Navigation

Berna condena la represión en Cuba

La represión castrista ha desatado una ola de protestas en el extranjero. RTS

Suiza condena la oleada represiva lanzada por el régimen castrista, así como la ejecución, el viernes pasado, de tres disidentes cubanos.

Este contenido fue publicado el 15 abril 2003 - 21:00

Es el mensaje que el embajador helvético en La Habana acaba de remitir a las autoridades cubanas.

"Este martes por la mañana el embajador Jean-Claude Richard transmitió las protestas helvéticas al Ministerio cubano de Asuntos Exteriores", confirmó a swissinfo Livio Zanolari, portavoz del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores.

Se trata de un mensaje que condena, en primer lugar, el recurso a la pena de muerte dictada el pasado viernes (11.04.) por primera vez en tres años.

"Esas ejecuciones constituyen un retroceso deplorable, tras la moratoria que las autoridades cubanas venían observando 'de facto' desde abril del 2000", declaró a la agencia France Presse (AFP) Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CDHRN), ONG ilegal en Cuba.

Medidas expeditivas

El régimen castrista, tras un procedimiento judicial expeditivo, ordenó fusilar a los tres principales responsables del secuestro, el pasado 2 de abril, de una lancha de pasajeros.

Los tres hombres ejecutados, con la ayuda de ocho cómplices, tomaron como rehenes a una treintena de pasajeros que viajaban a bordo de la embarcación, nombrada Baragua, para intentar huir a Estados Unidos.

Suiza no justifica los hechos ocurridos, pero sí denuncia el recurso a la pena capital. Asimismo la misiva remitida por Jean-Claude Richard a las autoridades de La Habana se refiere a la reciente ola de represión contra los disidentes del régimen.

La justicia cubana acaba de dictar duras penas de prisión contra 75 miembros de la oposición.

Entre ellos figuran la economista Marta Beatriz Roque, figura emblemática de la disidencia, así como Héctor Palacios, uno de los impulsores del Proyecto Varela (iniciativa que intenta democratizar el régimen sirviéndose de sus propias leyes), condenados a 20 y 25 años de prisión, respectivamente.

El endurecimiento de la represión en la isla caribeña no ha pasado desapercibido en Suiza.

"Hace diez días, después de dictarse esas 75 condenas, Christian Hauswirth, responsable de la sección Américas en el Ministerio helvético de Asuntos Exteriores, convocó a la embajadora de Cuba en Berna para comunicarle las protestas del gobierno suizo", precisó Livio Zanolari.

Resolución en Ginebra

Y esto no es todo. Según Livio Zanolari, Suiza se propone respaldar una resolución que será sometida este miércoles a votación en la 59 sesión de Comisión de Derechos Humanos de la ONU, que se desarrolla actualmente en Ginebra.

El texto, redactado por cuatro países latinoamericanos (Uruguay, Perú, Nicaragua y Costa Rica), pide que el representante personal del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos viaje a la isla, así como la plena colaboración por parte de las autoridades cubanas en esa misión.

Queda por saber si las protestas helvéticas tendrán consecuencias sobre el proyecto piloto que ha puesto en marcha la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) en la isla.

"Lanzado en septiembre del 2000, el programa tiene tres ejes: ayuda humanitaria, desarrollo agrícola y fortalecimiento de las administraciones locales", precisa Ursula Läubli, encargada del proyecto en COSUDE.

Justamente, el próximo mes de mayo, el proyecto será objeto de una evaluación, que será determinante para definir cómo se va a desarrollar la cooperación con Cuba.

Según el embajador Jean-Claude Richard, las protestas expresadas por Suiza no deberían incidir directamente en el proyecto de COSUDE.

Livio Zanolari, por su parte, señaló que el Ministerio de Asuntos Exteriores no se plantea, por el momento, suspender esa cooperación por motivos políticos.

swissinfo, Frédéric Burnand, Ginebra
(Traducción: Belén Couceiro)

Contexto

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación inició un proyecto piloto en Cuba en el año 2000.

COSUDE ha destinado 2,1 millones de francos al proyecto que coordina el suizo Olivier Berthoud en la Habana.

La evaluación del proyecto, prevista para el próximo mes de mayo, será decisiva para la futura cooperación con la isla.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo