Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

30 años de sufragio femenino

La voz femenina en el Parlamento helvético es aún débil.

(Keystone Archive)

Tras 30 años de derecho a voto para las mujeres suizas, la igualdad aún parece lejana en la realidad política nacional. La representación femenina en los poderes legislativos de todo el país ocupa el 25 % del total.

Como quiera que sea, Suiza no se encuentra al final de la lista de los países con menor participación femenina en los poderes políticos en Europa. Una característica relevante si se toma en cuenta el joven periodo de derecho a voto femenino en Suiza, 50 años menor al otorgado en otros países.

Un derecho que costó trabajo imponer ante fuertes campañas en contra del voto femenino. En febrero de 1959, en un intento por permitirlo, la ciudadanía impuso su veto. Hubo que esperar 12 años para que el 7 de febrero de 1971, 65,7% de los ciudadanos aceptaran el derecho de voto a sus compatriotas mujeres.

En octubre de ese año, once mujeres fueron electas en el Parlamento Federal de 246 escaños. Desde aquel momento la participación femenina en el proceso de la toma de decisiones no ha hecho más que crecer, pero la paridad aún no se impone.

A escala federal, en 3 décadas el número de diputadas se quintuplicó. El Consejo Nacional, denominación de la cámara baja en Suiza, cuenta hoy con 46 mujeres en las filas de sus 200 legisladores. En el Consejo de los Estados, cámara alta, de los 46 escaños existentes, 9 son ocupados por la fuerza femenina.

La situación es similar en el ámbito cantonal con una participación femenina media del 24,1 % en los diversos grupos legislativos, aunque el electorado está compuesto mayoritariamente por mujeres.

Esta situación es particularmente favorable en Ginebra, donde el 36 % de los miembros del parlamento cantonal, denominado Gran Consejo, son mujeres. El cantón de expresión italiana, el Tesino, se encuentra al final de la lista de los 26 cantones en cuanto a participación femenina en la esfera política se refiere, con un escaso 10 %.

En el Gobierno Federal, fue Elisabeth Kopp quien puso fin en 1984 a la exclusividad masculina en el poder ejecutivo.

En 1993 fue elegida por segunda vez una mujer en el gobierno colegiado helvético. Se trata de la actual ministra del Interior, Ruth Dreifuss.

La última en entrar al poder ejecutivo suizo, compuesto por siete miembros, fue en 1999 la ministra de Justicia y Policía, Ruth Metzler.

Factores institucionales y simbólicos

El bajo nivel de representación femenina no es un caso específico de Suiza. Este país tiene semejanza con muchos otros países, pese a que la Confederación haya sido uno de los últimos países europeos en introducir el sufragio universal, indica el politólogo bernés, Hans Hirter.

Pero la posibilidad no ha cambiado en mucho el aspecto social. La política ha sido largamente considerada como "una cosa de hombres" tanto por los caballeros como por las propias damas. Testimonio de ello son las tasas de elección obtenidas en octubre de 1999, en las votaciones legislativas federales más recientes.

Finalmente, a escala mundial, la participación femenina en los cuerpos legislativos es de 13,8 % en promedio, según una estadística de la Unión Interparlamentaria, con sede en Ginebra.

En este listado los países nórdicos se encuentran a la cabeza ocupando un promedio de 38,8 % de participación femenina en sus aparatos legislativos. Suiza se encuentra en el lugar 21, junto con Australia.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×