Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Balance positivo de la conferencia "Estadística, desarrollo y derechos humanos"

Suiza se ha convertido en pionera al organizar la conferencia concluida este viernes en Montreux. El objetivo era discutir instrumentos estadísticos capaces de medir el desarrollo humano. Por primera vez, los países del Sur participaron en el debate.

Unas 700 personas de 123 países y 35 organizaciones internacionales participaron en la conferencia "Estadística, desarrollo y derechos humanos", concluida este viernes en Montreux (cantón Vaud).

Organizada por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y la Oficina Federal de Estadística (OFE), la reunión de cinco días, cuyo objetivo principal era estimular el diálogo entre científicos y usuarios de la estadística para disponer de instrumentos fiables y capaces de medir el desarrollo humano, fue un éxito.

"Estamos sorprendidos del amplio interés que ha despertado esta conferencia", señaló ante la prensa el ministro suizo de Asuntos Exteriores, Joseph Deiss, al término del evento. "Esto demuestra que los esfuerzos emprendidos deben continuar para disponer de instrumentos útiles, capaces de evaluar el compromiso político y de medir los progresos obtenidos", señaló.

La conferencia de Montreux, celebrada en el marco de la Asociación Internacional para la Estadística Oficial (AISO), hizo hincapié en el papel que puede desempeñar la estadística en los procesos de democratización en los países en desarrollo y en las naciones emergentes.

Los datos estadísticos "son instrumentos poderosos para obligar a los gobiernos y sus instituciones a rendir cuentas y para que la sociedad civil pueda ejercer un control sobre las autoridades", subrayó el jefe de la diplomacia helvética.

Los participantes, por su parte, reiteraron que es esencial asegurar la fiabilidad de las estadísticas, de interpretarlas en función de un contexto y de completarlas con datos cualitativos.

Opuestos a una clasificación universal, propusieron desarrollar indicadores que permitan establecer comparaciones entre países de una misma región y con estructuras y problemas similares.

"Hay una gran necesidad de promocionar servicios estadísticos en esos ámbitos", destacó el director de la OFE, Carlo Malaguerra. Los países más desfavorecidos deben poder beneficiarse de una mayor solidaridad internacional para mejorar sus capacidades en ese terreno. Es en esa perspectiva que "el espíritu de Montreux debe perpetuarse", precisó.

La conferencia puso de manifiesto las lagunas que existen en los ámbitos de la competencia profesional y de los recursos disponibles para medir el respeto de los derechos humanos y el desarrollo. Faltan por ejemplo instrumentos que permitan medir las violaciones de ciertos derechos cívicos o políticos o evaluar los progresos y los cambios de comportamiento.

Participantes y organizadores coincidieron en ver la conferencia de Montreux como un punto de partida y señalaron que es preciso desarrollar una red internacional de expertos en estadística capaz de responder a las necesidades de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales.

La conferencia concluyó con la adopción de diez líneas de acción que serán objeto de un seguimiento e integradas en los programas futuros, aseguró el director de COSUDE, Walter Fust.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes