Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Unidos por la discapacidad y la creatividad

'En la playa', óleo.

La Asociación de Artistas Pintores con la boca y los pies se fundó en 1956 en Vaduz por 16 artistas discapacitados de Austria, Alemania y Suiza.

Hoy la VDMFK, por sus siglas en alemán, tiene más de 700 afiliados, desde Escandinavia hasta Africa, pasando por España y México.

Uno de ellos es José Uribe, quien nació en 1963 en la ciudad mexicana de Dolores Hidalgo. Pese a haber venido al mundo sin brazos y con las piernas deformadas, pese a que su familia lo veía como una carga, Uribe llegó a estudiar filosofía, lo que cambió su perspectiva de vida.

Poco después siguió cursos de pintura al óleo y no pasó mucho tiempo hasta que recibió el primer premio nacional de pintura juvenil. El, un pintor que dibuja y pinta con un pincel sostenido con los dientes.

Sólo cuando Uribe consideró que sus trabajos habían alcanzado la calidad deseada por él, en 1990 envió una selección de sus trabajos a la VDMFK de Lichtenstein.

Asegurar la propia existencia con el arte

"La VDMFK me dio una beca y pude concentrarme en mi trabajo creativo. Sin esta ayuda financiera casi no habría podido seguir ejerciendo mi profesión".

Gracias al apoyo de la asociación también pude seguir cursos en distintas ciudades, entre ellas Madrid. Desde 1994 estoy afiliado a la asociación", indica Uribe en su biografía descrita en el libro "Lebenskraft Kunst" (Arte, energía de vida).

Este libro es publicado por la Editorial Arte Au, la única filial en Suiza de la VDMFK. Fue fundada en 1959 y tiene su sede en Wädenswil, en el cantón de Zúrich.

Objetivo de la asociación es defender los intereses de los artistas discapacitados y darles los fundamentos para asegurarse su propia existencia, de tal manera que puedan dedicarse al arte, libres de necesidades y preocupaciones.

Solidaridad más allá de las fronteras

Además nos hemos propuesto estar en condiciones, hasta donde sea posible, de incorporar a más artistas y poder apoyarlos, señala Jacques Aeberli, presidente de la editorial de arte Au.

Para ello es preciso que sus obras puedan ser aprovechadas comercialmente de manera exitosa, agrega y enseguida aclara: "La VDMFK es una empresa económica y actúa como representante artístico y editorial de arte para sus integrantes".

No es una asociación caritativa sino una organización de autoayuda. Los clientes no son donantes sino compradores que consideran que las obras y las tarjetas de estos artistas tienen por sí mismas un valor, precisa Aeberli.

Sus pies hacen las tareas de las manos

Un valor que al español Manuel Parreño Rivera le fue reconocido ya cuando tenía ocho años, cuando a despecho de su grave discapacidad se impuso a pintores no discapacitados y ganó un premio por un cuadro pintado con sus pies.

Hoy con sus pies es capaz de realizar las más diversas actividades, desde escribir hasta cortar madera con una sierra.

En 1956, Manuel Parreño fue invitado a formar parte de la VDMFK, un año después estaba afiliado a la asociación y al mismo tiempo fundaba la filial española.

"El que un cuadro sea pintado con la boca o con el pie no es criterio para juzgarlo. Lo más importante es la obra en sí misma y no el medio con que fue logrado. En realidad, todo es gobernado por el cerebro, éste órgano es el verdadero artista", dice convencido Parreño.

Tenemos que ser 'perfectos'?

La biografía de Parreño y de los otros artistas pintores con la boca o los pies nos llevan a cuestionar ideas, prejuicios y miedos sobre la discapacidad... y sobre la 'perfección'. ¿Tenemos que ser perfectos?

"La pretensión de tener que ser perfecto, de hacer de la perfección una norma, es peligrosa por que discrimina a todos los que no satisfacen esta norma", afirma Bernhard Conrads, director de la Asociación Ayuda a Vivir para personas con discapacidades de Alemania.

Especialmente peligroso es cuando se crea la impresión de que el ser humano perfecto es hacedero. El rápido desarrollo de la medicina permite conocer mejor las enfermedades y al mismo tiempo aumenta las expectativas de que el sufrimiento, la enfermedad y la discapacidad son evitables, agrega Conrads.

En consecuencia, en estos días domina el deseo y la imagen de seres humanos jóvenes, dinámicos, resistentes, y del pensamiento orientado al provecho rápido. Este desarrollo tiene repercusiones prácticas en la visión de las personas discapacitadas.

La discapacidad es sinónimo de catástrofe, de sufrimiento irreversible, de carga social, lo que lleva a ver al discapacitado, no por sus habilidades, sino por sus deficiencias. O a decisiones prenatales. Pero el intento de evitar la discapacidad implica el riesgo de "la selección de lo imperfecto", advierte Conrads.

Ocuparse de estos temas desde la ética, tiene consecuencias prácticas para los discapacitados, que deberían ser vistos como seres humanos que tienen derecho y alegría de vivir, que dentro de sus posibilidades son creativos y capaces de un rendimiento.

El pintor español Cristóbal Moreno-Toledo confirma esta afirmación de Conrads. Este hombre que pinta con un pincel entre los dientes ama la vida y por ello su credo se refleja en estas palabras: "Todo en la vida en bello".

Es normal ser diferente

En realidad, manifiesta Conrads, la variedad y la diferencia es un enriquecimiento para la sociedad, el valor y la calidad de vida de los discapacitados no debe ser cuestionada. "Los discapacitados desean tolerancia y comprensión en la vida cotidiana. La 'imperfección' sólo tendrá una oportunidad sólo cuando a través del contacto personal se eliminen las barreras".

El derecho a la imperfección es un derecho humano, concluye Conrads. Muchos de nosotros somos condenados a la perfección, cuando es humano el derecho de ser imperfecto y de tener debilidades.

swissinfo, Rosa Amelia Fierro

Asociación de Pintores con la boca y el pie

Para el aprovechamiento óptimo e internacional de las obras de arte, la VDMFK ha creado editoriales y filiales en diferentes países.

Su modelo de autoayuda es exitoso desde hace 50 años: posibilita ingresos a los artistas y a sus familias.

La editorial de Arte Au, cooperativa de artistas que pintan con la boca o los pies en Suiza, aprovecha las obras de los artistas afiliados a través de la venta de tarjetas, calendarios y otros productos en todo el país.

Los integrantes cobran de la VDMFK un honorario artístico mensual y deciden por sí mismos, cuánto reciben cuando se les presenta el balance anual.

Los honorarios son pagados hasta el final de sus vidas.

Los integrantes y los becarios reciben también un ingreso mensual que la junta directiva decide a través de un jurado independiente.

En total, los artistas reciben 80% de sus ingresos de la asociación. Los gastos administrativos de la asociación no pasan del 5%.

Los artistas son los propietarios de esta asociación y controlan todas las actividades comerciales. La junta directiva se compone sólo de miembros elegidos en los encuentros de delegados, sin excepción artistas de la asociación.

Actualmente pertenecen a la VDMFK más de 700 artistas de todo el mundo que ya no pueden usar sus manos desde el nacimiento o debido a una enfermedad o un accidente.

Erich Stegmann, su fundador, también fue víctima de la parálisis infantil.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes