Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Italia debe mantener los pies en el suelo"

El delantero centro Luca Toni no ha sido tan certero como suele.

(Keystone)

La victoria contra Francia seguramente ha liberado a los 'azzurri' de la presión psicológica aunque tampoco hay que lanzar las campanas al vuelo, según Marco Tardelli.

Sin embargo, el que fuera campeón mundial en España 1982 se muestra confiado ante el partido de cuartos frente a los de Luis Aragonés.

Su memorable alarido y su carrera tras el gol que marcó contra Alemania –la antigua RFA- en la final del Mundial de hace 26 años fue uno de los momentos históricos del fútbol.

Tras retirarse del fútbol profesional, Marco Tardelli inició su carrera de entrenador. Primero en la selección juvenil italiana, para luego pasar por el Como y el Cesena. En 1997 tomó las riendas de la selección sub 21. Con la que logró conquistar el Campeonato de Europa en 2000.

La experiencia al frente del Inter de Milán en la temporada 2000/2001 concluyó de forma negativa. Tampoco le fue mejor con el Bari, la selección de Egipto y el Arezzo.

Desde mayo de 2008, trabaja como segundo entrenador de Giovanni Trapattoni, nuevo seleccionador de Irlanda. En la Eurocopa de Suiza y Austria colabora con la RAI como comentarista.

swissinfo: En sólo 90 minutos, Italia pasó de la depresión absoluta a la exaltación. ¿Cuáles son sus sensaciones?

Marco Tardelli: Quizá demasiada euforia. Jugamos un buen partido contra Francia, un equipo sin armas y, sobre todo, que jugó muchos minutos con 10 jugadores.

Psicológicamente sin embargo, el hecho de lograr pasar a cuartos ha cambiado la situación. Cuando se está preparado mentalmente y el miedo se desvanece, se está mejor hasta físicamente.

El problema es que en el próximo partido tendremos las bajas de Gattuso y de Pirlo, sin hablar de la ausencia de Cannavaro. En defensa tenemos algunas dificultades, aunque contra Francia no pasamos apuros.

swissinfo: También en ataque la selección ha tenido poca eficacia. Los tres goles conseguidos hasta ahora han sido a balón parado.

M.T.: No lo veo un gran problema. Toni ha dispuesto de muchas ocasiones y siempre ha sido un peligro para la defensa rival. Marcará como ya hizo frente a Rumanía, pero su gol fue anulado por el árbitro.

swissinfo: Donadoni ha hecho cambios en los pilares ofensivos en los dos primeros partidos. ¿Cómo califica su estrategia?

M.T.: Este ataque ha formado parte del juego, aunque nosotros los italianos somos siempre propensos a la polémica. Creo que la gestión del entrenador es positiva. Está conduciendo un buen grupo y ha conseguido una exitosa integración de todos los jugadores.

swissinfo: Este domingo cuartos de final contra España. ¿Cómo cree que acabará el partido?

M.T.: España tiene miedo de nosotros. Siempre han tenido muchos problemas contra Italia. Los españoles siempre empiezan bien en los torneos, luego desaparecen.

El actual equipo de Aragonés se apoya en un medio campo fuerte y en un ataque excepcional. En defensa presentan alguna incógnita. En mi opinión, no es tan segura como la nuestra.

swissinfo: ¿Qué equipo es el que más le ha impresionado?

M.T.: Holanda ha mostrado un nivel superior, parecido al de España. Portugal ha jugado bien pero tiene jugadores demasiado individualistas. Me ha decepcionado mucho Francia y Alemania tampoco me ha convencido.

swissinfo: ¿Y la selección que ha sido la revelación?

M.T.: No tenía previsto que Turquía llegara hasta cuartos de final. La República Checa dejó escapar una magnífica ocasión de pasar.

Rusia también me ha dado una buena impresión, excepto en el primer partido. En el segundo y tercero se ha visto el trabajo de Guus Hiddink. El miércoles contra Suecia volvió Arshavin, un fuera de serie en el combinado ruso. Pavlyuchenko ha mejorado. Rusia es quizá la sorpresa de la Eurocopa.

swissinfo: Dos palabras sobre Suiza...

M.T.: Esperaba algo más, porque dispone de buenos jugadores que militan en ligas extranjeras y están acostumbrados a jugar bajo presión. También ha tenido mala suerte porque perdió muy pronto a Alexander Frei, su único futbolista de gran calidad.

En Suiza, la profesión de futbolista está desgraciadamente poco valorada, goza de poquísima consideración. Hablo por propia experiencia, ya que jugué un año en el país – en el St. Gallen. Hasta que perdure esta situación la selección nacional podrá hacer poco.

swissinfo: En cuanto a lo referente a la organización del campeonato ¿Está todo funcionando bien o ha visto algún problema?

M.T.: No, todo va bien. No se puede pedir más. Suiza está acostumbrada a ser organizada.

swissinfo: Los grandes eventos como los Mundiales o las Eurocopas se convierten en lugares de encuentro de famosos y como grandes soportes publicitarios para los patrocinadores. Un corresponsal del 'Corriere della Sera' echaba de menos la desaparición de aquellos que califica de "animales del estadio": los verdaderos aficionados. ¿Cómo lo ve usted?

M.T.: En los estadios están presentes muchos colores que no se ven durante el resto del año.

El contrato entre aficionados y jugadores se ha ido perdiendo. La figura del futbolista se ha convertido en una profesión verdadera, seria, aunque ha perdido algo de espíritu.

También hablamos sobre un espectáculo. Cuando se quiere entrevistar a un actor, hay que hablar con su representante y concertar una cita... el fútbol se ha transformado en lo mismo.

No obstante, la culpa de esto la tienen sobre todo los medios de comunicación, no los propios futbolistas.

swissinfo, Daniele Mariani
(Traducción: Iván Turmo)

Biografía

Marco Tardelli nació el 24 de septiembre de 1954 en Capanne di Careggine (Lucca).

Comenzó su carrera deportiva en el Pisa en 1972, de ahí pasó al Como y luego a la Juventus de Turín.

Permaneció en el club durante diez temporadas rindiendo a gran nivel como indiscutible para Trapattoni durante 376 partidos. Metió 51 goles en el club.

Debutó con la selección italiana el 4 de julio de 1976 en una victoria 3-1 sobre Portugal.

En 1985 llegó al Inter de Milán

Dos años después abandonó el fútbol italiano y se marchó a Suiza para jugar en el San Gall, en 1987, donde se retiraría como futbolista.

Disputó tres Mundiales con la selección 'Azzurra': 1978, 1982 y 1986. 80 partidos y 6 goles.

En total disputó 407 partidos en la Serie A. Consiguió 45 goles durante su trayectoria.

En 1988 empezó su carrera como entrenador en el Coverciano.

Después fue designado ayudante de Cesare Maldini en la selección.

Fin del recuadro

Palmarés

5 'Scudettos' (1977; 1978; 1981; 1982 y 1984)

2 Copas de Italia (1979 y 1983)

1 Copa de Europa (1985)

1 Recopa de Europa (1984)

1 Copa de la UEFA (1977)

1 Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA (1983)

1 Supercopa de Europa (1984); todas con la Juventus FC

Campeón del Mundo (España 1982) con la selección italiana

Fin del recuadro

×