Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Suiza es cara “No puedo pagarme unas vacaciones en mi país”

Alphornbläser und Schwinger vor dem Eiger im Berner Oberland

Pese a sus imponentes paisajes y su excelente reputación, los helvéticos que viven fuera se quejan de Suiza como destino vacacional. (Jungfrau Region, (swiss-image.ch )

(Jungfrau Region, swiss-image.ch )

Muchos suizos que viven en el extranjero carecen de los recursos necesarios para vacacionar en su país de nacimiento.  La razón: los precios elevados y la fortaleza del franco. Estas conclusiones se desprenden de una serie de comentarios recibidos por swissinfo.ch tras la publicación de un artículo sobre la crisis del turismo suizo.

El artículo, que evoca lasrazones de la crisis que atraviesa el turismo en Suiza, suscitó una oleada de comentarios en Facebook. Los desorbitados precios son la principal razón por la que los turistas vuelven la espalda a la bella Helvetia. Incluso los suizos afincados en otras latitudes, se quejaron de ya no poder visitar su propio país.

J.H.: “Si mi padre no viviera en Suiza, siendo una suiza que radica en el extranjero, ya no podría permitirme nunca venir a pasa vacaciones a mi país natal. Cuando él ya no viva, creo que difícilmente el resto de mi familia podrá apoyarnos financieramente para seguir viniendo. Esto me parece lamentable porque cada vez se debilita más y más el lazo que me une a Suiza. Y lo mismo pasa con mis hijos”.

H.U.: “Simplemente, Suiza es demasiado cara. Cuando veo los precios helvéticos me vuelvo loco. Yo no puedo pagarme unas vacaciones en Suiza a pesar de que es mi país de origen”.  

M.B.: “Como suizo que emigró, casi no regresamos a Suiza. Sin más, es demasiado cara cuando se comparan sus precios con los de Francia, Alemania, Italia, España, Irlanda, Grecia, Eslovaquia, Rumania, Portugal, Malta…”.

Suiza en el corazón - y en el apartamento.

(zVg)

H.P.: “Durante mi niñez, veníamos siempre a Suiza (desde 1963). Sigue siendo mi destino de ensueño, pero desafortunadamente, ya no puedo pagarme unas vacaciones en Suiza por la gran fortaleza del franco frente al euro. Vivo en Colonia, y siempre conservaré un pequeño fragmento de Suiza en mi corazón”.

Porqué dejamos de venir

R.W.: “Sin lugar a dudas, Suiza es excesivamente cara. En los años 70 y 80, un franco suizo valía lo mismo que un marco alemán, y ambos equivalían a 50 centavos de euro del presente. Hoy, un franco suizo vale el doble”.

T.K:La naturaleza es magnífica, las carreteras están en perfecto estado, uno llega a todos lados con rapidez. Pero para el ciudadano promedio es demasiado caro”.

T.L.: “¿Están tan aislados en su sublime país que no se dan cuenta que el costo de la vida es inalcanzable para un pobre francés? Sus vecinos austriacos están ganando puntos gracias a ello”.

U.i.B.: “En mi país (EE UU), un tarro de cerveza de barril cuesta entre 50 centavos y 1 dólar, y los fabricantes de cerveza son millonarios pese a ello…”.

W.D.: “Se trata, ante todo, de un asunto de costos para el turista que vista Suiza. En algún momento llegaremos al punto en el que, simplemente, ya no podremos permitirnos venir (a Suiza)”.

P.J.: “Si hay que trabajar cuatro horas en Alemania para obtener lo equivalente a una hora de trabajo en Suiza, entonces es claro que no iré a hacer turismo a Suiza”.

E.F.B: “Desafortunadamente, ¡demasiado caro para el ciudadano europeo promedio!”.

M.M.: “Suiza es hermosa, pero excesivamente cara. Una pizza Margarita cuesta 20 francos, que equivalen a casi 19 euros, contra los 3,5 o 4 euros que uno paga en Italia o Alemania…”.

La felicidad está lejos…

R.d.R.: “Grecia y España son más baratas. Los alemanes pueden estar en Formentera por 30 euros y en una hora de vuelo”.

J.V.: “Tres días en Zúrich y Lucerna cuestan lo mismo que una semana en las Maldivas”.

M.M.: “(En Suiza), un café en un área de servicio de la carretera cuesta 6 francos. Y además hay que pagar por utilizar los baños. Suiza es bella, pero inaccesible”.

W.a.d.P.: “Incluso los suizos viajan a Austria para esquiar…”.

No solo los precios excesivos son objeto de críticas, sino también la calidad deficiente, la falta de imaginación culinaria y la mala relación precio-calidad.

M.S.: “Además del precio, también hay un problema de calidad. Al llegar al Bolzano (Italia), uno se sumerge de lleno en los sabores de la montaña. En Suiza, en la leche en polvo, la polenta instantánea, los ‘röstis’ precocidos, la cerveza industrial y la sopa liofilizada”.

S.C.B.: “Yo no voy porque Suiza es cara y sus servicios dejan mucho que desear en términos de amabilidad y simpatía (con el turista)”.

D.G.: “La arquitectura es terrible cuando se trata de construcciones posteriores a 1950. La gastronomía carece de imaginación y el atractivo cultural es limitado. Me costó trabajo convencer a mis amigos del extranjero (de ir a Suiza). Nuestros vecinos lo hacen mejor que nosotros”.

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo


Traducido del francés por Andrea Ornelas

×