Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Amenazas a la seguridad interior de Suiza

En Basilea, los hooligans invadieron el terreno de juego en la final del Campeonato suizo de fútbol.

(Keystone)

La violencias en los estadios, el tráfico de seres humanos, y posibles - aunque poco probables- atentados islamistas amenazan la seguridad interior.

El Informe 2005 de la Policía Federal menciona asimismo los riesgos relacionados con los extremistas de izquierda o de derecha, así como los espionajes económico y científico en Suiza.

Con los atentados de Londres del 7 de julio de 2005, apareció una nueva forma de amenaza a la seguridad. Pequeñas células sin lazos con Al-Qaida surgen en muchos lugares y están dispuestas a pasar a los actos en su entorno, indica el informe 2005 de seguridad interior, publicado este martes por fedpol.

Nada permite concluir que Suiza sea un blanco prioritario. Pero la descentralización del combate de la Yihad islámica hace posible que los ataques puedan aparecer en cualquier parte. Ahora bien, Suiza forma parte de la zona de operación en Europa y los terroristas podrían establecerse aquí, según indica el informe.

Los islamistas puede además sentirse confortados en sus proyectos por acusaciones como las que lanzara un ex coronel de la policía egipcia arrestado en Ginebra. En Internet, este hombre acusaba a Suiza de ser "el enemigo más abyecto del Islam" y de ser una "central disimulada del frente de los defensores sionistas".

Otra amenaza mencionada por la fedpol: la voluntad de algunos de radicalizar la sociedad musulmana. Ese es el caso de los precursores del wahhabismo, un Islam radical y puritano, originario de Arabia Saudita.

Entre estos grupos figura la organización bosnia 'Juventud islámica activa', que posee algunos representantes, pero no una estructura organizativa fija en Suiza.

Reforzar los servicios secretos

Para prevenir posibles actos violentos, el informe aboga por el fortalecimiento de los medios destinados a los servicios de investigación, tal como se hace en la mayoría de los Estados europeos.

"Si Suiza no sigue esta evolución, no sólo pierde toda credibilidad (...), sino que también corre el riesgo de pasar del estatus de zona de repliegue al de zona privilegiada del extremismo y del terrorismo islamista", escribe el informe.

La policía federal aprovecha la ocasión para recordar sus proposiciones, sobre las que el gobierno suizo deberá pronunciarse este año.

Fedpol pide un arsenal de nuevos instrumentos para vigilar mejor las comunicaciones (correo, teléfono, etc) y poder realizar sus observaciones en sitios privados, además de practicar pesquisas secretas de sistemas informáticos.

Extremistas y 'hooligans'

El informe también cita las otras amenazas para la seguridad interior. Como cada año, el extremismo de derecha es uno de los puntos abordados.

Mientras el número de manifestaciones permanece estable (111), el de grupos aumentó de 1.000 a 1.200. Los nuevos integrantes de estos grupos son, en su mayoría, antiguos simpatizantes o "seguidores". En total, la escena de la extrema derecha representa unas 1.800 personas.

En la extrema izquierda, fedpol constata una propensión creciente a aceptar la eventualidad de lesiones corporales, pero también un aislamiento de las personas violentas en el seno del movimiento altermundialista. El número de activistas se estima en alrededor de 2.000 personas.

En cuanto a los seguidores violentos del deporte ('hooligans'), el núcleo de pendencieros se compuso de 400 personas en 2005, a las que se sumaron 600 más, que participaron ocasionalmente en disturbios violentos. Estos grupos no organizados representaron la mayor amenaza para la seguridad.

El informe alude además al tráfico de seres humanos y a la creciente violencia en los círculos de la prostitución, en 2005.

Finalmente, en lo que se refiere al crimen organizado, el documento anual consagra por primera vez un capítulo a los chinos, y subraya que los grupos serbios son cada vez más importantes.

swissinfo y agencias

Contexto

De acuerdo a la Policía Federal, la violencia en los estadios constituye una amenaza seria para Suiza, sobre todo en vista de la Eurocopa que se realizará en 2008 en Suiza y Austria.

"Cientos o miles de seguidores extranjeros violentos intentarán entrar a Suiza durante la Eurocopa 2008", dice el informe. En Suiza, habría actualmente mil fanáticos del deporte propensos a la violencia, con un núcleo de alrededor de 400 'hooligans'.

Para responder a la amenaza, el Parlamento votó una ley que será atacada a través de un referéndum ciudadano. El texto legislativo prevé la creación de un banco de datos con los nombres de los seguidores del deporte violentos.

Los grupos que buscan la realización del referendo temen posibles abusos en la protección de datos personales.

Fin del recuadro

Datos clave

La extrema derecha figura entre las amenazas evocadas en el informe de la Policía Federal.

Actualmente se estima la existencia de 1.800 activistas y simpatizantes de la extrema derecha.

En lo que se refiere a los activistas de la extrema izquierda, se habla de 2.000 personas.

Entre otras de las amenazas señaladas en el informe 2005 sobre seguridad interior aparece el tráfico de seres humanos, en la que destaca la prostitución que representa una cifra de negocios anual de 3.200 millones de francos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×