Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Votaciones Federales


Rechazo a desgravación de ayudas familiares


Por swissinfo.ch y agencias


Los votantes rechazaron una iniciativa para desgravar subsidios familiares.   (Keystone)

Los votantes rechazaron una iniciativa para desgravar subsidios familiares.  

(Keystone)

La iniciativa ‘Apoyar a las familias’, acuñada por el Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro derecha)  y que buscaba el apoyo de la ciudadanía para eliminar los gravámenes sobre las ayudas estatales por hijos y para la formación, fue rechazada por 75.4% de los votantes.  

La ministra de Finanzas, Evelin Widmer-Schlumpf, señaló que el resultado del escrutinio no significa el fin de las discusiones sobre la política familiar y que el Gobierno continuará la implementación de medidas en favor de las familias con hijos.

Anunció que próximamente el Gobierno se pronunciará en torno a un estudio sobre un modelo de créditos de impuestos destinados a aligerar la carga de las familias. 

No generalizado

Ningún cantón dio su sí a la propuesta sometida el domingo a escrutinio y que, según sus críticos, favorecería a los hogares con mayor holgura económica y privaría al Estado de recursos necesarios para las familias menos favorecidas. Más de un millón 650 000 personas votaron en contra y 538 000 le dieron su apoyo.

Aunque todos los partidos políticos coinciden en la necesidad de aligerar las cargas fiscales de las familias, los legisladores no han logrado implementar una propuesta que convenza a la mayoría. Esta es la tercera vez en dos años que una iniciativa en tal sentido es descartada en las urnas.

El 3 de marzo de 2013, el decreto federal sobre la política familiar había sido aceptado por la mayoría (54,3%) del pueblo, pero rechazado por una mayoría de los cantones. La idea era pedir a la Confederación y a los cantones la adopción de medidas para conciliar mejor la vida familiar y la profesional. El escepticismo de los cantones de expresión alemana descarriló el proyecto.

El 24 de noviembre de 2013, una mayoría de los votantes (58,5%) y de los cantones rechazó una iniciativa de la UDC que pedía deducciones fiscales para los padres que se ocupan de sus hijos, es decir, que no recurren a guarderías u otros cuidados extrafamiliares.

El PDC, desde 2007

La exención impositiva de las ayudas estatales para las familias, por hijo y para la formación, es una reivindicación que la diputada demócrata cristiana y directora de Pro Familia Suiza, Lucrezia Meier-Schatz formuló en 2007 en una iniciativa parlamentaria, a la que la cámara baja no quiso dar trámite. La misma suerte sufrieron las dos iniciativas cantonales análogas que presentaron San Gall y Argovia en 2008.

El Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro derecha), que defendió sin éxito esta medida en el Legislativo, decidió emprender la vía de la democracia directa, sin mejores resultados.

“El objetivo de nuestra iniciativa es fortalecer el poder adquisitivo de la clase media”, había explicado la diputada democristiana Lucrezia Meier-Schatz.

“Falso regalo” para las familias

Sin embargo, solamente la UDC apoyaba la iniciativa. Para los liberales radicales se trataba de un “falso regalo”, “injusto”, que reduciría en alrededor de mil millones de francos los ingresos de la Confederación, los cantones y las comunas, con lo que habría menos dinero para la asistencia específica de familias necesitadas.

El Partido Socialista consideraba igualmente injusta la propuesta. La diputada Ada Marra explicó que “debido al impuesto progresivo, las familias con una situación económica más holgada se beneficiarían más que las más pobres”.

Esa formación política estima que es menester ayudar a las familias de la clase media, pero para hacerlo, prefiere la solución de un cheque por niño que se deduciría del monto de los impuestos a pagar o que sería pagado  directamente. El lanzamiento de una iniciativa en este sentido, sin embargo, ha sido pospuesta. 

swissinfo

×