Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Centenario de la Revolución Rusa 5 hechos poco conocidos de la relación entre Suiza y Rusia

El diario suizo 'National-Zeitung' informaba el 6 de diciembre de 1944 sobre el fracaso de los intentos de Suiza por restablecer relaciones diplomáticas con la Unión Soviética: "Negativa de Moscú a Suiza' (de los archivos del autor).

El diario suizo 'National-Zeitung' informaba el 6 de diciembre de 1944 sobre el fracaso de los intentos de Suiza por restablecer relaciones diplomáticas con la Unión Soviética: "Negativa de Moscú a Suiza' (de los archivos del autor).

(zvg)

En Suiza se celebra a lo grande el centenario de la Revolución Rusa con la presentación de diversas exposiciones, entre ellas, la del Museo Nacional Suizo ‘1917 Revolución. Rusia y Suiza’. Una ocasión para explicar las relaciones, a veces complejas, entre ambos países. Cinco hechos poco conocidos al respecto:

 1.  Primeros contactos en el siglo XVII

La República de Ginebra y el zar Iván V establecieron relaciones oficiales en 1667, con el envío recíproco de representantes de asuntos extgeriores en Moscú y en Ginebra. 

Mijaíl Schischkin escribió un libro intitulado ‘La Suiza rusa‘, dedicado a las relaciones de los rusos en este país, en los siglos XVII y XVIII. En ese tiempo, la aristocracia rusa se interesaba especialmente en el desempeño de la Academia de Ginebra. Esta institución gozaba de una gran reputación, gracias a “las severas costumbres de la ciudad de Calvino, el gran nivel de conocimiento de sus profesores y la claridad del lenguaje”, escribe Schischkin en su obra.

2. Zar Alejandro I dona 100 000 rublos a Suiza

A inicios del siglo XIX, el zar Alejandro I supo de la falta de alimentos en la que se encontraba Suiza y envió a la parte más afectada – el este helvético – una donación de 100 000 rublos, indica el historiador de Turgovia, Rolf Soland, en su libro ‘Johann Conrad Freyenmuth (1775 - 1843) y sus diarios’.

El 19 y el 20 de mayo de 1817, el dinero fue repartido en la ciudad de Zúrich: el cantón de Glarus recibió 66 000 rublos para sostener a la población y drenar el suelo inundado en la región. Cada uno de los semicantones de Appenzell recibió 16 000 rublos, San Gall, 14 000 y Turgovia, 4 000. 

3.  Acuerdo comercial de 1941

Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, en septiembre de 1939, Suiza se encontró de frente a una difícil situación política y económica. Para garantizar el abastecimiento alimenticio del país, el gobierno buscó reforzar las relaciones comerciales y el intercambio de mercancías con la Unión Soviética.

Tras cinco semanas de conversaciones se alcanzó un acuerdo el 24 de febrero de 1941 para el intercambio de productos, que entró en vigor el 1 de marzo de 1941.

El objetivo esencial de Suiza era exportar maquinaria a cambio de alimentos. La Unión Soviética se inclinó por apoyo técnico para el desarrollo de su industria relojera. Ambos objetivos se cumplieron con éxito. Pero el inicio del conflicto entre Alemania y la URSS terminó de facto con el convenio.

4. Suiza, refugio de personalidades rusas 

Gracias a su neutralidad y a su tradición liberal-democrática, Suiza se convirtió durante los siglos XIX, XX y XXI en un lugar de acogida para perseguidos políticos rusos.

Vladimir Uliánov, conocido bajo el nombre de Lenin, escribió sus ‘Tesis de abril’ en la Biblioteca Central de la Ciudad de Zúrich (1916-17). Alexander Solschenizyn vivió durante dos años en Suiza (1974-76), al igual que el crítico del Kremlin, Mijaíl Jodorkovski (2014-15).

5. Primera visita oficial rusa con Dmitri Medvédev

En 2009, el otrora presidente ruso realizó una visita oficial de dos días a Suiza, la primera de un jefe de Estado ruso. Nunca antes se produjo una visita oficial de un zar, secretario general o presidente ruso a la Confederación Helvética.

Entre los objetivos de la visita de Medvédev se encontraba el de obtener el apoyo de Berna para crear “una plataforma universal de cooperación que reúna a todos los países de Europa”, indicó el dirigente. Medvédev consideraba que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) no era capaz de resolver todos los problemas.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook




(Traducción: Patricia Islas)


Enlaces

×