Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Bircher-Benner: a la salud vía la ciencia y la naturaleza

El Grand Hôtel del Valle de Joux, asiento del Centro de Medicina Natural y Científica.

A la clínica de Maximilian Bircher Benner, creador del 'Birchermuesli' y de una terapia basada en el uso de la energía de los alimentos, acudieron figuras de la talla de Nicolás II, Golda Meier, Thomas Mann...

A poco más de un siglo de la apertura de ese sanatorio, Andres Bircher revive el sueño de su abuelo: un centro de salud que reúne medicina científica y natural.

"Mediante la profundización de la base científica de la medicina natural, queremos contribuir a construir un puente en el foso que hay entre la medicina tradicional y la medicina reguladora y natural", explica el doctor Andres Bircher, nieto de Maximilian, a swissinfo.

Entrevistado en el marco de la ceremonia inaugural del Centro de Medicina Natural y Científica Bircher-Benner Grand Hôtel du Lac (08.12), el galeno se refiere a la fundación que creó junto con su esposa, Lilly, para lograr la reapertura del nosocomio.

"El objetivo principal de la clínica es proporcionar cuidados dentro de una medicina natural y científica, y el de la Fundación, de utilidad pública, desarrollar una investigación independiente de la industria sobre la base de los métodos de esa medicina natural y científica".

En un lugar paradisiaco del cantón de Vaud, a mil metros de altitud, rodeada de bosques y con vistas al lago de Joux, la clínica ocupa el imponente edificio del Grand-Hôtel, un elegante inmueble de principios del siglo XX, construido con la piedra del acantilado posterior y destinado a la sanación de la neurastenia y al aprendizaje del "arte del deporte del esquí".

Un lustro para hallar el buen lugar

¿Por qué eligió un sitio de la Suiza de expresión francesa cuando la idea original nació del otro lado del río Sarine?

"Busqué en toda la Suiza un lugar ideal para hacerlo y luego de cinco años de búsqueda encontré aquí, en el Valle de Joux, este Grand-Hôtel, de una muy bella arquitectura, vetusto, pero que pudimos renovar".

Superados diversos problemas de tipo local, el nosocomio comenzó a recibir a sus primeros pacientes el verano pasado, aun cuando la inauguración recién se llevó a cabo. Su apertura representa no sólo una nueva opción en materia de salud, sino también más amplias posibilidades en el ámbito económico:

"Estamos felices de acoger este centro de medicina natural que va a completar el tejido industrial, puesto que la región vive esencialmente de microtécnicas y esencialmente de fabricación de relojes de alta gama", señala a swissinfo Eric Durz, presidente de la Asociación para el desarrollo de las actividades económicas del Valle de Joux.

Enfatiza que es sorprendente que, con una población de 6,300 habitantes, "muy pronto tendremos 6.000 empleos" y agrega que es una región que participa en más del 10% de las exportaciones del cantón de Vaud, esencialmente en el sector de la alta relojería.

Empero, labora igualmente en las microtécnicas de uso médico, fabrica endoscopios, circuitos electrónicos, prótesis auditivas extremadamente miniaturizadas, las más pequeñas que se pueden encontrar en el mundo, y que son fabricadas en Charbonier.

Un poco de historia

En 1894, el doctor Maximilien Bircher Benner abría en Zúrich su primera clínica. Una institución en la que el famoso galeno e investigador suizo, creador del cereal que constituye el desayuno helvético por excelencia: el Birchermuesli, aplicaba sus innovadores métodos.

El científico suizo había descubierto el importante efecto del régimen dietético vital de los vegetales crudos, así como la terapia reguladora. Solía explicar: cada acto terapéutico que tienda a restablecer la pérdida de equilibrio durante la enfermedad, es una terapia reguladora.

El enfoque del Dr. Bircher Benner despertó un gran entusiasmo. A su clínica llegaron personalidades de la talla del zar de Rusia Nicolás II, la presidenta israelí Golda Meier y los escritores Thomas Mann y Herman Hesse, entre muchos otros.

Bircher realizó un plan global de terapias denominado Terapia magna que retribuía a los pacientes las condiciones previstas por la naturaleza con el fin de estimular al máximo las fuerzas de autosanación. De esa manera logró un efecto terapéutico hasta entonces nunca visto en enfermedades consideradas incurables.

Política económica

La clínica del médico suizo funcionó en Zúrich durante muchos años; sin embargo, en 1973 la segunda generación de la familia vendió el complejo hospitalario al cantón de Zúrich y más tarde, por razones de política económica, cerró sus puertas.

Ahora, el nieto de Maximilien, el doctor Andres Bircher, continúa el sueño de su ancestro y reabre la institución.

"No nos ubicamos en la alternativa. Somos médicos de la medicina tradicional pero que nos hemos formado también en las terapias que toman en cuenta el fenómeno energético y regulador del cuerpo".

Investigación y Academia

El Centro de Medicina Natural Científica Bircher Benner forma parte de una fundación creada por el doctor Bircher y su esposa Lilly que incluye también un centro de investigación y una academia.

El doctor Bircher precisa que ambos aspectos constituyen uno de los objetivos principales de la fundación que cuenta con un consejo científico encargado de planificar las investigaciones y los estudios, además de que existe un programa de formación en medicina natural para los médicos, el personal de atención y los terapeutas.

En la concepción del doctor Bircher y de su medicina natural y científica hay una idea de base: aquella de que la recuperación de la salud requiere un enfoque global y que el cuerpo y el alma son indisociables.

"Sí, es muy importante, uno de los grandes malentendidos en la medicina como yo la aprendí, es que se separa el cuerpo del alma. De hecho, hacemos esa separación y estamos muertos. Las células están vivas, tienen todas un alma celular y la suma de las almas celulares, de los 15 millones de células con las que existimos, es nuestro sentimiento de vida. No se puede separar, eso es artificial y crea muchos malentendidos y problemas terapéuticos".

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Datos clave

La Clínica Bircher-Benner está situada prácticamente a la orilla del Lago del Valle de Joux, en la población de Le Pont (Vaud).

Terminada, tendrá una capacidad de 117 camas repartidas en 74 habitaciones.

Está instalada en el otrora Grand Hôtel. El edificio, de interés histórico, sido renovado para transformarlo en una clínica moderna.

Terapias Especiales

Fitoterapia : Extractos de plantas, espagiria y esencias para aplicaciones internas o externas, y para aplicaciones termales.

Terapia neural: Esta terapia eficaz y reguladora permite eliminar los campos perturbadores y los bloqueos reguladores. Alcanza resultados positivos, precisamente donde otras terapias han fallado. Por ejemplo, con los dolores y la consecuencias postoperatorias.

Homeopatía clásica : Con el proceso de dinamización, la sustancia de apoyo recibe una impulsión de información energética de la sustancia base del remedio. El remedio homeopático es, pues, una farmacoterapia informativa, tal como se puede cargar la información a un CD y transmitirla a un ordenador. La cantidad de sustancia no es importante, lo que importa es el contenido informativo del remedio. Su efecto regulador funciona sólo si se consigue seleccionarlo con extrema precisión.

Acupuntura : El efecto regulador de la acupuntura contribuye significativamente a la curación.


Enlaces

×