Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Alinghi despliega sus velas en el lago Leman

El majestuoso 'Alinghi 5' surca las aguas del lago Leman.

(Keystone)

Desde esta semana el nuevo catamarán de Alinghi navega en el lago de Ginebra. Antes de ser transportado al Mediterráneo a comienzos de agosto, la embarcación suiza fue presentada a los medios de comunicación en su lugar de amarre.

En el puerto de Bouveret, en la desembocadura del Ródano, el contraste es sorprendente. Al lado del 'Alinghi 5' y de su mástil de 50 metros de altura, los barcos de recreo parecen vulgares cáscaras de nuez.

Transportado con un helicóptero desde Villeneuve, el lugar de su construcción situado a una veintena de kilómetros, el desafío suizo comenzó a navegar en el lago Leman desde este semana.

Marineros, ingenieros y diseñadores se muestran unánimes: los resultados de las primeras pruebas han sobrepasado las expectativas. "La puesta en marcha ha sido más rápida de lo previsto", afirma Rolf Vrolijck, diseñador jefe del Alinghi. "El equipo que ha creado el barco ha realizado un trabajo excepcional".

Una impresión confirmada por Yves Detrey, marinero del cantón de Vaud del equipo. "Hemos estrenado el barco hace nada y estamos muy sorprendidos de que todo funcione tan bien desde el primer día. Es ya todo un éxito poder montar el casco como lo hemos hecho".

El lugar del duelo se desconoce

Como los otros miembros de la tripulación, Yves Detrey quedó impresionado por la potencia que libera este catamarán de 27 metros de largo y 23 de ancho, compuesto por 30.000 metros cúbicos de fibra de carbono y dotado de una gran vela de 1.000 metros cuadrados.

"Se notan realmente las tensiones y las fuerzas sobre el barco. Se requiere algo más de tiempo para tener una confianza total aunque no lo podemos tener todo absolutamente atado en la primera salida al mar".

Será al final del mes de agosto cuando el 'Alinghi 5' empiece a navegar por primera vez en agua salada. En una docena de días, el catamarán será transportado por encima de los Alpes, a través del paso del Gran San Bernardo, para aterrizar en el puerto de Génova. Un traslado de gran calado, que sólo el Mil Mi-26 -el helicóptero más grande del mundo- es capaz de llevar a cabo.

El destino final todavía es desconocido. El nombre del puerto que acogerá la 33ª Copa de América en febrero de 2010 se conocerá el próximo 6 de agosto. Por ahora, el secreto está bien guardado. En la guerra fratricida que libran Alinghi y Oracle desde hace dos años, cada información aparece con cuentagotas.

Bertarelli lanzó el reto

Ernesto Bertarelli, el patrón millonario de Alinghi, alimenta hábilmente este duelo fuera del agua: "Nuestro barco es impresionante, Oracle tiene sin duda motivos para preocuparse. Espero que tengan el coraje de enfrentarse con nosotros, aunque estoy casi seguro de que ellos volverán a poner en duda nuestra elección del lugar para realizar la competición".

El documento fundador de la prueba, el 'Deed of Gift', estipula que el defensor, o sea el vencedor saliente de la Copa, debe elegir el lugar del duelo. Aunque este documento, que data de hace más de 150 años, deja mucho margen para la apreciación y la interpretación. Sus defectos han sido ampliamente utilizados por los abogados de ambas partes.

Sobre el agua, el duelo entre Alinghi y Oracle enfrentará, según Ernesto Bertarelli, dos visiones diametralmente opuestas de la carrera de multicascos. "El enfoque de los americanos es tradicional. Han intentado adaptar los barcos oceánicos para construir su trimarán. Nosotros, contrariamente, nos hemos inspirado en pequeñas embarcaciones del lago para concebir nuestro catamarán. Forzosamente uno de los dos será más rápido".

2.000 empresas suizas

Antes de comenzar, la 33ª Copa de América es la más cara de la historia de la competición para los equipos implicados. "He invertido mucho más dinero que en las ediciones precedentes", reconoció Ernesto Bertarelli. Debido a las incertidumbres ocasionadas por las discrepancias jurídicas, no se puede dar ninguna garantía a los patrocinadores, invisibles en el nuevo catamarán.

Comenzada hace dos años, la construcción del 'Alinghi 5' se vio interrumpida el verano pasado debido a una decisión de la justicia americana favorable al barco suizo. Aunque al final, Alinghi no tiene, según sus responsables, demasiado retraso respecto a su competidor estadounidense.

Más de 2.000 empresas suizas han estado asociadas con el diseño y la construcción de 'Alinghi 5'. Una vez más, la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) ha realizado una importante contribución al equipo Alinghi. "Trabajamos en estrecha colaboración desde el comienzo de la aventura del Alinghi", destacó Patrick Aebischer, director de la EPFL. "El desafío ha sido todavía más grande esta vez, ya que las restricciones de materiales son enormes con un barco de esta envergadura".

La EPFL de nuevo muy implicada

Seis laboratorios de la EPFL han estado activamente implicados en la elaboración del catamarán. "Para un centro como el nuestro, participar en una aventura de este tipo es realmente motivador. Además, este año el logotipo de la EPFL está bien visible en el mástil", dice un entusiasmado Patrick Aebischer.

Desde hace 10 años todo el sector de la investigación helvética se beneficia de estos avances, según el director de la EPFL. "Cuando impulsamos la tecnología hasta el límite, se puede trasladar las aplicaciones a otros campos, como el biomédico y la tecnología espacial".

Samuel Jaberg, Le Bouveret, swissinfo.ch
(Traducción: Iván Turmo)

SNG

La Sociedad Náutica de Ginebra (SNG) es un club privado ginebrino.

Con más de 3.000 socios, es el más importante del país alpino.

Fue fundado en 1872 para canalizar la demanda existente en la época de navegación de recreo en el Lago Leman.

El éxito más importante del club ha sido la victoria de su velero Alinghi de la Clase Internacional Copa América en la edición de 2007.

Fin del recuadro

Dos años de litigios

El pasado abril la justicia se pronunció a favor del Oracle, por lo que invalidó al Club Náutico Español de Vela, en representación del Desafío Español, como primer desafiante y socio del equipo suizo Alinghi.

La sentencia convirtió ahora en 'Challenger of Record' (primer desafiante) al estadounidense Oracle.

La 33ª Copa América abandonó así su formato convencional (con la participación de más equipos) para convertirse en duelo entre dos sindicatos.

El Alinghi y el Oracle se batirán en el agua al mejor de tres regatas con gigantescos multicasco.

Las expectativas que la ciudad española se había trazado con una competición con 19 sindicatos y prerregatas.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes