Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

'Las chicas de la lencería' conquista al público porteño

Las actrices de 'Las chicas de la lencería', de Bettina Oberli.

Es la película suiza más taquillera de los últimos 25 años. Ahora cosecha éxitos en las salas argentinas. La cinta de Bettina Oberli cuenta la historia de Martha, una octogenaria que acaba de enviudar y decide comenzar de nuevo.

swissinfo acudió a un céntrico cine de Buenos Aires para conocer las impresiones de algunos espectadores que salían de ver el filme.

Luego de resonar con éxito en Europa, recoger premios en festivales internacionales y ser nominada para el Oscar a la mejor película extranjera, 'Las chicas de la lencería' –como la rebautizaron en España- ha entrado con éxito en los circuitos comerciales, algo poco común para una producción suiza en el mercado porteño.

El título original del filme de Bettina Oberli, 'Die Herbstzeitlosen', que alude a una flor que renace cada otoño en los Alpes, se ha convertido en Europa en una suerte de eufemismo adoptado y esgrimido por mujeres maduras que descubrieron que 'sí pueden' concretar sus sueños.

swissinfo estuvo durante una de las proyecciones en una sala de la Avenida Corrientes, en el corazón de Buenos Aires, y a la salida pudo recoger las impresiones de los espectadores –en su mayoría mujeres de entre 40 y 70 años.

"Si están las ganas, se puede"

"Me gustó porque es una película esperanzadora, sobre todo para la gente mayor", dice María, de 60 años, quien se define como una "cinéfila y amante del cine europeo".

Su amiga Esther agrega que lo interesante de la historia es que "muestra una sociedad conservadora, una familia egoísta y una mujer que quiere vivir, y logra hacerlo y romper con todo, aunque no la quieran dejar. La protagonista muestra que si están las ganas, se puede".

Norma, de 62 años, llegó sola al cine. "Pensé que era más una comedia, pero es mucho más que eso. Es bastante fuerte y profunda y uno no deja de reflexionar durante la hora y media que dura. Me voy a casa con una sensación de energía, que espero me dure".

Como si en la historia se reflejaran pasajes de sus vidas, los espectadores sienten propia la batalla que gana la protagonista por defender sus ideales.

La calidad del cine suizo, una sorpresa

Edna no aparenta los 75 años que declara. Llegó atraída al cine por una crítica que leyó en el diario:

"Me dejó una muy buena enseñanza, que es la de empezar de vuelta a cualquier edad. Me emocionó mucho y me sorprendió la calidad de la película, porque sabía que era suiza, pero tiene una fotografía y unos actores de enorme nivel. Dicen que la propusieron para el Oscar... Se lo merecería".

Carlos, de 49 años, se manifiesta sorprendido por el alto nivel del cine helvético:

"Es la primera vez que veo algo suizo y me pareció muy interesante, tanto en las actuaciones como en la fotografía, la historia, sin golpes bajos. Es una película muy chispeante, muy positiva, con una manifestación muy fuerte por la vida y las ganas de vivir".

A la hora de elegir una imagen para recordar, dice: "Una es la muerte de Lisi (amiga de la protagonista) y la otra, al final, cuando todos logran reaccionar".
Susana, de 48 años y compañera de Carlos, creía que la película sería más cómica y destaca que le dejó un mensaje para su vida:

"La lucha por los sueños, sean chiquitos o grandes; el saber que hay que seguir y que no importan las trabas, que hay que meterle para adelante. Me encantó, sobre el final, la foto de ellas tres debajo del árbol, disfrutando de la vida, en ese lugar soñado".

"Me conmovió porque es mi lugar de origen"

Verena Oberli es suizo-argentina de tercera generación, y fue ella quien se comunicó con swissinfo para contar la satisfacción que le había provocado ver 'Las chicas de la lencería' en un cine del barrio porteño de Belgrano:

"Cuando leí la crítica en el diario y escuché que la comentaban en televisión, y que la directora era de apellido Oberli, me pregunté si no estaría emparentada con mi familia, algo que mi cuñada se va a ocupar de averiguar porque ella es la que investiga el tema de la genealogía", dice.

"Me encontré con una amiga, que también es de origen suizo, y me dijo que tenía que verla porque era conmovedora, y fuimos al cine con mi esposo, y nos encantó. ¡Tanto que la volvería a ver!"

"El film es hermoso, es una lección de vida. Pero lo que a mí me conmovió es que es de mi lugar de origen y muestra a Suiza tal cual es. Yo soy oriunda de la zona de Emmental (cantón de Berna), y conozco ese lugar. Mi abuelo paterno era de Lützelflüh, y la película se desarrolla en Trub, que es muy cerca. Me tocó el corazón".

La aceptación de un público exigente

Mauricio tiene unos veinte años y es el encargado de la taquilla del cine. Cuenta que desde hace dos semanas la película tiene mucha aceptación y que el público que asiste a estas salas suele ser muy exigente, porque se proyectan películas comerciales, pero con cierta calidad.

"La elige mayormente gente grande que viene sola; pocas parejas y pocas familias. Aunque también vienen muchos chicos jóvenes que son estudiantes de cine o de arte", asegura.

"En lo que todos coinciden es que salen como optimistas. Es una película que viene gustando mucho, y me incluyo", concluye.

swissinfo, Norma Domínguez, Buenos Aires

Datos clave

El filme de Bettina Oberli ha sido el mayor éxito de taquilla en Suiza (más de 600.000 entradas vendidas) en los últimos 25 años.

Está producida por Alfi Sinninger, que en 1991 ganó el Óscar a la mejor película extranjera con 'Viaje de esperanza', de Xavier Koller.

La actriz principal Stephanie Glaser, de 86 años, recibió un Leopardo Especial en el Festival de Locarno 2006 en homenaje a su trayectoria.

Fin del recuadro

Bettina Oberli

La directora suiza nació en Interlaken en 1972. Ha confesado que su abuela fue su fuente de inspiración a la hora escribir y dirigir 'Las chicas de la lencería':

"... La película conjetura qué pasa cuando una de esas mujeres, todavía muy vital pese a sus años, se atreve a hacer de una buena vez lo que siempre ha querido hacer y no ha podido, quebrando todo tipo de convención social".

Fin del recuadro

Ficha Técnica

Las chicas de la lencería (Die Herbstzeitlosen, Suiza, 2006)
Dirección: Bettina Oberli
Con Stephanie Glaser, Annemarie Duringer, Heide Maria Glossner, Mónica Gubser y otros.
Guión: Bettina Oberli y Sabine Pochhammer
Fotografía: Stéphane Kuthy
Música: Luk Zimmermann
Presentada en DVD por Primer Plano Film Group
Idioma original: alemán
Duración: 86 minutos.
Calificación: sólo apta para mayores de 13 años.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×