Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

1914-1918 Diario de un burgués durante la Gran Guerra



Guy de Pourtalès (izq.) en el campo de batalla de Ypres, en enero de 1919.

Guy de Pourtalès (izq.) en el campo de batalla de Ypres, en enero de 1919.

(editionszoe.ch)

En Diario de Guerra, el escritor de Neuchâtel Guy de Pourtalès narra su alistamiento en la Gran Guerra del lado francés, mientras que una parte de su familia, de la alta burguesía, se inclina del lado prusiano. Interesante enfoque  de un recorrido extraordinario entre el frente y la retaguardia.

2 de agosto de 1914. La movilización general es decretada en Francia. Guy de Pourtalès gana Chartres, donde lo espera el 102 Regimiento de Infantería. Repleto el cuartel, el escritor, que pronto cumplirá 33 años, se instala en el  Hotel du Grand-Monarque. Allí, un oficial amigo le sugiere enrolarse como conductor. Pourtalès compra un Hupmobile eléctrico y se pone al servicio de un comandante conciliador que acepta las libertades que el escritor se toma con el régimen militar.

“De alguna manera, Guy de Pourtalès considera dirigir su guerra, con puestos  significativos que alimentan su curiosidad y exaltan su patriotismo”, escribe Stephen Petermann en su presentación del Diario de Guerra publicado en las ediciones ZoéEnlace externo. “Una guerra en la que el interés privado y el interés nacional se mezclan sin distinción”.

Simposio en Lausana

Con motivo de la edición de ‘Diario de Guerra’ de Guy Pourtales (Ediciones Zoé), el Centro de Investigación sobre la literatura de la Suiza de expresión francesa y la Sección de Historia de la Universidad de Lausana organizaron una jornadaEnlace externo de estudios sobre Suiza y la Gran Guerra, el pasado 11 de noviembre.

Fin del recuadro

El compromiso de Guy de Pourtalès del lado francés no es evidente. El escritor nace en Berlín en 1881 y es criado entre Ginebra y Neuchâtel, donde su familia se había instalado desde hacía varias décadas, pero los lazos germánicos son muy fuertes. Su padre había luchado del lado prusiano durante la guerra de 1870. Sus hermanos, Raymond y Horace, continúan la tradición al convertirse en oficiales de la Guardia Prusiana a principios del siglo XX, mientras que dos de sus hermanas se casan con oficiales prusianos.

Naturalizado en 1912

¿Mercenarios? Nadie, en Suiza, se sorprende entonces de ese servicio extranjero, especialmente en Neuchâtel, bajo tutela prusiana hasta 1848. En esa familia de la gran burguesía con múltiples nexos, Guy elige Francia, la tierra de sus antepasados hugonotes. Vive en París, desposa una protestante francesa, Helen Marcuard, y se naturaliza en 1912.

Cuando opta por Francia, su hermano Horacio es movilizado en Suiza. Y “solamente la prematura muerte de Raymond, en julio de 1914, evitará que Guy y su hermano combatan en campos opuestos”, señala Stéphane Petermann.

Conductor primero y luego intérprete de las tropas británicas Pourtalès no se encuentra ni en el frente ni en la retaguardia, sino en una posición intermedia, lo que le permite vivir la guerra como observador, un electrón libre.

Hasta enero de 1915, cerca de Armentières, descubre el frente. “Allí, detrás de una fila de árboles, están los bochos (ndlr: los alemanes), esos famosos bochos!!!  (...) La guerra, ahora sí. Me siento excesivamente sensible e impresionado; pero ningún rastro de miedo”.

Los Pourtalès están divididos por la guerra, pero las relaciones se mantienen cordiales. En septiembre de 1914, a Guy le divierte esta situación increíble - su cuñado, Otto von Mitzlaff, oficial de los ulanos de la Guardia, ocupa la Lorraine francesa. 'Otto envía el 4 de septiembre buenas noticias de su pequeña persona de Nancy !! De Nancy !! Debe ser una buena broma alemana!”

¿Alcanzado por el gas?

En abril de 1915, los alemanes lanzan un ataque con gas en la región de Ypres. Estacionado en Armentières, Pourtalès se acerca, por curiosidad, a la zona de combate. Dos días más tarde se siente mal, sufre de una pleuresía que atribuye al gas. “No debí haber ido a Poperinghe”, escribe en su diario. La hipótesis, “improbable”, según Petermann, le valdrá ser galardonado con la Cruz de Guerra.

En febrero de 1916, Pourtalès obtiene finalmente el puesto diplomático que codiciaba desde hacía mucho tiempo: la propaganda francesa en Suiza. Entre sus actividades conduce el diario la Tribune de Genève, comprado en secreto por Francia como instrumento de propaganda.

Una misión de agente secreto, o casi. Cuando en enero de 1917, Edmond Privat -corresponsal en Austria de la Tribune de Genève- firma artículos “austrófilos”, Pourtalès arregla el asunto en Ginebra con el editor del periódico, Edouard Bauty: “A las 7 de la mañana, tras dos horas de diplomacia (porque Bauty no duda que tengo el derecho de hablar con autoridad, y no debe dudar...!) tengo éxito. Es decir, el cese completo de la corresponsalía de Privat”.

Regreso a sus lazos alemanes

Los nexos suizos y sobre todo los alemanes, acortan la carrera diplomática de Pourtalès. Al llegar al poder a finales de 1917, Georges Clemenceau no puede permitirse la más mínima nota falsa. Pourtalès es separado de sus funciones. “No me reprocha ninguna falta de servicio, ningún fallo, ningún error. Simplemente: ser el hermano de mis hermanas y primo Fritz Portales !!”, deplora el escritor.

“El mapa de las ramificaciones familiares ya no coincidían con el de las alianzas europeas”, resume Denis de Rougemont, en una edición de la Televisión Suiza de habla francesa en los años 1970.

Pourtalès puso fin a su guerra como oficial guiando periodistas estadounidenses en la región del Rin ocupada por los franceses. Físicamente débil, pero “enriquecido” por una guerra multifacética, Pourtalès abreva en esa aventura para escribir su obra maestra, La pesca milagrosa.

Novelista y biógrafo

Nacido en Berlín en 1881, Guy de Pourtalès pasa su infancia y su juventud en Ginebra, Vevey y Neuchâtel. En 1905, se establece en París pero mantiene sus lazos de familia y amistad con Suiza.

La publicación de La ceniza y la llama (1910) y Soledades (1913), su colaboración con la Revue hebdomadaire y la fundación de la Sociedad Literaria de Francia lo llevan por la carrera literaria. 

Las orillas del Lago Léman son el marco de sus tres novelas: Marinos de agua dulce (1919), Montclar (1926), La Pesca Milagrosa (Gran Premio de Novela de la Academia Francesa en 1937).

Escribe también las biografías de Liszt, Chopin, Wagner y Berlioz. Seriamente afectada su salud, vive desde Suiza el inicio de la Segunda Guerra Mundial. La derrota de Francia y la muerte de su hijo, Raymond, caído en el frente de Flandes, apresuran su fin.

Fuente: DHSEnlace externo

Fin del recuadro



Traducido del francés por Marcela Águila Rubín , swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×