Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Índice récord de partículas finas

Zúrich bajo la bruma ... y las partículas finas.

(Keystone)

Las concentraciones de partículas finas en el aire, nocivas para la salud, alcanzaron niveles récord el miércoles (02.02) en Suiza.

Las medidas de urgencia no han dado resultado, por lo que se prevén nuevas estrategias. Entre ellas, limitar a 80 kilómetros por hora la velocidad en las autopistas.

En las últimas semanas las concentraciones de esos contaminantes han alcanzado muy altos niveles. El valor límite ha sido superado en diversas ocasiones en diez de las trece estaciones de medida de la red NABEL que monitorea de manera continua la calidad del aire en Suiza.

A principios de enero, la superación del valor límite duró cerca de dos semanas en algunas ciudades. Esos elevados valores son característicos en invierno y la presencia de estratos puede contribuir a esa situación.

Muy alto...

Pero el miércoles, las estaciones de medida registraron concentraciones récord. Lausana alcanzó, por ejemplo, un promedio de 228 microgramos por metro cúbico, es decir, más de cuatro veces el límite tolerado de 50 microgramos por metro cúbico.

Zúrich, Berna, Basilea y Sión registraron también valores importantes durante la noche, respectivamente 201, 126, 138 y 89 microgramos por metro cúbico, de acuerdo con los datos divulgados por la Oficina Federal del Medio Ambiente (OFEV), a través de su sitio Internet.

Si las ciudades de la planicie suiza son las más concernidas por ese fenómeno, las zonas rurales también han resultado afectadas. Inclusive en Rigi (Lucerna), que se encuentra a una altura de 1.797 metros, se registraron niveles de hasta 45 microgramos por metro cúbico de partículas finas.

Muy frecuente...

El límite establecido en el ordenamiento sobre la protección del aire no debería superarse más de una vez por año. Empero, ha sido sobrepasado en 21 ocasiones en Berna, 20 en Lausana y 18 en Zúrich, desde el principio de año.

A mediados de enero, el ministro suizo del Medio Ambiente, Moritz Leuenberger, puso en marcha un plan de acción para reducir ese deterioro del aire.

Su plan comprende nueve medidas urgentes, en particular en el área de los transportes. A más largo plazo se pretende imponer un filtro para las partículas en los nuevos vehículos a diesel.

La contaminación atmosférica actual obliga a diversos cantones a actuar. Los directores cantonales de Medio Ambiente de la Suiza central piden la instrumentación de medidas rápidas a escala federal.

En Berna, el Consejo municipal de la ciudad exhortó al cantón a reducir el límite de velocidad en las autopistas a 80 kilómetros por hora. Zúrich va más lejos todavía al proponer la introducción de esa medida en todas las autopistas del país.

En la Suiza de expresión alemana, las autoridades de diversos cantones y comunas han pedido a la población suspender la quema de madera para calentar los hogares y evitar fogatas en el exterior. En cuanto a los vehículos, sobre todo aquellos que consumen diesel, proponen que se mantengan estacionados en casa.

Falta de información

En Lausana, el alcalde (ecologista) Daniel Brélaz, descarta actitudes alarmistas. Reclama de las autoridades cantorales y federales informaciones detalladas sobre el origen de esas partículas finas y sobre los riesgos que representan realmente para la población.

"Carecemos de datos para efectuar un debate sensato. Actualmente no sé si esta norma de 50 microgramos está ahí para hacer avanzar la tecnología o si es el indicador de un real peligro. Si ese es el caso, ese riesgo concierne a una de cada cien personas o acaso a una de cada mil", se pregunta.

Para poder tomar medidas eficaces se requiere, en su opinión, conocer primero la carta de agentes contaminantes: qué proporción de partículas finas proceden del tráfico pesado, del tráfico ligero y de los sistemas de calefacción.

Riesgos para la salud

Las partículas finas se difunden por el cuerpo a través del sistema respiratorio, provocando diversas enfermedades tales como tos, paro cardiaco o cáncer de pulmón.

De acuerdo con la Oficina Federal de Medio Ambiente, 3.700 personas mueren prematuramente cada año a causa de las partículas finas.

Las personas a riesgo deberían evitar salir cuando se superan los límites de concentración, recomienda el profesor Philippe Leuenberger, responsable del Servicio de Neumología del Centro Hospitalario Universitario del cantón de Vaud (CHUV).

La recomendación se dirige también a las personas que presentan problemas respiratorios, así como a los niños y a las personas mayores, precisa el especialista.

swissinfo y agencias

Datos clave

En Suiza el valor límite de concentración de las partículas finas del aire es de 50 microgramos por metro cúbico.
La Unión Europea adopta la misma norma.
En Estados Unidos la tasa es de 150 microgramos.

Fin del recuadro

Contexto

Las partículas finas están formadas por partículas primarias (derivadas de procesos de combustión, del frotamiento mecánico de las llantas o de las tolvaneras) y de partículas secundarias (que se forman en el aire a partir de gases precursores).

Las partículas más problemáticas son las que provienen de los escapes de los vehículos con motores a diesel, aunque también esas micropartículas son emitidas por la agricultura y las construcciones.

Dada su minúscula dimensión, esas partículas pueden penetrar profundamente en las vías respiratorias y tener graves consecuencias para la salud.

La contaminación por partículas finas se incrementa en invierno por el fenómeno de la inversión térmica.

Fin del recuadro


Enlaces

×