Navigation

Campesinos y ONG frente al fracaso de la OMC

El director general de la OMC, Pascal Lamy, anunció la suspensión de las negociaciones el lunes pasado desde la sede de la organización en Ginebra, Suiza. Keystone

La suspensión de las negociaciones del Ciclo de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) confirmada desde Ginebra, Suiza, abre interrogantes sobre el futuro del comercio mundial.

Este contenido fue publicado el 25 julio 2006 - 17:51

Organizaciones civiles, agrupaciones campesinas y sectores altermundialistas se pronuncian en Suiza tras la noticia.

La discusión de la "última oportunidad" para salvar las negociaciones en curso se inició el domingo 23 en la sede central del organismo internacional en Ginebra. Participaron en ella Estados Unidos y la Unión Europea, junto con Brasil, Australia, India y Japón.

Horas más tarde se suspendió abruptamente. El Grupo de los Seis no logró acuerdos en el sensitivo tema agrícola, especialmente a partir de intereses contrapuestos entre las dos principales potencias: Estados Unidos y Europa.

Tocó al Director General del organismo, el francés Pascal Lamy, la tarea de comunicar a la prensa la "derrota de todos".

Campesinos "aliviados"

"Para nosotros la ausencia de resultado es seguramente mejor que un mal resultado", afirma en entrevista con swissinfo, Sandra Helfenstein, portavoz de la Unión Campesina Suiza.

"Por el momento nos sentimos aliviados", enfatiza la vocero, quien sin embargo anticipa que la "satisfacción momentánea es limitada ya que no sabemos lo que puede venir en el futuro. Tal vez un acuerdo peor que el que se estaba discutiendo ahora."

Para los campesinos el problema es el de las alternativas. Si no marcha la vía multilateral –expresada en la OMC- entonces queda como opción la "vía bilateral; y para un pequeño país como el nuestro no es siempre fácil este camino".

En ese sentido, de cara al futuro, "un pequeño paso en el marco de la OMC sería preferible a un fracaso total", apunta Helfenstein.

"Cuestionamiento de fondo a la OMC"

"Somos favorables al sistema multilateral", enfatiza por su parte Michel Egger, uno de los responsables de la Alianza Sur, plataforma que reúne a las seis más importantes organizaciones no gubernamentales (ONG) helvéticas de desarrollo.

Desde esa perspectiva, el fracaso de este ciclo de negociación "pone en cuestión ciertos avances que se hubieran podido lograr evitando volver a la ley de la selva".

Sin embargo, explica Egger, "nos alegramos que haya fracasado un acuerdo que no era favorable para los países más pobres".

"Muchas veces las crisis son saludables para destrabar ciertos límites institucionales evidentes."

En ese sentido, lo importante es "analizar el fondo del problema, más que quedarse en la búsqueda de responsables formales".

Y la cuestión esencial, según la Alianza Sur, es "que el fracaso del ciclo de Doha implica un cuestionamiento de fondo a la Organización Mundial del Comercio", tanto en su falta de democracia interna como en los cambios bruscos de las prioridades.

Y es a Egger de recordar que lo que originalmente se pensó como una "ronda de desarrollo, quedó limitada en el esfuerzo por asegurar el acceso a los mercados, aceptándose prácticas desleales, subvenciones que van contra los países más pobres y distorsiones cada vez más evidentes y contraproducentes", puntualiza.

Llevando la reflexión hasta sus últimas consecuencias, "deberíamos preguntarnos si la OMC con sus fundamentos ideológicos neoliberales predominantes puede integrar una verdadera dimensión de desarrollo".

Y la respuesta está casi a la vista, para el responsable de los ONG suizas: "No se ve que la OMC juegue la carta del desarrollo durable, de las iniciativas de opciones industriales nacionales desde abajo, de la soberanía alimentaria". Al contrario, se impone "el concepto falso de que liberalizándolo todo, todos van a ser vencedores".

"Continuar la movilización"

Lo importante no es quedarse aquí y contentarse con "este fracaso parcial de la OMC", enfatiza por su parte María Casares, una de las dirigentes del Foro Social de la región del Léman (Ginebra) y de la Marcha Mundial de Mujeres, para quien "no hay que bajar la guardia".

Y en ese sentido, los sectores altermundialistas "continuamos con las actividades de denuncia y protesta previstas para estos próximos días en Ginebra. Entre ellos la manifestación en el lago y la terrestre, hacia la sede de la OMC el próximo jueves (27.07)".

En la misma participarán diversos movimientos sociales helvéticos junto con representantes de Vía Campesina así como militantes de sindicatos de pescadores filipinos que llegaron a Suiza para sumarse a la protesta.

"Lo que sucedió en las últimas horas en Ginebra refuerza el convencimiento de los movimientos sociales", concluye María Casares.

Las subvenciones agrícolas, corazón de problema

Tanto para los campesinos suizos como para las ONG de desarrollo, la problemática de los subsidios a la agricultura está a la base de las tensiones de la Ronda de Doha que involucra a los 149 estados miembros de la OMC en un debate que lleva ya cinco años sobre la liberalización comercial.

En este tire y afloje, los productos agrícolas – así como los servicios- aparecen como uno de los temas cruciales. Y particularmente, la incidencia y la repercusión de las subvenciones.

El último informe de la OMC sobre el comercio mundial ponía el dedo en la llaga: "Numerosos gobiernos tienen amplios programas de subvención nacionales y subnacionales."

Como las subvenciones pueden distorsionar el comercio, enfatiza el documento, los gobiernos de los países miembros de la OMC- "están obligados a notificar a la OMC cualquier ayuda de este tipo".

Sin embargo, pocos gobiernos lo hacen, "lo cual contribuye a una grave falta de información y transparencia en lo que se refiere a la utilización y el efecto de las subvenciones".

El fracaso ha sido contundente, pero nada novedoso

El fracaso de la OMC en Ginebra es tan cierto como contundente. Aunque nada novedoso si se tienen en cuenta los permanentes avances y retrocesos que la misma viene protagonizando desde el 2001, cuando se inició este nuevo ciclo de negociaciones en la capital de Qatar.

E incluso si se analiza su antecesor, el ciclo de Uruguay, comenzado en 1986 y concluido en 1994 y que fue suspendido durante dos años en un largo y complejo proceso de acuerdos y desacuerdos.

El calendario futuro de actividades de la OMC entra de nuevo en un 'impasse' indefinido, abriéndose un nuevo "tiempo político" donde unos y otros deberán reposicionarse. Porque de eso se trata, según los analistas internacionales: de la voluntad política de las partes para destrabar un proceso que hoy se empantana ya que ninguna de las grandes potencias comerciales del planeta quiere realmente conceder.

swissinfo, Sergio Ferrari

Contexto

Luego de un clima de relativo optimismo creado en la última Cumbre de Hong Kong (en 2005), la negociación sobre el comercio internacional entró en una fase de marcada complejidad.

Sobre la mesa, los productos agrícolas y la temática de las subvenciones. Los intereses incompatibles entre la Unión Europea y los Estados Unidos de Norteamérica se encuentran a la base misma de este fracaso parcial.

Si bien este fracaso deja en suspenso a cinco años de complicadas negociaciones, los analistas internacionales coinciden en que podrían resucitar rápidamente en caso de que se exprese una nueva voluntad política de las partes.

End of insertion

Datos clave

Un reciente informe de la OMC indica que 21 países desarrollados gastan casi 250.000 millones de dólares estadounidenses en subvenciones.

El total mundial de subsidios estimado por el organismo internacional se sitúa en los 300.000 millones de dólares.

La relación media entre las subvenciones y el Producto Interno Bruto (PIB) es mucho mayor en los países desarrollados.

En una muestra realizada sobre 22 países desarrollados, el valor correspondiente entre ambos indicadores fue del 1,4%.

En un sondeo similar sobre la base de 31 países en desarrollo la relación es de 0.6%.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.