Navigation

Casi una de dos mujeres es víctima de violencia

El consumo de alcohol a menudo un factor de violencia conyugal. RDB

Cerca del 40 % de las mujeres sufren o sufrieron violencia física, sexual o verbal por parte de los hombres.

Este contenido fue publicado el 10 diciembre 2004 - 16:24

Estos datos, publicados este viernes, hacen parte de un estudio de la Universidad de Lausana patrocinado por Naciones Unidas (ONU) que se refiere a una treintena de países.

Más de un cuarto de las mujeres fueron víctimas de violencias sexuales en el curso de sus vidas, y una de cada diez fue violada o sufrió tentativas. Cerca del 20 % de ellas sufrieron, además, violencias físicas.

Teniendo en cuenta las amenazas y acosos sexuales, el 40 % de las mujeres fueron víctima de violencia durante su vida, indica el estudio de la Escuela de Ciencias Criminales de la Universidad de Lausana.

Si la violencia se produce la mayoría de las veces fuera de la pareja, las agresiones más serias, como las estrangulaciones o las quemaduras, son provocadas por el compañero, y sobre todo el ex compañero. Los amigos, conocidos y colegas constituyen los agresores fuera de la pareja más violentos, precisa el estudio.

Las diferencias entre los compañeros violentos o no (antiguos y actuales) son numerosas. Los no violentos tienen en general una mejor educación y una renta más alta. El 82,6 % de ellos son suizos.

Los violentos dejan pocas veces a su compañera tener acceso a la renta del hogar. Además, son matrimonios forzados, una práctica más extendida de lo imaginado en Europa, incluso en Suiza.

Por último, más del tercio de los que son violentos dentro de su hogar también pueden serlo fuera de él, agrega el estudio.

Alcohol y drogas

El consumo de alcohol y de drogas aumenta el riesgo de violencia para la mujer de un factor de 8,5. Para los autores del estudio, entre los que destaca el profesor Martin Killias, el riesgo de violencia proviene, no obstante, de la interacción de diferentes factores, como el origen extranjero de los hombres o la predisposición para el alcohol y la droga.

Según el estudio, las situaciones de violencia vividas durante la infancia permiten explicar sólo una mínima parte de los casos comprobado de violencia.

Si los hombres que sufrieron o presenciaron actos agresivos en el curso de su infancia son a menudo más violentos, la mayoría de ellos no reproduce este tipo de comportamiento en la edad adulta.

Por otro lado, entre las mujeres interrogadas, las más jóvenes afirman haber sufrido u observado raramente actos de violencia entre sus padres.

Lo que confirmaría la idea de que la violencia en las familias disminuyó en el curso de los últimos años. Según los datos recopilados, este cambio de comportamiento ocurrió con las generaciones nacidas después de la Segunda Guerra Mundial.

Triste resultado para Suiza

El estudio analiza, por último, las expectativas de las mujeres frente a la policía y frente a la justicia. La violencia en la esfera pública debería ser la prioridad de la policía y las víctimas piden que sus verdugos sean llevados a la cárcel.

Solamente el 30 % de las violencias físicas y el 6 % de las violencias sexuales son denunciadas a la policía.

El informe da a conocer, además, los resultados de las investigaciones realizadas en Australia, República Checa y Dinamarca, pero en comparación con estos países, resulta que el índice de violencia conyugal es superior en Suiza.

swissinfo y agencias

Contexto

Durante la primavera del 2003, la Escuela de Ciencias Criminales de la Universidad de Lausana efectuó entrevistas telefónicas con 1.975 mujeres de entre 18 y 70 años en toda Suiza.
El resultado indica que el 40 % de las mujeres fueron víctimas de violencia por lo menos una vez en su vida.
Por violencia, los investigadores consideran tanto las violaciones y los malos tratos físicos, como las amenazas y los acosos sexuales.
Más de una mujer de diez fue víctima de una violación o de una tentativa de violación, una de cada cuatro de violencia sexual, y una de cada cinco fue golpeada.
-

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.