Navigation

Skiplink navigation

Amplía Suiza lazos culturales con La India

Puerta de La India en Nueva Delhi, donde Pro Helvetia abre su primera oficina en Asia. (Reuters)

Pro Helvetia inauguró este lunes en Nueva Delhi una oficina de enlace consagrada a desarrollar el intercambio cultural entre Suiza y la India.

Este contenido fue publicado el 08 enero 2007 - 15:58

Se trata de la cuarta instalación en su género –tras aquellas de El Cabo, Varsovia y El Cairo-, de esa fundación de derecho público para la cultura.

La oficina de Nueva Dehli servirá de trampolín para lanzar diversos proyectos de colaboración con la finalidad de presentar la cultura suiza a la comunidad local y estimular el intercambio bilateral.

En la ceremonia de inauguración participaron los bailarines suizos de la Compañía Drift que luego partieron de gira por diversos Estados del país.

Responsable de la nueva oficina de enlace, Chandrika Grover Ralleigh se muestra a la vez confiado y con muchas ambiciones para su institución. De hecho, diversas coproducciones se encuentran ya muy avanzadas.

"La instalación física de nuestro sitio de trabajo representó un desafío más grande de lo que habíamos imaginado", indica en el newsletter de Pro Helvetia.

Pero el grueso del trabajo quedó detrás. "La nueva iniciativa de Pro Helvetia en Asia recibe una acogida extremadamente calurosa y el apoyo que nos aportan la Embajada y la comunidad artística es muy alentador", anota Chandrika Grover Ralleigh.

Similitudes

El nuevo responsable observa entre ambos países varios puntos de convergencia, a pesar de las diferencias. La poliglotía, por ejemplo.

"Pienso que hay similitud en diversas áreas: lo multilingüe y el multiculturalismo. Lo que de ninguna manera impide la curiosidad que hay de una parte y otra hacia el otro país y su expresión creadora", explica Chandrika Grover Ralleigh.

"Esa curiosidad alimentará los intercambios en ambas direcciones. Espero que sabremos apoyar lo que será benéfico para las dos partes".

Para conectarse

Para el año que viene, la oficina tiene la intención de llevar a cabo por lo menos un proyecto (sobre todo en materia de coproducciones) en los principales campos artísticos (música, baile, teatro y literatura) para conectarse a las redes concernidas.

"En colaboración con los socios ya bien introducidos, intensificaremos nuestra acción en el curso de los próximos años", precisa Chandrika Grover Ralleigh.

Con dos colaboradoras, la oficina debe atender un país con una población de más de mil millones de seres humanos. Chandrika Grover Ralleigh lo estima posible.

Flexibilidad y confianza

Estar en un país de la talla de la India "es una gran ambición para una pequeña oficina como la nuestra", concede.

"Pero dado que no tenemos que programar todo un centro cultural, podemos ser muy flexibles. Confiamos en nuestra capacidad de hacernos escuchar", asegura Chandrika Grover Ralleigh.

swissinfo y agencias

Contexto

Pro Helvetia fue creada en 1939 con el fin de proteger la independencia de la cultura en Suiza frente a la propaganda de la Alemania nazi.

Está dirigida por un Consejo de fundación cuyos 25 miembros son nombrados por el gobierno. Emplea a 74 colaboradores (entre los cuales 20 fuera del país) y cuenta con un crédito-marco de 137 millones de francos para el período 2004-2007.

Este presupuesto sufrió un recorte de un millón de francos en 2005, cuando se consideró que una exposición parisina, que contaba con el apoyo de Pro Helvetia, había ridiculizado al ministro suizo de Justicia, Christoph Blocher.

Pro Helvetia gasta el 60% de su presupuesto operacional en el extranjero.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo