Navigation

Alinghi, un equipo vencedor

Un equipo humano y profesional homogéneo logró la victoria con el Alinghi. www.alinghi.com

El Reto suizo superó por 5-0 al equipo de Nueva Zelanda y entra en la historia de la renombrada regata.

Este contenido fue publicado el 02 marzo 2003 - 08:34

La descollante actuación del Alinghi no es obra única del capitán Russell Coutts y del multimillonario Ernesto Bertarelli, sino de un equipo.

El espíritu de equipo y el intercambio de ideas constituyen los valores centrales del Alingui. La disposición a la apertura y el humanismo explican en gran medida el éxito fulgurante del Reto suizo en su primera participación en el trofeo más antiguo del mundo deportivo.

"Un equipo se construye poco a poco", precisa Ernesto Bertarelli, dueño de la embarcación. Si las bases son justas desde la partida, si las personas llegan a compartir valores comunes, este proceso de amalgama de diferentes competencias, nacionalidades, permite construir un verdadero equipo en el que cada uno es respetado por sus valores".

El concepto de equipo ha sido siempre la línea directriz en la comunicación del Reto suizo. Durante toda su campaña, la tripulación integrada por unas 100 personas de 17 nacionalidades diferentes puso acento en la calidad humana de sus miembros, a diferencia de otros que lo hicieron en especificidades tecnológicas.

Serenidad imperturbable

Desde el primero de octubre, cada mañana de navegación el 'lounge' del Alinghi reunía a los marineros en un momento de tranquilidad previo a la agitación de las regatas. Y una serenidad sorprendente surgía de la tripulación.

"No hay rivalidad en nuestro 'team'. Si alguien tiene una idea, habla con Russell y, si es válida, todos jalamos de la misma cuerda para concretarla", señala el 'grinder' suizo de Vaud, Ives Detrey al tiempo de añadir: "Esta apertura es muy constructiva. Nos ha permitido ser más eficientes en todos los ámbitos".

Muchos espectadores quedaron sorprendidos de la confianza demostrada por los marineros del Alinghi. Algunos interpretaron esa tranquilidad incluso como un gesto de arrogancia.

"Tenemos confianza porque hemos llegado a donde nos habíamos propuesto. En cada etapa de la competencia hemos cumplido todos nuestros objetivos, es una bella satisfacción", explica Christian Karcher, integrante de la escuadra.

La Copa recompensa a un equipo

Cada vuelta de la regata ha dado razón al Reto suizo. Todas ilustran la perfecta cohesión y homogeneidad del grupo.

Las victorias han sido logradas por 16 marineros sobre el agua. Pero en cada ocasión ha resaltado una parte diferente del equipo. Por ejemplo la primera regata puso en primer plano a los constructores e ingenieros del Alinghi por haber construido, a diferencia de los neocelandeses, una embarcación sólida y polivalente.

La segunda puso de manifiesto el talento de la célula detrás del Reto suizo y los recursos físicos impresionantes de los 'grinders' y de otros colosos de la vela.

La tercera probó la calidad de la célula de meteorología, encargada de asesorar juiciosamente a los navegantes, de ofrecer un punto de vista nuevo al Alinghi. Y al final de la cuarta victoria, es el trabajo del 'design team' y del equipo de tierra que fue destacado por Ernesto Bertarelli.

"Quisimos formar un equipo, del que estamos orgullosos, un equipo capaz de ganar la America's Cup. Esa fue la meta del Reto suizo. Y ha sido realizada de la manera más bella".

Swissinfo, François Egger, Auckland.
(Traducción : Juan Espinoza)

Datos clave

Equipo del Alinghi:
Unas 100 personas
15 nacionalidades
32 marineros

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.