Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cantón de Vaud Sí a primera ley sobre ayuda al suicidio

EMS y hospitales están confrontados regularmente al tema del suicidio asistido.

(Keystone)

El cantón suizo de Vaud se convierte en pionero al aprobar una legislación que rige suicidios asistidos en Establecimientos Médico Sociales (EMS) y hospitales. Las autoridades federales habían declinado legislar en la materia.

Los electores del cantón francófono aceptaron este domingo con 61,6% de los votos contra un proyecto elaborado por las autoridades en respuesta a una iniciativa presentada en 2009 por la asociación de ayuda al suicidio, Exit, y que fue rechazada por 59,1% de los votantes.

El texto de la iniciativa exigía que los EMS subvencionados fueran obligados a aceptar la asistencia al suicidio en sus instalaciones, cuando sus pensionados así lo solicitaran a alguna de las organizaciones en pro del derecho a morir con dignidad, o al médico tratante, de acuerdo con el Código Penal suizo y la Constitución del cantón de Vaud.

Evitar los abusos

Al estar de acuerdo con el principio, pero con la idea de evitar abusos, las autoridades del cantón (gobierno y parlamento) presentaron un contraproyecto, apoyado por casi todos los partidos políticos y que fija en la ley las condiciones precisas para un suicidio asistido. Además de los EMS, incluye a los hospitales, en los que el problema se presenta también con regularidad.

El contraproyecto establece dos condiciones de base: la persona que solicita el suicidio asistido debe sufrir una enfermedad grave e incurable y debe tener capacidad de discernimiento. El médico responsable del EMS o el jefe de la clínica será responsable de asegurar que ambos criterios se cumplan, en concertación con el equipo médico, el médico tratante y los parientes designados por la persona interesada.

Otra condición: deben haber sido propuestos al paciente cuidados paliativos. Ni el personal de la institución, ni el médico a cargo pueden participar en el acto.

“Peor que el statu quo”

El contraproyecto ha sido fuertemente criticado por la asociación Exit, que lo considera “peor que el statu quo”. Dejar la decisión final al médico de la institución constituye “una puesta bajo tutela” del paciente, cuyo derecho a la libre determinación ya no queda garantizado, consideran los responsables de Exit.

Con la adopción de esta norma, el cantón de Vaud se convierte en pionero en Suiza en un rubro donde las autoridades federales declinaron recientemente legislar.

Frente al cada vez más frecuente recurso a las asociaciones de asistencia al suicidio, el gobierno federal había pretendido reglamentar, a través de una norma penal sobre el suicidio asistido, las obligaciones de los colaboradores de esos grupos. Sin embargo, tras los resultados de una consulta, había tirado la toalla en junio de 2011, y prefirió en su lugar apoyar la prevención del suicidio y los cuidados paliativos.

Los medios consultados se habían expresado ampliamente en favor del statu quo, al considerar que las disposiciones penales en vigor eran suficientes. A saber, que el candidato sea capaz de discernimiento y esté suficientemente informado, y que la persona que lo asista no esté movida por razones egoístas.

El Tribunal Federal de Suiza confirmó en 2006 el derecho de toda persona a elegir su propia muerte. Un derecho que existe también para las personas con problemas psíquicos.

Zúrich también quiere una ley

Hasta ahora, solamente los ciudadanos del cantón de Zúrich habían votado sobre el suicidio asistido: en mayo de 2011 barrieron dos iniciativas, una para restringir y otra para prohibir los suicidios asistidos.

El cantón de Zúrich, podría seguir ahora el ejemplo de Vaud e introducir la problemática en una ley. El ministro de Justicia, Martin Graf, dijo el domingo a la edición dominical del NZZ que el suicidio asistido debía llevarse a cabo en condiciones correctas desde el punto de vista ético. No es suficiente, para él, que el asunto se resuelva únicamente en el Código Penal.

La presión es particularmente fuerte en este cantón, merced a la presencia de las dos grandes organizaciones Exit y Dignitas, que acompañaron, el año pasado, más de 500 suicidios en toda Suiza.

“El turismo de la muerte”

A pesar de las controversias suscitadas por el “turismo de la muerte” de  personas que vienen a morir en Suiza debido a la prohibición del suicidio asistido en su país, y los ataques de los círculos cristianos, el suicidio asistido cuenta con un amplio apoyo entre la población suiza. Encuestas y escrutinios populares lo confirman.

Otro dato significativo del grado de aceptación del suicidio asistido en Suiza es el aumento en el número de miembros reivindicados por las dos grandes organizaciones que lo practican. Fundada en Zúrich en 1982 con 69 miembros, Exit declara más de 60.000 en la Suiza de expresión alemana e italoparlante. La organización Exit, activa en la Suiza de habla francesa, cuenta con más de 17.000.

Dignitas, fundada en 1998 tras una escisión en Exit, tiene más de 5000 miembros. A diferencia de Exit, Dignitas asiste también a candidatos al suicidio procedentes del extranjero. Esos “turistas de la muerte”, representan el 85% de los suicidios organizados por Dignitas.

El año pasado, Exit asistió el suicidio de 416 personas; Dignitas, de 144.

Eutanasia en Suiza

En Suiza, la eutanasia activa directa (por ejemplo, la administración de un veneno a un paciente en estado de coma) es considerada homicidio y por lo tanto, castigada.

La eutanasia activa indirecta (por ejemplo, la administración de altas dosis de morfina para aliviar el dolor) no es punible.

La eutanasia pasiva (suspensión de una terapia) no es punible.

La asistencia pasiva al suicidio (la persona es acompañada, pero procede por sí misma al gesto final) está permitida.

Fin del recuadro


Traducción, Marcela Águila Rubín , swissinfo.ch y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes