Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una fundación para las víctimas del asbesto

El asbesto provoca la muerte de entre 50 y 70 personas al año en Suiza.

(Keystone)

Luego de años de polémica, Eternit Suisse creó una fundación para ayudar a los trabajadores afectados por el contacto con ese material en sus dos centros de producción.

La Asociación de las Víctimas del Asbesto acogió el anuncio con satisfacción, aunque se pregunta si serán suficientes las indemnizaciones a las personas que demuestren una relación de sus patologías con Eternit.

Desde hace mucho tiempo en el banco de los acusados, la empresa Eternit ha decidido crear una fundación para asistir a las víctimas del asbesto. Fundada en 1903 en Niederurnen (Glarus), esta sociedad fue durante décadas líder del mercado del asbesto en Suiza y Europa.

La nueva fundación dirigirá ayudas financieras a las personas enfermas que trabajen o hayan trabajado en las instalaciones de Eternit – en Niederurnen o en Payerne (Vaud).

Aplicable también para casos en el extranjero

Este apoyo se dirigirá también a los afectados que vivan fuera del territorio suizo. En un reglamento serán establecidos los criterios que definan quiénes serán los beneficiarios de estas prestaciones.

"Suiza dispone de un sistema de protección social muy desarrollado. El SUVA (Instituto Suizo de Seguros contra Accidentes) reconoce también las enfermedades ocasionadas por el asbesto", indica Anders Holte, director de Eternit y presidente de la nueva fundación.

"No obstante, pese a las prestaciones cubiertas por el SUVA, existen casos de extrema gravedad, de personas que, además de la enfermedad, se encuentran en dificultades financieras."

Anders Holte reconoce que alrededor de 70 exempleados de Eternit han perdido la vida hasta ahora, una cifra con la que no coinciden las asociaciones de ayuda a las víctimas.

Por otra parte, Holte sostiene que en el transcurso de las últimas décadas, su sociedad "ha actuado correctamente, con base en los conocimientos de la época..."

Satisfacción, pero...

"Es positivo que Eternit haya creado esta fundación", comenta Massimo Aliotta, consejero jurídico de la Asociación de Víctimas del Asbesto.

Particular importancia confirió al hecho de que podrán beneficiarse de las prestaciones personas que no hayan sido empleadas en las fábricas de Eternit. "Pienso, por ejemplo, en las esposas de los trabajadores que lavaban los uniformes de los obreros y resultaban afectadas."

Recientemente, Eternit acordó una indemnización de 40.000 francos a Marcel Jaun, un maestro de escuela de 53 años de edad desahuciado. Cuando Marcel era un niño vivió durante varios años en los alrededores de la fábrica de Niederurnen.

Una indemnización como esta es más bien simbólica. "Los daños económicos que mi familia afrontará por mi deceso prematuro giran en torno al millón y medio de francos", comentó a un periodista de la revista 'Beobachter' (El observador).

Suma suficiente

De acuerdo a Massimo Aliotta, varias cuestiones siguen en suspenso. "Se lee en los estatutos de la fundación que sólo los casos de rigor serán tratados. ¿Pero qué quiere decir casos de rigor? Miles y miles de personas han trabajado en Payerne y en Niederurnen en los últimos cincuenta años. En teoría, miles de personas podrían dirigirse a esa institución.

"Falta también por ver el monto de las sumas que se dirigirán en cada caso", observa además Massimo Aliotta. La fundación ha recibido un capital de 1.250.000 francos suizos, una suma que, de acuerdo al responsable de la Asociación de Víctimas del Asbesto, "jamás será suficiente para pagar el daño financiero".

"Esta fundación ha sido creada en un momento en el que cada vez más personas presentan procedimientos penales contra los responsables de Eternit. Una decisión que no calificaría de contraataque, pero se trata ciertamente de una reacción ante este hecho", concluye Aliotta.

Presión judicial

Diversos procedimientos judiciales están en curso en Italia, Francia y Suiza en contra de la compañía y de algunos de sus antiguos dirigentes principales (en particular, Stephan y Thomas Schmidheiny).

A Eternit se le acusa de no haber hecho nada, o casi nada, para proteger a la población cercana y a sus empleados de los daños cauados por el asbesto, así como de no haber proporcionado informaciones sobre los riesgos que provoca este material.

En Italia, el procurador de Turín, Raffaelle Guariniello, deberá dirigir una amplia investigación al respecto y presentar sus conclusiones a finales de año. Allí se han presentado 2.000 querellas.

En Suiza también han sido presentadas quejas ante la justicia y todo parece indicar que la presión contra Eternit aumentará. De acuerda con el SUVA, se producirán ente 50 y 70 decesos suplementarios a causa de enfermedades relacionadas con el asbesto. Algunos expertos hablan incluso de 3.000 muertes en el curso de los próximos 15 años.

swissinfo, Daniele Mariani
(Traducido del francés por P. Islas)

Datos clave

SUVA reconoció, a finales de 2004, 848 casos de mesotelioma y 50 casos de cáncer de pulmón, imputables al contacto con el asbesto en el desempeño laboral de los afectados.

Actualmente, esta institución registra alrededor de 70 nuevos casos de mesotelioma anuales, una cifra que registra un aumento constante desde mediados de la década de los años 70.

Fin del recuadro

Asbesto

Dotado de características muy interesantes (resistencia al calor, elasticidad, conductibilidad térmica y electricidad alta), el asbesto fue utilizado de forma frecuente desde la década de los años 30.

En 1940 se comenzaron a exigir controles sanitarios. Posteriormente se observó que las fibras del asbesto, que se dispersan muy fácilmente en el aire, podían provocar peligros graves a la salud.

Las afecciones, como el cáncer, pueden manifestarse incluso cuarenta años después de la primera exposición a ese material.

En Suiza existe desde 1990 una prohibición general del asbesto.

40 países prohíben su utilización, pero aún es muy empleado en muchas partes del mundo, pese a su nocividad. Los principales productores de asbesto son China, Rusia y Kazajstán.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes