Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Balance positivo de acción suiza con deuda del Sur

Los esfuerzos suizos han representado la supresión de 2.000 millons de dólares de deuda externa de países pobres.

(Keystone)

Una década de estrecha colaboración entre la sociedad civil y el gobierno suizo culminó con la anulación de 2.000 millones de dólares en deuda externa de las naciones más desfavorecidas.

En los últimos diez años, Suiza ha impulsado una positiva política de "desendeudamiento creativo" hacia los países del Sur, según el balance de los impulsores de la estrategia: el gobierno y la sociedad civil.

En el programa participan la Secretaria de Estado para la Economía (Seco), la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude) y la Comunidad de Trabajo (CT) que reúne a cinco organizaciones no gubernamentales (ONG).

En ocasión del 700 Aniversario de la Confederación Helvética, en 1991, Suiza lanzó una señal de solidaridad con el entonces denominado "Tercer Mundo".

A iniciativa de las principales organizaciones no gubernamentales, el gobierno y el parlamento aprobaron un paquete de 500 millones de francos para implementar medidas de desendeudamiento de los países más pobres del planeta.

Una petición popular firmada por cerca de 250 millones de personas (4% de la población suiza)estimuló la decisión de los poderes legislativo y ejecutivo.

Hasta la fecha los esfuerzos suizos han representado la anulación de cerca de 2 mil millones de dólares del débito países pobres. En su estrategia, Suiza recurre a la adquisición de parte de esos empréstitos por un valor promedio del 20% de su precio de mercado.

Además, Berna estableció convenios con 12 de los gobiernos involucrados que los comprometen a invertir un porcentaje de la deuda "perdonada" en proyectos sociales con activa participación comunitaria, lo que permite la creación de un "Fondo de Contravalor"

Ese mecanismo, denominado "desendeudamiento creativo" sentó precedente y los fondos recavados permitieron ejecutar 570 proyectos en diversas áreas económicas y sociales de países como Perú, Ecuador, Honduras, y Bolivia, entre otros.

"El programa de desendeudamiento es notablemente innovador", subrayó Peter Niggli, presidente de la Comunidad de Trabajo que reúne a Swissaid, Acción Cuaresmal, Pan para el Prójimo, Helvetas y Caritas.

Empero, en entrevista con swissinfo, el dirigente manifestó ciertas dudas con respecto a la colaboración en el futuro entre el gobierno y la sociedad civil.

Explicó que en los últimos años el gobierno suizo fue trasladando las medidas de desendeudamiento de un nivel bilateral a una esfera multilateral y aumentó su apoyo a la "Iniciativa HIPC", que las instituciones financieras internacionales instrumentaron para los países más endeudados.

Las críticas con respecto a esa iniciativa de parte de la Comunidad de Trabajo son marcadas y la distancia con respecto a la política oficial se profundiza.

"No sabemos a ciencia cierta cuál será la colaboración que existirá con el Estado dentro de un año" comentó a su vez Bruno Stöckli, responsable de ese programa en la coordinadora de ONG.

Añadió que tal vez se produzca una repartición de tareas en la que el gobierno exija "una política transparente" a sus pares del Sur, y las ONG exijan una relación estrecha entre Estado y sociedad civil de esas naciones empobrecidas".

David Zys, responsable de la Secretaría de Estado para la Economía (Seco), opinó que "hay que terminar el programa en marcha, sabiendo que es limitado y con la certeza de que Suiza va a seguir apoyando la iniciativa multilateral HIPC".

A su vez, el titular de la OCDE, Walter Fust, señaló que la HIPC va "en el mismo sentido" que la iniciativa suiza y dijo que en el futuro deberá adquirir mayor relieve aunque reconoció que es menester incorporarle algunas mejoras.

A diez años de un nuevo esfuerzo "desendeudador" de Suiza, todos coinciden en valorarlo como un paso adelante, innovador y positivo para los países beneficiados.

Pero nadie oculta que el programa está concluyendo y que el futuro anticipa cambios significativos. No sólo por voluntad de los actores helvéticos involucrados, sino también por las nuevas imposiciones de la macroeconomía que privilegian lo multilateral en un contexto en el que la rentabilidad se impone con frecuencia a la creatividad y la innovación.

Américo Grundente


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×