Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ruido Cada vez menos oasis de tranquilidad en Suiza

(Keystone)

El ruido es un subproducto de la vida moderna. Sin embargo, ¿no es demasiado alto el precio que pagamos por el aumento en la movilidad y el desarrollo? Urs Walker, de la Oficina Federal del Medio Ambiente, señala a swissinfo.ch que la verdadera batalla contra el ruido apenas comienza.

Se estima que una de cada seis personas que viven en Suiza está expuesta cada día a niveles peligrosos de ruido, una tasa acorde con el promedio europeo. Ha habido avances en la reducción del ruido, pero éste se mantiene como uno de los más graves y subestimados problemas medioambientales de nuestra época.

Alrededor de un millón 300 mil, de los ocho millones de habitantes de Suiza, están expuestos a altos niveles sonoros, de acuerdo con las autoridades.

Walker, responsable de la unidad de lucha contra el ruido en la Oficina Federal del Medio Ambiente, señala que la mayoría de los problemas con el sector industrial se resolvieron con el establecimiento de límites en 2002.

Hoy, las principales fuentes son los tráficos carretero, ferroviario y aéreo.

Considera que llegó el momento de reconocer la paz y la tranquilidad como valiosos recursos para nuestra vida, sin los cuales no podríamos existir.

swissinfo.ch: ¿Si no podemos dar marcha atrás en el aumento de la movilidad, tenemos que aceptar que el ruido es el precio que tenemos que pagar por el progreso?

Urs Walker: Con frecuencia el ruido es considerado un subproducto de la civilización que debe soportarse. Un producto de desecho que va de mano en mano con el aumento de la movilidad. Sin embargo, el ruido puede ser perjudicial para la salud cuando los niveles son demasiado altos durante demasiado tiempo. No es algo a lo que podamos acostumbrarnos.

Podemos pensar que estamos acostumbrados, pero el cuerpo no se acostumbra. El organismo va a reaccionar y creo que es malo aceptar niveles excesivos como un mal necesario. Tenemos que hacer algo al respecto.

swissinfo.ch: ¿Todavía es posible encontrar la paz y la tranquilidad en la vida cotidiana en Suiza?

U.W.: Creo que todavía hay oasis de tranquilidad en Suiza, especialmente en los bosques y las montañas, pero cada vez menos. Eso significa que  continuamente hay más ruido que alcanza hasta los valles alpinos.

La tranquilidad es un activo invisible. Sin ella no podríamos existir. No estoy hablando de la calma mortal en el desierto, sino de un nivel natural del sonido del paisaje circundante que es importante para nuestro bienestar como personas. No solamente lo necesitamos en los prados, alpinos sino también cerca de donde vivimos y trabajamos.

swissinfo.ch: El ruido se ha convertido en un problema social con conflictos que llegan hasta el tribunal. ¿Cómo puede tratarse ese fenómeno?

U.W.: Ese es uno de los principales retos, en particular para el futuro. Un ejemplo es la gente que va los fines de semana por las noches a las discotecas  para divertirse cuando, al mismo tiempo, hay vecinos que quieren dormir. Es difícil conciliar esas diferentes necesidades, pero debemos hallar soluciones.

Otro problema es que los compartidos valores tradicionales de que se debe estar tranquilo, ya no son universales. Las personas más jóvenes y las mayores se separan cada vez más en ese tema.

Efectos del ruido para la salud

El ruido causa estrés y puede enfermar. Cada ruido perturbador pone al cuerpo en estado de alerta, haciendo que libere hormonas del estrés, como la adrenalina o el cortisol, el corazón late más de prisa, la presión arterial aumenta y la respiración se acelera.

Otros efectos:

Ansiedad

Problemas de concentración

Reducción del rendimiento

Problemas cardiovasculares

Perturbación del sueño

Depresión

Hipertensión

Fatiga

Problemas de comunicación

(Fuente: Oficina Federal de Medio Ambiente)

Fin del recuadro

swissinfo.ch: ¿Qué pasa con el ruido hecho por los niños. ¿Las cosas se pusieron tan mal que la sociedad no puede tolerar el sonido más natural del mundo: el de los niños jugando?

U.W.: Hay conflictos con relación al ruido que producen los niños, pero no me gusta usar el término ruido al hablar de ellos. Ha habido casos judiciales sobre el tema, en los que el Tribunal Federal ha tenido que examinar la cuestión y ha surgido una cierta práctica. Lo importante (de saber) es que cuando los niños están en sus casas o jugando alrededor de ellas, no hacen ruidos que regule la legislación de protección del ruido ambiental. Pero, naturalmente, cuando se trata de instalaciones deportivas o grandes zonas de juego, esas instalaciones deben cumplir con la legislación.

Vale la pena señalar que en Alemania la ley ha sido modificada para  eximir el ruido de los niños. No creo que eso sea necesario en Suiza, ya que la ley de protección del ruido es bastante flexible y solamente se aplica cuando hay instalaciones construidas especialmente para los niños, como parques infantiles.

swissinfo: ¿Qué se ha logrado en la protección acústica en los últimos años?

U.W.: Podemos destacar dos o tres cosas. Desde mediados de los ochenta, todos los proyectos de carreteras o vías férreas consideran automáticamente la protección contra el ruido, la cual se examina para el otorgamiento de los permisos de construcción. Hubo un programa nacional por mil 300 millones de francos (mil 370 millones de dólares) para la renovación en los ferrocarriles. El programa continúa y en la actualidad es sometido al Parlamento.

En Suiza, con ese programa hemos actualizado todos los vagones de ferrocarril, equipándolos con sistemas de frenado más silencioso. En las carreteras se han adoptado muchas medidas, principalmente la construcción de paredes de protección contra el ruido, pero también la reducción de la velocidad y una pavimentación menos ruidosa, desde los últimos años.

swissinfo.ch: ¿Dónde podemos hacer mejoras en el futuro?

U.W.: Podemos hacer mucho. En el aspecto técnico hay que comenzar con las principales fuentes de ruido - vehículos, calles y vías férreas. Los automóviles  pueden ser más silenciosos, los neumáticos también. Hemos llevado a cabo una campaña de información al respecto. Como consumidor, usted puede comprar un motor eléctrico en lugar de uno a gasolina. Y tenemos la intención de añadir incentivos económicos para que los productores puedan impulsar productos más silenciosos y los consumidores elijan esos productos.

En la planificación, cuando se construye un gran desarrollo, la situación de los edificios, de las habitaciones, y la selección de los materiales hacen una diferencia en la propagación de las ondas sonoras. Las vías de acceso también se pueden integrar en la planificación. Ahí hay un gran potencial para reducir los conflictos generados por el ruido.

Protección jurídica

La ley sobre la protección del medio ambiente y las medidas de protección acústica tienen como objetivo proteger a la población contra ruidos dañinos. El gobierno ha fijado límites para los principales tipos de ruido.

Fin del recuadro

swissinfo: ¿La contaminación acústica es el mayor problema ambiental en Suiza?

U.W.: El ruido es un problema ambiental generalizado. Estimamos que alrededor de un millón 300 mil personas están expuestas a mucho ruido en Suiza. Pero si esto lo convierte en el mayor problema ambiental es difícil de decir. Es un problema muy extendido en las zonas urbanizadas, pero no me gustaría compararlo con otros riesgos y problemas ambientales.

swissinfo: ¿Cuáles son las consecuencias para la salud?

U.W.: Se han realizado investigaciones científicas sobre el tema y las consecuencias se observan principalmente en los problemas de presión arterial alta, que en última instancia incluyen ataques cardiacos. Otra área problemática es la alteración del sueño. Investigaciones recientes han encontrado que los niños que viven en zonas afectadas por el ruido muestran un retraso en el desarrollo cognitivo. También hemos evaluado la pérdida de años como consecuencia de la discapacidad por ruido, utilizando métodos de la Organización Mundial de la Salud. Encontramos que 47.000 años de vida se pierden por año debido a la exposición al ruido, que es el mismo nivel de impacto de las partículas finas en la atmósfera.


Traducción, Marcela Águila Rubín , swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes