Navigation

Skiplink navigation

"Hoy no hay equipos fáciles"

Roberto Donadoni, entrenador italiano desde 2006 en sustitución de Marcello Lippi. Keystone

Roberto Donadoni, seleccionador de Italia, habla abiertamente sobre la Eurocopa 2008 y el combinado nacional de Suiza, un buen equipo con gente joven.

Este contenido fue publicado el 31 marzo 2008 - 08:11

El ex jugador internacional, entrevistado por swissinfo en Milán, reconoce que todos los participantes en el torneo aspiran a conseguir el triunfo final. Y se muestra irónico con los periodistas que querrían componer el equipo italiano, pero sin pagar el precio de las derrotas.

Encontramos a Donadoni, a menos de 3 meses del comienzo de la competición de Suiza y Austria. En Italia se discute el último 'culebrón' futbolístico en la prensa acerca de la posibilidad de contar con Del Piero y Cassano en la selección nacional.

La única pregunta que hace reír y responder irónicamente al seleccionador 'azurro': "Que la prensa esté llena de consejos sobre quién debe estar en la selección no es ninguna novedad: sería, al contrario, algo nuevo que dijeran los jugadores que no deben formar parte del grupo, pero esto casi nunca ocurre. Es demasiado fácil para ellos, los periodistas deberían asumir la responsabilidad final, cuando se debe pagar si se producen errores".

Con los medios de comunicación, el sucesor de Lippi al frente de la selección italiana mantiene buenas relaciones que tampoco son excelentes; un poco debido a su temperamento, también porque es un hombre de pocas palabras, en un país donde, en cambio, "el campeonato más bonito del mundo" (así lo definen) desata discusiones y pasiones a menudo desproporcionadas.

Un buen ejemplo contra la violencia

En torno a cuando se pensaba que Italia había superado la terrible época de violencia en los estadios de fútbol, responde: "Soy muy crítico conmigo mismo, estoy convencido de que es necesario mantener un comportamiento correcto y creo que es conveniente transmitir una imagen positiva aunque se trate de fútbol. Hay que dar ejemplo y tener un poco de memoria histórica".

En resumen, menos palabras, mas concreción y, sobre todo, más hechos: "Todo está en el sentido común y en el civismo de las personas, hacerlo crecer constantemente en la vida diaria, y que no quede sólo reducido a un simple anuncio".

Donadoni heredó de Marcello Lippi un equipo agitado y marcado por la victoria en el Mundial de Alemania; le ha llevado a clasificarse para el Europeo, sin ningún temor del pasado. "Sería absurdo, la conquista de la Copa del Mundo es un momento extraordinario para Italia. Pero la vida continúa y el hecho de ser campeones mundiales no debe suponer un peso psicológico en la Eurocopa".

Espíritu de equipo

Han sido muchos los jugadores que Donadoni ha seleccionado y probado en el equipo nacional, algunos dicen que incluso demasiados. Aunque también ha descubierto a jóvenes talentos como Quagliarella o Di Natale: "La renovación es algo natural e indispensable".

Por primera vez, diversos futbolistas italianos juegan en el extranjero. ¿Puede ser esto un problema para la cohesión del grupo? "No, no cambia mucho, se trata de jugadores como Cannavaro o Toni que militan en equipos europeos de prestigio con gran motivación y ambición, con un espíritu ganador del que se puede beneficiar la selección".

Un ánimo que habrá que mostrar en la primera fase de la Eurocopa en los partidos frente a Francia, Holanda y Rumania.

"Es un grupo delicado. Italia contra Francia es la reedición de la final de Alemania 2006, un desafío que suscita mucho interés cuanto más se acerca y que puede suscitar algún exceso verbal y polémico. En cuanto a Holanda, estoy contento de que Marco Van Basten sea su entrenador, que lo ha hecho muy bien en la fase de clasificación. Es bonito pensar que en el banquillo riva,l además de un colega de profesión, hay un amigo (ambos jugaron juntos en el Milán en la década de los 90).

Y con el preparador galo, Raymond Domenech, ¿se espera alguna crítica como ha sucedido en el pasado? "Si no se entra en el plano personal, puede decir lo que quiera. Para mí no hay ningún problema: los problemas de la vida son otros".

Al encuentro con los italianos de Suiza

En Suiza –donde residen tantos emigrantes italianos- ha habido desilusión debido a que Italia ha elegido una localidad de Austria para concentrarse. "No ha habido intención de ir contra Suiza", explica Donadoni. "Los posibles lugares eran escasos y otros ya habían elegido antes. Cuando vimos las ciudades que quedaban libres, pensamos que la más acertada era Baden, en el país vecino".

"Contamos siempre con el apoyo de muchos aficionados que viven en el país coorganizador de la Eurocopa; por eso tenemos todavía más responsabilidad. Jugamos en Zúrich un encuentro amistoso contra Portugal, y vimos una gran adhesión de los seguidores. Además, pienso que nuestro juego les gustó".

Cuidado con la joven Suiza

¿Y la selección de Suiza? ¿Qué piensa sobre ella? "Es un equipo joven que ha demostrado su valía. Algunos de sus integrantes juegan en la Liga italiana y lo hacen muy bien. No está nada mal para un país de pequeñas dimensiones tener un nivel tan bueno".

No se puede olvidar que los suizos siempre han sido un hueso duro para los 'azzurri': "Lo que confirma el valor del grupo helvético. Mira, yo no creo mucho en la tradición. O mejor dicho, pienso que la historia se reescribe y se conquista en el campo, partido a partido. Hoy no hay equipos fáciles y lo digo sabiendo que Suiza nunca lo ha sido".

"Esto vale también para el Europeo de junio, en mi opinión, vista la calidad de los equipos el torneo es como la Copa del Mundo. ¿La favorita? Es verdad que hay países con más peso que otros, pero en la Eurocopa puede darse alguna sorpresa. Italia no la ha ganado en los últimos 40 años. Hay selecciones que al principio del torneo todo el mundo piensa que son de segundo nivel pero luego asombran a todos. Quién no recuerda a Dinamarca o Grecia hace cuatro años. En resumen, hay que tener cuidado con todos".

swissinfo, Aldo Sofia, Milán
(Traducción: Iván Turmo)

Roberto Donadoni

Comenzó su andadura en 1981 como centrocampista en el Atalanta de Bérgamo. En 1986 fichó por el AC Milán, equipo al que perteneció hasta 1996, y con el que consiguió numerosos títulos.

Entre ellos, cinco títulos de Liga Italiana y tres Copas de Europa. Durante su estancia en Milán se convirtió en internacional: desde el Europeo de 1988 hasta el de 1996. Terminó su carrera como jugador de fútbol en 2000, en Estados Unidos.

Como entrenador, comenzó en equipos modestos hasta llegar en enero de 2005 al Livorno de la Serie A. El 13 fue julio de 2006 fue elegido seleccionador italiano sustituyendo a Marcello Lippi.

End of insertion

Eurocopa 2008

La Eurocopa de Fútbol se celebrará entre el 7 y 29 de junio en Suiza y Austria.

Basilea, Zúrich, Berna y Ginebra son las cuatro ciudades sede en Suiza.

De los 31 partidos que se disputan en total (15 en Suiza), la UEFA ha recibido 8,7 millones de solicitudes para adquirir entradas. El número de plazas disponibles sólo es de 1,05 millones.

La Eurocopa 2008 es el evento deportivo más importante de la historia organizado por Suiza. Se espera la llegada de entre 1 y 1,5 millones de visitantes al país.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo