Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

ABB solicita devolución millonaria

Göran Lindahl (izq) y Percy Barnvevik, ex dirigentes de ABB.

(Keystone)

Dos ex dirigentes del grupo tecnológico helvético-sueco, indemnizados con 233 millones de francos, deberán devolver 137 millones.

Luego de un acuerdo amigable, logrado este fin de semana, entre el grupo ABB y sus antiguos directivos, Percy Barnevik y Göran Lindahl fija en 96 millones el monto total de la compensación de retiro.

Pensiones doradas

Cuando dejó la presidencia de la dirección de ABB a finales de 1996, Percy Barnevik se embolsó 148 millones de francos. En el 2000, su sucesor a la cabeza del grupo, Göran Lindahl, hizo lo propio con 85 millones.

En febrero, Percy Barnevik justificaba todavía, en un periódico sueco, el monto de su pensión y lo comparaba a los "estándares americanos". Decía que el pago de esa suma "resultaba de un acuerdo con el consejo de administración".

Sin embargo, para sorpresa general, el grupo ABB anunció su intención de lograr un arreglo con sus ex dirigentes a fin de recuperar una parte de esos 233 millones de francos.

Irritación sindical

El asunto hizo mucho ruido. Al darse a conocer el monto de esas pensiones, el sindicato FTMH y las asociaciones del personal se manifestaron "impactados por la codicia desvergonzada e inmoral" de los antiguos patrones de ABB.

Las organizaciones exigieron el reembolso de esas sumas injustificables, en particular frente a las dificultades financieras del grupo helvético sueco. El año pasado, en efecto, ABB registro pérdidas por mil 160 millones de francos.

Con el objetivo de lograr una mayor transparencia, ABB reveló recientemente que el nuevo dirigente del grupo, Jörgen Centerman, recibió el año pasado 3 millones de francos, la mitad en salario y la otra en forma de bonos.

swissinfo y agencias


Enlaces

×