Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Aprueban la lucha de Suiza contra el racismo

Ciudadanos suizos exigen eliminar prácticas discriminatorias.

(Keystone Archive)

Las Naciones Unidas aprecian la política helvética en la materia, pero critican excesos policiales.

Ante la sesión del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU que se celebra del 4 al 22 de marzo en la ciudad de Ginebra, Berna presentó su tercer informe sobre las medidas instrumentadas contra ese fenómeno social.

El organismo acogió con especial beneplácito el principio de igualdad ante la ley, promulgado por la nueva Constitución Federal suiza.

La integración en diversas constituciones cantonales de mayores y más claras disposiciones contra la discriminación racial, fue otro de los aspectos destacados por el Comité de la ONU.

En 1994, Suiza se sumó a la Convención Internacional de 1965 sobre la Eliminación de la Discriminación Racial. Esa adhesión implica la presentación periódica de informes sobre las medidas instrumentadas para erradicar esa práctica contraria a los derechos humanos.

"Queremos evitar el nacimiento y desarrollo de organizaciones extremistas. Por eso, las legislaciones cantonales fueron bien apreciadas por los expertos", comentó a swissinfo Jean-Daniel Vigny, ministro consejero de la Misión Permanente de Suiza ante los organismos internacionales de Ginebra.

También se produjeron críticas

Pero no todo fueron halagos. Según Vigny, el Comité de la ONU fue muy crítico en algunos puntos, como por ejemplo, en los casos de brutalidad policial que se han producido contra algunos solicitantes de asilo (en particular en el cantón del Valais).

"Reconocemos que hay sentimientos negativos hacia los negros, los musulmanes y los solicitantes de asilo en general. Lo dijimos a los expertos del Comité. Para poner fin a esas medidas discriminatorias, se han elaborado programas de educación que buscan crear conciencia entre la población y terminar con esas actitudes", explicó el diplomático.

El funcionario señaló que la lucha contra el racismo "es una batalla que se da todos los días" a nivel de los ciudadanos, las autoridades y los medios de comunicación. Reconoció, sin embargo, que todavía hay mucho trabajo por delante.

En ese contexto, Vigny celebró el reconocimiento del Comité a la adopción, en las leyes suizas, de la Convención Internacional de 1965 sobre la Eliminación de la Discriminación Racial.

"Ese fue un excelente reconocimiento a lo que hemos hecho", comentó.

El Gobierno suizo destinó un presupuesto de 15 millones de francos para el financiamiento de programas de lucha contra el racismo. Entre los objetivos de esas estrategias se encuentra el de concienciar a la población sobre los riesgos que entrañan las actitudes xenófobas.

Enrique Dietiker, Ginebra


Enlaces

×