En lo inmediato, la Confederación debe respetar al pie de la letra los compromisos asumidos en el Protocolo de Kyoto. De aquí al año 2012, el país deberá reducir sus emisiones de gas con efecto invernadero en un 8% con respecto a los niveles de 1990.

Según Roland Hohmann, uno de los autores del estudio de OcCC, "Suiza está llamada a asumir sus responsabilidades hacia los demás países y las futuras generaciones".

Para cumplir los objetivos fijados, hay que adoptar cuanto antes el índice sobre CO2 aplicado a los combustibles con el fin de incentivar a las economías domésticas y la industria a invertir en energías renovables. En el sector del tráfico rodado habrá que demostrar, de aquí a fines de 2007, la eficacia del denominado 'céntimo para el clima' sobre los carburantes.

"El cambio climático no debe ni puede ser solamente un tema durante la campaña electoral", sentenció Hohmann.

Adaptarse al cambio climático

En tanto que país alpino, Suiza dispone de una gran experiencia en el ámbito de la prevención de catástrofes naturales. Con el fin de contener los daños, es imperativo integrar los riesgos derivados del cambio climático a las medidas de prevención de desastres naturales.

Además, es indispensable poner en marcha un plan de gestión integral de los riesgos que permita adoptar las medidas de protección necesarias, así como sensibilizar a la población y a los sectores concernidos.

swissinfo y agencias

Consecuencias para Alemania

Este miércoles, el Instituto alemán de Investigaciones Económicas (Deutsches Institut für Wirtschaftsforschung - DWi) hizo público un estudio que ilustra las consecuencias económicas del cambio climático en Alemania.

Según el documento, hay que contar con una ralentización del crecimiento económico. Si no se adoptan medidas urgentes, el cambio climático tendrá consecuencias financieras del orden de 800.000 millones de euros.

De acuerdo a los especialistas, casi todos los sectores económicos se verán afectados por el calentamiento del planeta. Quienes pagarán las consecuencias serán, sobre todo, el sector financiero y las empresas que más dependen del suministro energético.

En cuanto a la estrategia de prevención, el estudio propone imponer el ahorro energético, crear plantas de producción de energía sin emisiones de CO2 y potenciar la producción de energías renovables.

Esto requerirá inversiones por valor de 260.000 millones de euros de aquí al año 2050, equivalentes a 6.000 millones al año.

Fin del recuadro

Los autores del estudio

El informe 'Cambio climático y Suiza en el año 2050. Efectos previstos para el medio ambiente, la sociedad y la economía' ha sido realizado por el Órgano Consultivo en materia de cambio climático (OcCC) y la Plataforma Climate and Global Change (ProClim), de la Academia Suiza de las Ciencias Naturales.

La OcCC se creó en 1996 por el Ministerio suizo de Medio Ambiente, Energía y Comunicación. Este órgano está formado por 30 especialistas en los campos de la investigación, la economía y la administración federal.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes