Navigation

Accidente mortal pone a prueba límites de la ley

Las patinetas han invadido las aceras. Keystone Archive

La legislación suiza en materia de criminalidad juvenil ante el desafío de un posible cargo de homicidio por negligencia a una niña de nueve años.

Este contenido fue publicado el 28 agosto 2002 - 18:13

Se estudian las acciones a iniciar contra la menor que arrolló a un anciano de 87 años con su patineta.

El hombre fue conducido al hospital y murió tres días más tarde como consecuencia de las heridas sufridas en la cabeza durante la colisión. El accidente es el primero en Suiza que involucra a una conductora de esa edad.

Bajo la actual legislación helvética, los jóvenes de entre siete y 15 años pueden ser considerados responsables de sus acciones; sin embargo, las sanciones son mucho menos severas que aquellas impuestas a los adultos.

"Ella (la pequeña) podría recibir sólo una advertencia o ser obligada a efectuar un servicio para la comunidad", explicó a swissinfo el vocero de la fiscalía local, Hansuli Gürber.

Precisó que en el segundo caso, la sentencia máxima sería de cinco días de trabajo.

"Siempre hemos tratado de buscar trabajos acordes con los menores en cuestión", añadió Gürber. Dijo que el objetivo fundamental del servicio a la comunidad no es de castigar sino de hacer que los niños realicen tareas positivas.

En Suiza se discuten actualmente modificaciones legislativas tendientes a evitar que los menores de diez años puedan ser objeto de procesos penales, pero las nuevas disposiciones entrarán en vigor sólo a partir del 2004.

Sin embargo, para algunos observadores aún cuando se introduzcan cambios en la legislación, serán insuficientes para proteger a los niños.

El profesor Stefan Trechsel manifiesta su desacuerdo con la forma en que se llevan a cabo ese tipo de procesos. "Durante la investigación de los detalles del acto de negligencia, se recuerda a los niños, una y otra vez, que fueron causantes de la muerte de alguien".

"Imagino que eso constituye un peso muy traumático para el niño, al que le servirían más medidas de cuidado y educación, o, quizá un llamado a ser más responsable en el futuro".

Víctimas del crimen

Gürber simpatiza con diversas de las críticas hechas al actual sistema suizo y se pronuncia a favor de aumentar la edad límite para el procesamiento. Sin embargo, la fiscalía destaca su obligación con las víctimas de las infracciones.

"Ambos, las víctimas y sus familiares, tienen derecho a explicaciones sobre lo ocurrido y a saber quién fue el responsable; sin embargo, en este último caso todos parecen estar de acuerdo en que tiene muy poco sentido castigar a una niña tan pequeña", subraya Gürber.

Nadie en la fiscalía cantonal se opone al aumento de la edad límite para los procesos, de acuerdo con la explicación del especialista.

Precisa que "originalmente se suponía que el límite debía establecerse entre los 12 o los 14 años, pero que el caso (de Jaime Bulger) en Inglaterra, en el que dos chiquillos de 10 años dieron muerte a un niño más pequeño, obligó a reconsiderar esa barrera.

Gürber, quien trabajó en el comité de expertos que propuso la edad límite inicial, rechaza que el caso extremo y aislado de Bulger se utilice como parámetro.

Pero aún en casos así de terribles, el profesor cree que los niños involucrados deben ser tratados de una forma muy diferente a la de los adultos.

"La Corte Europea de los Derechos Humanos ha señalado que el proceso criminal en el caso Bulger violaba los derechos fundamentales de los niños. No hay duda de que los menores que cometen tales actos están severamente perturbados pero creo que la educación, la ayuda y el cuidado deben ser la principal preocupación", insiste.

Aunque admite que puede ser muy difícil fijar una edad para poder establecer responsabilidades legales, Trechsel considera que la propuesta de 10 años es aún demasiado baja.

"Siempre habrá discusiones sobre esto, pero yo, personalmente, prefiero el límite de los 12. Pienso que generalmente se observa un desarrollo entre los 10 y los 12 luego del cual el niño puede tener una mayor capacidad para asumir responsabilidades", puntualiza.

Mark Ledson

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.