Navigation

Buscarse la vida para escapar de la crisis

El desempleo en España afecta ya a casi 4 millones de personas. Keystone

La mala situación que vive España impulsa a la colonia ecuatoriana residente en la Península Ibérica a buscar su futuro laboral en otros lugares, como es el caso de Suiza.

Este contenido fue publicado el 11 diciembre 2009 - 17:06

Sin embargo, el embajador de la República del Ecuador en Suiza, Rafael Paredes, explica a swissinfo.ch que no se ha producido ningún incremento especial en los últimos meses.

En todo caso, sigue el flujo tradicional de años anteriores. “De hecho las autoridades suizas no nos han hecho llegar ninguna preocupación por un supuesto aumento de emigrantes”, subraya Paredes.

Además, el embajador relata que desde 2005 y 2006 la actuación del Gobierno del Ecuador y de la Secretaria de Inmigración mejoró la situación en el país y comenzó a reducirse la salida de ecuatorianos al extranjero, ante una creciente estabilidad económica y política.

Una visión que comparte el presidente de la Asociación de Ecuatorianos de Lausana, Paco Chiriboga, que indica a swissinfo.ch que sí existen desplazamientos a Suiza pero en una proporción poco significativa.

“En efecto, hay movimientos de ecuatorianos a Suiza, pero también a Francia o Alemania. Los que proceden de España son los más fuertes, en especial de aquellos que disponen de pasaporte europeo (español). Éstos se pueden beneficiar de los acuerdos bilaterales existentes entre España y la Confederación Helvética”, destaca Chiriboga.

De todas formas, para obtener el permiso de residencia es necesario presentar un contrato de trabajo.

La crisis económica se está cebando con el país ibérico y el índice de desempleo roza el 20% de la población activa con cuatro millones de parados. “Los ecuatorianos quieren solventar este mal momento que se vive en España y ahora están en un periodo de readaptación. Si bien en Suiza se encuentran con la barrera del idioma, su experiencia en España les facilita algo más su posible salida hacia el país”, asegura Chiriboga.

Afirmaciones exageradas

Sin embargo, respecto a las noticias aparecidas en la prensa de Ecuador relativas a que los ciudadanos de ese país andino dejan España y buscan empleo en Suiza, Chiriboga cree que son algo exageradas. “Además, genera una sensación equivocada y puede ser perjudicial”.

El diario El Universo de Guayaquil reveló ayer jueves una información que muchos ecuatorianos residentes en España se plantean desplazarse a Suiza para trabajar. Según el periódico, este rumor es frecuente en las calles y en las tertulias.

“Gran parte de los ecuatorianos laboraba en la construcción, que es el sector en donde han desaparecido puestos de trabajo. Todo esto ha provocado una reacción en cadena que ha afectado a toda la economía”, señaló al diario José Vera, presidente de la Federación de Asociaciones Ecuatorianas de la región de Cataluña.

Al parecer, entre 2007 y 2008 se naturalizaron españoles un total de 46.906 ecuatorianos, cifra que se espera aumente en el último año.

“Sí, es verdad que están viniendo ecuatorianos con nacionalidad española”, relata en El Universo Mirta Palma, residente ecuatoriana en Lausana. Aunque, según Palma, muchos ecuatorianos tuvieron que regresar a España cuando se les acabó el dinero y no pudieron quedarse en Suiza.

Acuerdo en 2007

En junio de 2007, Suiza y Ecuador acordaron establecer una agenda de medidas de prevención en el país sudamericano para tratar de ordenar los flujos migratorios. Esta decisión se concretizó durante la visita a Berna de la ministra ecuatoriana de Exteriores, María Fernanda Espinosa.

“Lo que pedimos desde 2007 es la regularización de los ciudadanos de Ecuador que viven en Suiza pero no es nada fácil y es una negociación muy larga”, afirma el embajador del Ecuador en Suiza.

20.000 ecuatorianos en Suiza

Cerca de 2,5 millones de personas viven fuera del Ecuador, un país que tiene una población de 14,5 millones. Se calcula que hay 20.000 ecuatorianos en el país, sobre todo en los cantones de Vaud y Zúrich, pero también en San Gall o Basilea.

Sin embargo, el presidente de la Asociación de Ecuatorianos de Lausana afirma que esta cantidad no supera los 3.000.

Algunos viven en la clandestinidad y no regularizan su situación por temor a ser expulsados. Según publicó en julio el diario Le Temps, el servicio de población del cantón de Vaud estimaba en 6.000 los ecuatorianos ‘sin papeles’ que vivían en esta parte del país.

Un cantidad que para la embajada es difícil de precisar, en especial de los que se encuentran en situación irregular. “La situación de estas personas es una preocupación fundamental de la embajada y del Gobierno del Ecuador. Son trabajadores y nuestra prioridad es mejorar sus condiciones, algo bueno para estas personas, para Suiza como país de acogida y también para Ecuador”.

Pero es complicado saber cuántos ecuatorianos están ‘sin papeles’ en Suiza, lo que está claro es que no hay tantos como para que las autoridades suizas "nos hayan transmitido su preocupación al respecto", concluye Rafael Paredes.

Iván Turmo, swissinfo.ch

“histórica estampida”

A finales de la década de los 90, el Ecuador se vio sacudido por una inestabilidad política muy grande y por enormes problemas económicos.

Había que hacer frente al pago de la deuda externa, que alcanzaba casi el 45% del presupuesto.

Se generó un colapso del sistema financiero y gran parte de los bancos se declararon en quiebra.

El Estado dio ayuda a los bancos pero fue un apoyo desmedido.

Esto se tradujo en la pérdida de los ahorros, de las pensiones de los jubilados, entre otras. Con lo que muchas personas quedaron desprotegidas.

En 2000, Ecuador adoptó formalmente el dólar como moneda oficial lo que causó un efecto catastrófico en la economía y en el empleo.

Aumentó la pobreza, y se produjo una “histórica estampida”, como explica el embajador ecuatoriano.

Hasta esa fecha Ecuador no era un país de emigración.

End of insertion

CONTEXTO

Suiza se está recuperando de la recesión y también atraviesa por problemas.

Aún así, la tasa de paro, del 4,2%, no parece excesiva si la comparamos con la española, pero es casi el doble respecto al año pasado (2,7%).

Ahora 163.950 personas están desempleadas en la Confederación.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.