Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Las ambiciones de Correos suizos


“El voto electrónico forma parte de nuestras misiones estratégicas”




 Otros idiomas: 3  Idiomas: 3
La empresa suiza de correos quiere desempeñar un papel determinante en el desarrollo del voto electrónico. ( Marcel Bieri)

La empresa suiza de correos quiere desempeñar un papel determinante en el desarrollo del voto electrónico.

( Marcel Bieri)

La compañía suiza de correos lanza este año, en colaboración con el cantón de Neuchâtel, su propia plataforma de votación en línea. El gigante amarillo aspira a que otros cantones adopten su sistema, que permitirá potencialmente al conjunto del electorado votar por Internet, explica Claudia Pletscher, responsable de Desarrollo e Innovación de la empresa.

swissinfo.ch: ¿Por qué Correos quiere entrar en el mercado del voto electrónico?

Claudia Pletscher: Con 19 millones de cartas que se envían cada año en el contexto de votaciones y elecciones, nosotros somos el socio número uno de los cantones en este sector. Y pretendemos serlo también en el futuro. El voto electrónico se inscribe dentro el proceso de transformación que afecta a la esencia de nuestra actividad principal, que se desplaza cada vez más del mundo físico al digital. Cada año el volumen total de cartas despachadas por Correos disminuye entre el 1 y el 2%.

Correos ya es una empresa con un elevado nivel de digitalización y la comunicación de datos confidenciales forma parte de nuestras actividades principales. Por tanto, poseemos todas las bazas para tener éxito. Al mismo tiempo partimos del supuesto de que el voto electrónico y el voto por correspondencia coexistirán durante muchos años.

swissinfo.ch: Sin embargo, el Gobierno federal suspendió en agosto pasado al consorcio de nueve cantones asociados en torno al proyecto de Zúrich. ¿Debió suponer un duro revés para ustedes?

C.P.: No hemos establecido nuestro calendario en función de la decisión del Consejo Federal [gobierno]. Mantenemos conversaciones con nuestro socio español Scytl desde 2014. Hemos empezado a desarrollar nuestra plataforma a comienzos de 2015, luego hemos sellado una colaboración con el cantón de Neuchâtel con el objetivo de realizar los primeros ensayos en 2016. Fue, pues, el momento idóneo para anunciar esta colaboración, independientemente de las circunstancias externas.

swissinfo.ch: ¿Se han interesado otros cantones además de Neuchâtel por su plataforma de voto en línea?

C.P.: No puedo hacer declaraciones sobre las conversaciones que mantenemos con otros clientes. Sin embargo, puedo garantizarle que hay un gran interés. Estoy convencida de que con nuestra solución conquistaremos a otros cantones en los próximos años.

swissinfo.ch: En Suiza ya se han probado tres sistemas. ¿Se necesita desarrollar un cuarto?

C.P.: Hemos diseñado un sistema de segunda generación que, en nuestra opinión, responde al cien por cien a las exigencias de seguridad de la Cancillería Federal para que el conjunto del electorado, tanto en Suiza como en el exterior, pueda participar por vía digital en unas elecciones o votaciones. La verificabilidad individual y universal está garantizada. Esto significa que tanto el electorado como las autoridades pueden controlar en todo momento el registro y el tratamiento correcto de los votos emitidos. Y esta es una gran novedad.

La plataforma será explotada íntegramente por Correos en sus centros de cálculo en Suiza altamente protegidos, donde los datos serán procesados bajo absoluta confidencialidad. Además, la integración en los sistemas informáticos de los cantones será extremadamente sencilla.

swissinfo.ch: ¿Qué responde a quienes les acusan de convertir los derechos populares en un negocio?

C.P.: Ya en la actualidad, Correos tampoco transporta gratuitamente las papeletas de voto. El desarrollo del e-correo, y por tanto, del voto electrónico, forma parte de nuestras misiones estratégicas. Correos obtiene el 86% de sus ingresos en libre competencia y tiene todo el derecho a invertir sus recursos donde le parece pertinente. Esto forma parte del mandato que le otorga el Consejo Federal. Por lo tanto, estamos ocupando el lugar que nos corresponde en este mercado.

swissinfo.ch: Pero ¿por qué recurre a una empresa informática extranjera para desarrollar su proyecto?

C.P.: Scytl lleva quince años en el mercado y es líder mundial en el sector del voto electrónico. Convirtió la criptografía en su especialidad y responde, por tanto, a las elevadas exigencias que nos hemos propuesto. Sin embargo, Correos no es un simple cliente de Scytl: poseemos los derechos de propiedad intelectual sobre la plataforma de voto electrónico que hemos diseñado conjuntamente.

El código fuente es en cierto modo la fórmula de fabricación de un programa informático. Se trata de una especie de instrucciones que un programador dirige a un ordenador. Un código fuente abierto —el denominado código abierto— permite a cualquiera verificar las características del programa y comprobar, por ejemplo, si se han instalado troyanos con el objetivo de almacenar datos. En un sistema de código abierto, la comunidad de programadores puede participar en el perfeccionamiento del código. De esta manera, se detectarían con mayor celeridad los problemas de seguridad.

swissinfo.ch: ¿No persiste, sin embargo, el riesgo de que el voto secreto que emiten los suizos acabe en manos de un servicio de inteligencia como la NSA?

C.P.: Partiendo de este supuesto, no podríamos utilizar ningún sistema informático desarrollado en el extranjero. Seamos realistas: ni los Correos suizos ni Scytl tendrán acceso a los datos de los votos, que en todo caso serán anonimizados. La llave para abrir las urnas electrónicas está en manos de los cantones.

swissinfo.ch: ¿Estarían ustedes dispuestos a publicar el código fuente de su sistema, tal como lo pretende hacer el cantón de Ginebra?

C.P.: Sí, no tenemos nada que ocultar. Desde ya le puedo avanzar que publicaremos el código fuente de nuestra plataforma cuando efectuemos los primeros ensayos de voto electrónico este año en el cantón de Neuchâtel.

swissinfo.ch: Los suizos del extranjero se quejan con frecuencia de que no reciben a tiempo las papeletas de votación, puesto que hoy no es posible enviarlas por vía electrónica. ¿Podemos contar con avances en este ámbito?

C.P.: La flexibilidad es precisamente una de las ventajas que ofrece nuestro sistema. Si los cantones lo desean, podrán enviar el material de votación a sus ciudadanos por vía electrónica. De hecho, varios cantones ya han incorporado este proyecto en su hoja de ruta.


Traducción del francés: Antonio Suárez Varela, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×