Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

"La reconstrucción en Chile tomará varios años"


Sebastian Eugster (centro) encabezó el equipo de intervención rápida enviado por Suizo a Chile. (swissinfo.ch)

Sebastian Eugster (centro) encabezó el equipo de intervención rápida enviado por Suizo a Chile.

(swissinfo.ch)

Sebastian Eugster recorrió las zonas más afectadas por el seísmo que azotó el centro-sur del país, el pasado 27 de febrero, para identificar las demandas más urgentes de los miles de damnificados y encauzar mejor la ayuda helvética.

“Es sorprendente ver la fuerza devastadora del tsunami“, comenta a swissinfo.ch, y expresa su preocupación por la gente que aún permanece en carpas, mientras llegan las primeras lluvias. Entrevista.

swissinfo: ¿Cuándo y cómo se gestó su viaje a Chile?

Sebastian Eugster: La misma mañana del terremoto se tomó la decisión de movilizar un equipo de intervención rápida regional, compuesta por 3 personas provenientes de Bolivia y Perú. Yo fui nombrado líder del grupo y al día siguiente nos desplazamos, vía Buenos Aires, a Mendoza (Argentina), ya que el aeropuerto chileno estaba cerrado, pues también había sufrido derrumbes.

En Mendoza abordamos un vehículo privado para llegar a Santiago el 1 de marzo, y en la tarde continuamos por tierra hasta la zona del seísmo. Logramos llegar al día siguiente en la mañana y nos quedamos trabajando allá hasta el 12 de marzo.

swissinfo: ¿Cuál fue el objetivo de la misión en Chile?

S.E: El principal objetivo fue apoyar a la embajada suiza en Chile en tres tareas concretas: evaluar la situación en la zona del seísmo y las necesidades humanitarias; definir medidas inmediatas en función de las necesidades del gobierno chileno; e identificar posibles líneas de intervención y potenciales socios locales. Como COSUDE (Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación) no tiene presencia en Chile, en ese último plano fue complejo lograr una acción eficiente y eficaz.

swissinfo: ¿Qué impresión tuvo al recorrer las zonas afectadas?

S.E: Yo diferenciaría entre el impacto por el tsunami y los daños por el sismo mismo. En mi caso, era la primera vez que veía la fuerza devastadora de un tsunami. En muchos pueblos pesqueros de la región de Bío-Bío, la destrucción fue casi total. No quedó una piedra sobre la otra.

Sin embargo, por la magnitud del sismo, esperaba mucha más destrucción de casas. Lo comparé con el de Pisco (Perú) en 2007, que tuvo una magnitud menor, pero con un daño mucho más visible. Creo que por esa razón la gente habla del “terremoto mentiroso”. Sabemos que gran parte de ellos no podrán habitar más sus casas, pero a primera vista esto no se percibe, porque muchas estructuras externas todavía están en pie.

swissinfo: ¿Cuáles fueron las principales demandas o necesidades que detectó?

S.E: Dos días después del sismo, el gobierno chileno comunicó a la comunidad internacional sus demandas específicas. Como muchos perdieron sus casas -o por seguridad no las pudieron habitar- hubo gran demanda de todo tipo de insumos; abrigo, techo temporal, alimentos, agua, letrinas, etc.

Un tema que nos preocupó es que el invierno se acerca pronto y aún hay gente sin hogar. Por eso, es vital que las soluciones de techo temporal permitan cierta comodidad y protección. En este sentido, estimamos que las carpas no son una opción.

swissinfo: ¿Qué medidas se tomaron en base a lo observado?

S.E: En base a las demandas específicas del gobierno chileno, enviamos un equipo de 4 ingenieros estructurales para la evaluación de edificios y construcciones estratégicas como hospitales, escuelas, edificios públicos, iglesias y puentes etc. El equipo trabajó durante 10 días en las ciudades de Talca, Cauquenes, Constitución y cercanías, en coordinación con las municipalidades.

Paralelamente, Suiza entregó 15 carpas grandes (50 m2 cada una) a la Oficina Nacional de Emergencias, ONEMI, y se acordó destinarlas a los programas humanitarios de La Cruz Roja Chilena, y Caritas Chile, como escuelas temporales y centros comunitarios en las localidades más damnificadas.

Como misión, además, identificamos un tercer eje un apoyo; el techo temporal. Para cubrir esta necesidad colaboramos con la ONG Un Techo para Chile, en la construcción de 400 viviendas de emergencias, con una solución de agua y letrinas. Firmamos un contrato el 11 de marzo y la construcción de mediaguas deberá concluir a fines de abril, en localidades rurales de la Provincia de Ñuble, beneficiando a personas mayores y familias más vulnerables.

swissinfo: ¿Cuáles son los próximos pasos?

S.E: COSUDE nombró a un encargado para dar seguimiento al proyecto con Un Techo para Chile y poder concluir adecuadamente esta intervención. No está previsto que Suiza apoye en otros ámbitos, pues pensamos que Chile es un país con suficiente capacidad para gestionar la fase de recuperación. Por experiencia sabemos que es un proceso que va a durar varios años, pero ya se han dado pasos importantes en esta dirección y percibimos que el nuevo Gobierno está muy comprometido con sus planes.

swissinfo: ¿Alguna anécdota o historia que le haya impactado?

S.E.: Muy particular eran las constantes réplicas; con ellas pudimos sentir ‘un poquito’ el gran trauma de la gente por el sismo principal. Estas réplicas llegaron a magnitudes que, en sí, ya eran sismos fuertes. Una de ellas nos tocó cuando visitamos Dichato, un pueblo seriamente afectado por el tsunami. Luego -erradamente- un carro de bomberos dio alerta de tsunami por altavoz, lo que aumentó el nivel de adrenalina de la gente, y nosotros -igual que los demás- nos vimos obligados a evacuar a zonas más altas. Por un momento estuvimos en el mismo bote con la gente que perdió todo, preocupados por nuestra propia seguridad. Para mí fue una experiencia muy valiosa que me permitió entender mejor lo que vivió la gente el día del terremoto.

swissinfo: ¿Qué otra cosa le sorprendió?

S.E.: Me impactó también la gran solidaridad que se generó en todo Chile. La campaña “Chile ayuda Chile” muestra el gran orgullo que esta nación tiene. Vimos muchas iniciativas privadas y convoyes con vehículos particulares que llevaron bienes humanitarios a los damnificados. Eso es algo muy destacable.

Mariel Jara, Santiago de Chile, swissinfo.ch

Sebastian Eugster

Nació en Kenia, hace 36 años. Estudió Geografía en la Universidad de Berna y comenzó su carrera como asistente del Centro de Desarrollo y Medioambiente en Berna.

Desde 2007 trabaja como director adjunto de Ayuda Humanitaria la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) en la región andina. (Hasta mayo de 2009, con base en Lima y a partir de entonces, en La Paz.)

Anteriormente, ejerció esta misma función en Asia Central, en Dushanbe (Tayikistán), durante tres años.

Terremoto en Chile

Ha pasado casi dos meses desde que un terremoto de una intensidad de 8,8 en la escala Richter sacudió el centro-sur de Chile. El epicentro se registró cerca de Concepción (a 500 km al sur de Santiago), la segunda ciudad más grande del país.

Adicionalmente, se desencadenaron maremotos en sectores costeros situados entre la VII y la VIII región, que devastaron localidades como Constitución, Curanipe, Pelluhue y el puerto de Talcahuano.

Como consecuencia, fallecieron alrededor de 400 personas y miles quedaron seriamente damnificados. Las pérdidas económicas se han estimado en 30.000 millones de dólares.



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×