Avenir Suisse aboga por reformar el federalismo

Suiza cuenta con 26 cantones y más de 3.000 comunas. swissinfo.ch

Suiza necesita reformar su sistema federalista si quiere ser más competitiva y menos fragmentada, señala un estudio que publica este lunes Avenir Suisse.

Este contenido fue publicado el 14 febrero 2005 - 19:13

Esta think tank preconiza la transferencia de competencias de los cantones a seis “regiones metropolitanas”.

“El objetivo de nuestro estudio es desencadenar un debate”. Con esas palabras Hansjörg Blöchliger, investigador del instituto BAK de Basilea, inició la presentación del estudio, titulado El federalismo en obras y presentado este lunes en Berna por la fundación Avenir Suisse.

En Suiza hay menos centros económicos que centros políticos, señala el documento. Se resumen en seis regiones – cada una de ellas agrupa a una población de más de medio millón de habitantes – en torno a Zúrich, Ginebra, Lausana, Basilea, Berna y el cantón del Tesino.

Para Avenir Suisse estas regiones deben disponer de poderes de los que gozan hoy los cantones, especialmente en lo que se refiere al transporte, la educación y la planificación hospitalaria.

Fragmentación y centralización

Creado inicialmente para garantizar un equilibrio democrático, el federalismo helvético ha conducido a una fragmentación del país que, paradójicamente, puede desembocar en una centralización excesiva y en una pérdida de autonomía local, explica Avenir Suisse.

Suiza debe hacer frente a las dobles competencias en la organización regional, al aislamiento de su mercado interior, a una redistribución regional “extraordinariamente elevada” en comparación internacional y a una falta de transparencia.

“Ningún país en el mundo tiene estructuras tan limitadas por la geografía y concede tantas competencias a sus instancias regionales como el nuestro”, afirma Avenir Suisse.

Pero, paradójicamente, Suiza debe ocuparse de una “insidiosa” centralización, ya que muchas instancias públicas no disponen de la masa crítica necesaria y obstaculizan un crecimiento natural.

Los cantones con una población superior a los 75.000 habitantes son especialmente sensibles a los cambios coyunturales y dependen cada vez más de Berna.

No a la fusión de cantones

Para Avenir Suisse, señala M. Blöchliger, los concordatos intercantonales son un camino a seguir, pero sufren de un “déficit democrático”.

De hecho, son creados por los Ejecutivos, mientras que los Legislativos no participan en esos procesos. Avenir Suisse propone que esas “seis regiones metropolitanas” se doten de instituciones democráticas ad hoc.

Con ese sistema, las fusiones entre cantones dejarán de estar en el orden del día. El estudio de Avenir Suisse insiste, por el contrario, en las nuevas estructuras que se imagina en torno a las “seis regiones metropolitanas” que, en su opinión, deben ser más flexibles y eficaces.

Liberalización

Más allá de esta visión económica del territorio nacional, Avenir Suisse ha analizado los aspectos económico y financiero del federalismo.

Se felicita de la nueva repartición de competencias y de la perecuación financiera entre la Confederación y los cantones, pero deplora que Zúrich invierta más dinero en las carreteras del que recibe.

Según Avenir Suisse, se trata de crear un “mercado interno abierto” que va más allá de lo que contempla la ley en la materia. Uno de los objetivos es garantizar el acceso a las infraestructuras y los servicios (red ferroviaria y eléctrica, escuelas, hospitales) desde y en dirección de todas las regiones de Suiza.

Hansjörg Blöchliger cita la revisión de la ley sobre el mercado de la electricidad. En su opinión, esas liberalizaciones, conjugadas con una liberalización del mercado, permitirían “abandonar casi totalmente” los mecanismos compensatorios, especialmente los destinados a las regiones de montaña.

Las aglomeraciones se unen

El pasado 25 de enero la Conferencia Tripartita de las Aglomeraciones (CTA) preconizó la creación de “consejos de aglomeraciones” con competencia para decidir las estrategias de desarrollo del espacio urbano suizo.

Para la CTA, esas estructuras deben permitir una colaboración más coordinada, vinculante y democrática entre las comunas.

Más del 75% de la población vive en las aglomeraciones. Su estructura es compleja. La de Zúrich, por ejemplo, cuenta con 132 comunas y más de un millón de habitantes.

La colaboración entre la Confederación, los cantones y las comunas destinada a resolver problemas en materia de transporte, planificación del territorio y cultura, es todavía escasa.

Reformas políticas

El estudio reconoce que esos cambios exigen “otras reformas en el funcionamiento del Estado”, y en particular del sistema electoral.

Propone, por ejemplo, que una parte de los escaños de la cámara baja figuren en las listas nacionales en lugar de las cantonales.

En lo que concierne al Consejo de los Estados (cámara alta), la repartición debería revisarse en función del “peso demográfico”, es decir, estableciendo diferencias entre los pequeños y grandes cantones.

Tras la publicación de las tesis de Avenir Suisse, tanto los cantones como los partidos de izquierda se manifiestan abiertos a entablar una discusión sobre la estructura de Suiza.

Los cantones consideran que una reforma de las bases del fórceps no tiene posibilidad alguna de ser aprobada en las urnas. Asimismo subrayan el aspecto utópico de varios puntos propuestos por la think tank.

El portavoz del Partido Socialista, por su parte, estima que esas tesis pueden ser una buena base para desencadenar una discusión. Pero “una reflexión regional sólo puede hacerse mediante una cooperación más estrecha con la Unión Europea”, asegura Jean-Philippe Jeannerat.

swissinfo y agencias

Datos clave

Las regiones metropolitanas generan el 84% del PIB. Zúrich encabeza la lista con el 30% del PIB nacional, equivalente a 420.000 millones de francos (2003).

Le siguen la región de Ginebra-Lausana (16% del PIB), la de Berna (14%) y de Basilea (12%).

Avenir Suisse preconiza la transferencia de competencias de los cantones a las seis regiones metropolitanas: Zúrich, Ginebra, Lausana, Basilea, Berna y Tesino.

End of insertion

Contexto

Avenir Suisse fue creado en 1994 por catorce multinacionales helvéticas.

La fundación liberal se define como una fábrica de ideas relativas al desarrollo socioeconómico de Suiza.

El Instituto BAK de Basilea es el autor de ‘El federalismo en obra’, publicado este lunes en Berna.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo