Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Entrevista presidente Schneider-Ammann


Suiza espera firmar un ‘nuevo’ TLC con México en 2017


Por Andrea Ornelas, Ciudad de México


 Otros idiomas: 3  Idiomas: 3
El presidente de Suiza, Johann Schneider-Ammann, fue recibido por su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, en el Palacio Nacional con honores militares. (Presidencia de México)

El presidente de Suiza, Johann Schneider-Ammann, fue recibido por su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, en el Palacio Nacional con honores militares.

(Presidencia de México)

El presidente de Suiza, Johann Schneider-Ammann, realizó una visita de Estado a México los días 3 y 4 de noviembre. En entrevista con swissinfo.ch, el también ministro de Economía, Formación e Investigación hace balance sobre las relaciones bilaterales, como el tratado de libre comercio (TLC), y aborda los desafíos que enfrenta Suiza en materia económica y migratoria.

swissinfo.ch: Presidente, uno de los pilares de su visita ha sido la inauguración de la Cámara Suizo-Mexicana de Comercio e Industria: agremia a 35 grandes corporativos suizos que generan 35 000 empleos directos en México. Pese a la importancia de la relación económica bilateral, había cámaras similares en Argentina, Perú, Colombia o Venezuela, pero no en México. ¿Qué lo explica?

Johann Schneider-Ammann: Pienso que cada una de las empresas suizas ha trabajado intensamente de forma individual durante años. Trabajan desde el amanecer hasta el anochecer para sobrevivir y crecer. Pero no habían desarrollado, hasta ahora, una forma de trabajar conjuntamente.

Entiendo que son las empresas más pequeñas las que comenzaron con esta iniciativa y las que hicieron que la idea creciera y tomara forma. Sin embargo, era indispensable la participación de los grandes corporativos suizos para que esta Cámara Suizo-Mexicana de Comercio e Industria tuviera mayor fuerza y visibilidad.

Personalmente, estoy muy contento de que hayan seguido este camino.

swissinfo.ch: La inversión directa de empresas suizas en México supera los 9 000 millones de dólares y operan con una gran solidez desde hace décadas. ¿Qué cambiará en la práctica con la cámara de comercio?

J.S.A.: Compartiré mi experiencia personal. Yo participé en diversas cámaras de comercio bilaterales como empresario. ¿Cómo las aprovechamos? Nos reuníamos de forma regular y esto nos daba oportunidad, cuando nos encontrábamos ante un problema o asunto desconocido, de consultar a algún colega para conocer su opinión o para aprender de su experiencia.

Pero, sobre todo, estas cámaras nos dieron la posibilidad de tomar posición conjunta ante temas vitales. Por ejemplo, en algún momento, en la Cámara de Comercio Francia-Suiza, en la que participé varios años, [las empresas suizas] se pronunciaron enérgicamente contra una serie de reformas de la legislación laboral francesa que afectarían a Suiza.

En ocasiones fuimos escuchados. En otras, un poco menos. Pero siempre es importante tener una sola voz que manifiesta los intereses e inquietudes del gremio empresarial helvético.

México-Suiza: 70 años de relaciones

El presidente de Suiza, Johann Schneider-Ammann, realizó una visita de trabajo a México los días 3 y 4 de noviembre.

El objetivo central era estrechar las relaciones bilaterales con la segunda economía más importante de América Latina y uno de los países miembros del G20.

El también ministro de Economía suizo sostuvo reuniones con su homólogo mexicano, Ildefonso Guajardo Villarreal, y juntos inauguraron la Cámara Suizo-Mexicana de Comercio e Industria.

Se reunió también con el ministro mexicano de Finanzas, José Antonio Meade, para hablar del Tratado de Libre Comercio que Suiza –como miembro de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA)– renegocia con México.

Junto con el ministro de Educación mexicano, Aurelio Nuño, el mandatario suizo inauguró la Alianza Suiza para la Educación Dual, que supone la puesta en marcha de un sistema –inédito en México– de formación de jóvenes en las aulas y en 10 empresas suizas que operan en este país.

Schneider-Amman fue recibido también por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, en el Palacio Nacional, donde hablaron sobre la voluntad común de estrechar lazos tras 70 años de relaciones diplomáticas entre los dos países.

swissinfo.ch Hace tres años Suiza manifestó su voluntad de renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLC) que tiene con México en el marco de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA). Esta intención se formalizó en enero de 2016 en el Foro de Davos y se han realizado dos rondas de negociación: en Ginebra (mayo) y Ciudad de México (agosto). ¿Qué espera Suiza de este ‘nuevo’ TLC?

J.S.A.: Suiza espera un acuerdo moderno en todos los sentidos: que respete los principios que son fundamentales para los cuatro socios de la EFTA (Suiza, Islandia, Liechtenstein y Noruega), y que incluya aspectos sociales y ecológicos.

También nos interesa particularmente el tema de los derechos de propiedad intelectual. Buscamos, en general, que sea un acuerdo adaptado a las necesidades del siglo XXI, que no son las mismas que en 2001, cuando este acuerdo entró en vigor.

En años previos, México prefirió no iniciar la revisión de este TLC con la EFTA y entiendo perfectamente sus razones. Estaba negociando el Tratado de Asociación Transpacífico, y estableció sus prioridades.

Pero ahora, la negociación con Suiza y los socios de la EFTA ya está en marcha y confiamos en que tendremos buenas noticias. Esperamos que el TLC actualizado esté listo para firmarse en 2017.

swissinfo.ch: ¿Hay algún tema sensible en el que Suiza no esté dispuesta a ceder en materia de comercio con México?

J.S.A: El tema de la agricultura siempre es fundamental para nosotros y Suiza se esfuerza por manejarlo con una gran cautela. Pero si fuimos capaces de encontrar soluciones en este ámbito frente a un país como China, estoy seguro de que encontraremos los caminos para llegar a acuerdos constructivos con México.

swissinfo.ch: Esta visita ha puesto un claro acento en la educación. Se ha anunciado el lanzamiento de un acuerdo en materia de formación dual. ¿Qué hará Suiza con México en este ámbito?

J.S.A.: En efecto, fue presentada en el Colegio Suizo la Alianza Mexicana-Suiza de Formación Dual. Yo defiendo con un gran orgullo el sistema de capacitación dual que posee Suiza, que compagina formación teórica y práctica.

Pero creo que, con excepción de Suiza, Alemania, Austria y algunos países escandinavos, el resto del mundo subestima la formación profesional, lo cual es una catástrofe absoluta. Esta debe recibir el prestigio y reconocimiento que le corresponde. La formación dual es muy importante.

Constato con frecuencia que en muchos países los padres no quieren que los hijos sigan este tipo de formación. Y los profesores se sienten incómodos u ofendidos con la idea de que sus alumnos no aspiren a ir a la universidad.

Sin embargo, debe existir un equilibrio, se necesitan universitarios y también profesionales de oficios prácticos altamente capacitados. Y creo que el sistema suizo es el mejor que existe para preparar a estos jóvenes trabajadores. En Suiza, la gente joven se siente muy orgullosa de seguir este tipo de formación porque es aceptada y reconocida socialmente.

En México, ya hay una decena de empresas suizas que tienen previstos programas de formación dual para jóvenes mexicanos. Y para Suiza es un placer compartir lo mejor de su experiencia.

swissinfo.ch: Suiza es líder mundial en los ámbitos financiero, educativo y de innovación. Pero no está exenta de retos. La fortaleza del franco golpea a sus empresas y sus fronteras se tornan rigurosas con los inmigrantes. ¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta en 2017?

J.S.A.: Ante todo, necesitamos encontrar una solución con la Unión Europea (UE). Los acuerdos bilaterales vigentes con la UE son muy importantes para nosotros. Pero estos exigen la libre circulación de personas que se verá previsiblemente afectada por la decisión que tomó el pueblo suizo el 9 de febrero de 2014.

Los suizos votaron a favor de introducir cuotas a la inmigración. Esta decisión nos está obligando [como Gobierno] a ser muy creativos. Teníamos tres años para encontrar un camino y ese plazo vence en febrero de 2017. Esperamos tener una solución antes de la fecha límite.

swissinfo.ch: Y con respecto al franco, ¿considera que ya lograron un nuevo equilibrio casi dos años después de que el banco central eliminara el tipo de cambio mínimo entre el euro y el franco?

J.S.A.: Estoy muy contento por las empresas suizas y me siento profundamente orgulloso de ellas porque creo que, incluso las compañías que integran la industria clásica, ya dejaron de quejarse de la decisión del Banco Nacional Suizo (BNS) y asumieron que de nada sirve seguir con lamentaciones. La decisión está tomada y es irreversible. Así que ahora apuestan por la digitalización económica, por la industria 4.0.

Las empresas suizas saben que siempre serán capaces de encontrar nuevos caminos a través de la innovación y así lo harán de cara al futuro. 



Enlaces

×