Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Solar impulse


Primer vuelo intercontinental con energía solar


Inserir

Veinte horas después de despegar de Madrid, Solar Impulse aterrizó la noche del martes al miércoles en la capital de Marruecos, Rabat, culminando así el primer vuelo intercontinental de un avión alimentado únicamente por energía solar.

“Ha sido probablemente el vuelo más bonito de mi vida. Desde niño, siempre he soñado con volar sin utilizar una gota de combustible”, declaró el piloto suizo, Bertrand Piccard, a su llegada al aeropuerto internacional de Rabat. La anterior gran hazaña del ingeniero suizo fue dar la vuelta al mundo en globo sin escalas.

El avión, cuyas alas están recubiertas de 12.000 paneles solares, no pesa más de un coche familiar medio. Es el primer de su índole en conseguir volar de día y de noche alimentado exclusivamente por energía solar.

La elección de Marruecos se debe a la ambiciosa apuesta de este país por las energías renovables. “Llegamos aquí admirados por el programa de energía solar marroquí”, afirmó Piccard. “Toda la tecnología en este avión puede ser utilizada en la vida diaria”.

Solar Impulse llegó a Madrid a fines de mayo procedente de Suiza. La escala en capital española se prolongó debido a las malas condiciones meteorológicas. Tras varios días, el avión pudo reanudar el vuelo rumbo a Rabat.

La aeronave ha recorrido 2.500 kilómetros entre Europa y África, un paso más en su meta de dar la vuelta al mundo haciendo escala en los cinco continentes. Una hazaña para la que se desarrollará un nuevo avión y que se realizará previsiblemente en 2014.

El proyecto, ideado por Bertrand Piccard, comenzó en 2003 y se estima que su coste ronda los 100 millones de dólares (95,8 millones de francos suizos) en diez años. El primer vuelo de Solar Impulse fue en abril de 2010. Tres meses después, culminaba un vuelo de 26 horas, una duración récord para un avión propulsado con energía solar.

swissinfo.ch y agencias