Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Rey del schwingen Festival de lucha coronado con éxito

Suiza tiene un nuevo 'rey': Matthias Sempach, triunfador de la lucha suiza o ‘schwingen’. La justa tuvo lugar en Burgdorf, capital de la región de Emmental, y concluyó el domingo.

El mejor combatiente en la Fiesta Federal de Lucha Suiza y Juegos Alpestres, que se celebra cada tres años, se convierte en 'el rey del Schwingen'. En esa tradición, que ha recuperado popularidad en los últimos años, los contendientes se enfrentan en un espacio circular cubierto de aserrín. Cada uno intenta derribar de espaldas a su opositor. El deporte es más o menos desconocido fuera de Suiza.

Sempach, un chico de la zona, recibió la ovación de la multitud después de su victoria . Su emoción era tal que rompió a llorar a la vista de las cámaras de televisión.

Los diferentes ganadores obtienen premios cuyo monto total asciende a unos 800.000 francos ($ 860.000). Tradición obliga: El “rey” es premiado con un toro, aunque de manera simbólica: Al término de la fiesta el toro regresa a su pradera y el monarca a su casa con 22.000 francos en el bolsillo.

Este caso podría haber sido diferente, ya que Sempach se formó como carnicero.

El evento de este año atrajo a más de un cuarto de millón de espectadores a lo largo de tres días y fue transmitido en vivo por la televisión suiza de expresión alemana.

Los juegos son una empresa de gran envergadura. Su organización contó con un presupuesto de 25 millones de francos y para contribuir a su realización, el ejército puso a disposición 5.000 efectivos, además de que 4.000 personas colaboraron durante un lapso global de 70.000 horas.

Para el evento fue instalado un estadio desmontable con una capacidad para 50.000 personas (el más grande de Suiza), cuya edificación comenzó el 1 de julio.

Para los organizadores, la sustentabilidad fue prioritaria. Por ejemplo, invitaron a los visitantes a utilizar el transporte público y para satisfacer la demanda se establecieron trenes adicionales; colocaron recipientes para la selección de basura y los restos de la madera utilizada serán entregados a los viveros locales. Además, el material empleado para la construcción y que esté en buenas condiciones, volverá a ser utilizado.

Aunque el deporte de mayor atracción es el schwingen, otras actividades tradicionales suizas también integraron el menú de la fiesta.

Una de ellas, la de lanzar piedras, que implica hacer llegar lo más lejos posible una pesada piedra, de 20 kilogramos la más ligera, hasta la más pesada, de 83,5 llamada 'Unspunnen'. El ganador de esta categoría , Peter Michel, logró una distancia de 3,83 metros, 17 centímetros más que su rival más cercano. Michel también salió victorioso en las competiciones anteriores, en 2010 y 2007.

El evento fue inaugurado el viernes y su programa incluyó una procesión en el primer día para mostrar la región de Emmental, además de una serie de fiestas, hasta bien entrada la noche. En los alrededores de la arena los visitantes pudieron disfrutar de otras tradiciones folklóricas suizas como las interpretaciones musicales con corno alpino y de yodel, y la muestra de vestimentas tradicionales. Disfrutaron igualmente de cerveza, embutidos y otras delicias culinarias de la región.

El presidente de Suiza, Ueli Maurer encabezó una ceremonia el domingo en la que recordó a los asistentes la importancia para el futuro de “las raíces, los valores y la previsión”.
SRF-sport/swissinfo.ch

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo